Entrenamiento

Tendinitis Rotuliana: Síntomas, Prevención y Tratamiento

La práctica de cualquier actividad deportiva implica el riesgo de sufrir una lesión articular. Una de nuestras articulaciones con más riesgo de lesión es la rodilla, siendo ésta una de las más importantes para el correcto funcionamiento del cuerpo. Está formada por multitud de elementos, tanto músculos como ligamentos, tendones, meniscos, elementos óseos… pudiendo sufrir cualquiera de ellos algún tipo de lesión en cualquier movimiento. Hoy nos vamos a centrar en una de las lesiones más típicas que suelen afectar a la rodilla, la tendinitis rotuliana o también conocida como la rodilla de saltador.


¿Qué es la Tendinitis Rotuliana?


Es una rotura parcial del tendón de la rodilla en el punto de su inserción en la rótula. El tendón rotuliano es un cordón fibroso de 3 cm de ancho y 4 cm de largo que se inserta por un lado en la rótula y por otro en la tibia, uniendo ambos huesos.

Tiene gran protagonismo junto con el tendón del cuádriceps, en los movimientos de extensión de rodilla, lo que implica que cuando está dañado, la rótula pierde su soporte. Así la rodilla adquiere mayor rigidez y a la hora de estirar la pierna aparecen ciertas complicaciones, especialmente a la hora de agacharse, saltar, sentarse, etc.

tendinitis rotuliana

Es muy típica en corredores, aunque también la sufren deportistas que realizan saltos o lanzamientos (baloncesto o halterofilia entre otros). No obstante, cualquier persona aficionada a cualquier deporte puede padecerla en algún momento de su vida.


Principales Síntomas


  • El principal síntoma  de la rodilla de saltador es un dolor agudo en la cara anterior de la rodilla, donde se sitúa el tendón. Este dolor suele producirse sobretodo en ejercicios intensos de larga duración, tales como carreras, partidos de fútbol, entrenamientos específicos de cuádriceps o cuando se mantiene la misma posición durante un tiempo, de rodillas o agachado.
  • Cuando llevamos poco tiempo con esta lesión, su dolor inicial tiende a desaparecer después de un período de descanso pero si no decidimos poner fin a dicha lesión conforme va evolucionando, el dolor persiste incluso durante y después del período de descanso.
  • Muchas personas padecen de tendinitis rotuliana y aún no lo saben, ya que lo confunden con un golpe o un dolor pasajero pero si notas que cuando te agachas para coger cualquier cosa tienes molestias en tu rodilla, no dudes en visitar a tú médico antes de que se ¡convierta en crónica!

¿Cómo la Podemos Evitar?


Hay muchos métodos que te ayudarán a no padecer una tendinitis rotuliana, empezando por tener unos cuádriceps fortalecidos que actuarán de “armadura” evitando que todo el peso de nuestro cuerpo recaiga en la articulación de la rodilla.

Evita el sobreentrenamiento, cuida mucho la técnica en la ejecucción de cualquier ejercicio, realiza siempre al acabar el entrenamiento un correcto estiramiento y utiliza siempre un calzado adecuado.

la tendinitis rotuliana


Tratamiento


  • Si sufres molestias en el tendón rotuliano tras realizar una actividad, puedes aplicar frío a la zona afectada.
  • Prueba este método con nuestro Paquete de Gel Frío/Calor Myprotein, que seguido de un suave masaje te aliviará las molestias sufridas por el entrenamiento.
  • Posteriormente, tómate unos días de descanso y si sigues teniendo molestias, te recomendamos que acudas a tú médico para que valore la lesión y pueda recetarte antiinflamatorios si lo considera oportuno.
  • Si tu lesión ya es más avanzada, puede que necesites una inmovilización con yeso en la fase aguda. En cambio si tu caso ya es de varios años atrás y se ha hecho crónico, se extirparía la parte fracturada del tendón.
  • A algunos atletas les funciona usar una cinta rotuliana pero depende mucho de cada caso y los fisioterapeutas la desaconsejan en ocasiones.

Escrito por Aitor Ferrón – Embajador Myprotein España

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta