Saltar a contenido principal
Entrenamiento

8 consejos para enfrentarte a tu primera competición HYROX

8 consejos para enfrentarte a tu primera competición HYROX
Claire Muszalski
Dietista Registrada1 mes Hace
Ver el perfil de Claire Muszalski

Para todas aquellas personas que todavía no lo conozcan, HYROX es una competición de fitness que combina la carrera de resistencia con el entrenamiento funcional y en la que pueden competir personas de todos los niveles, desde ex atletas profesionales hasta principiantes del fitness.

Tras el éxito del evento HYROX patrocinado por Myprotein en Manchester Central el pasado mes de enero, hemos tenido la oportunidad de hablar con Erin McElvogue, una de las competidoras del evento que quedó segunda en dobles y primera en individuales una semana más tarde, para que nos de algunos consejos tras su primera competición.

Aunque dice estar muy contenta con su clasificación, Erin reconoce que cometió algunos errores y que hay algunas cosas que le hubiera gustado saber antes de competir. Así que, ha querido compartir con nosotros algunos consejos sobre todo lo que aprendió en su primera competición para ayudar a todas esas personas que estén pensando en competir por primera vez.

HYROX

Consejos para enfrentarte a tu primera competición HYROX

1. Ceñirse al plan

Este consejo se aplica desde el momento en que suena la señal de salida. Me sorprendió muchísimo el ritmo al que empezaron muchos competidores. Al ver la intensidad con la que empezaron algunos, me puse nerviosa e intenté seguir el ritmo de los primeros durante la primera vuelta. Por suerte, enseguida me di cuenta de mi error y volví a mi plan.

Así que, lo primero que debes saber es esto: no tienes que perseguir a nadie ni competir contra nadie. Escucha a tu cuerpo y sigue tu plan. Obviamente, debes aprovechar la euforia y la emoción del momento, pero debes intentar gestionar tu energía de la mejor forma posible para no llegar a tu máximo demasiado pronto. De todas formas, la carrera no se pone seria hasta que finaliza la prueba de los trineos (en mi opinión), así que olvídate de lo que hacen los demás al menos hasta entonces.

2. Aprender las reglas

Nadie te va a explicar las reglas el día de la competición, así que, por favor, familiarízate con ellas y apréndete el recorrido con antelación.

Dispones de toda la información que necesites, incluso vídeos de demostración de los ejercicios y las transiciones, así que aprovéchalos y no esperes al día de la competición para aprenderte las reglas.

3. Contar las vueltas

Las carreras de 1 km entre cada estación requieren un poco más de concentración de lo que imaginas. Como cada recorrido es diferente del resto, se te informará con antelación de cuántas vueltas tendrás que dar a la pista antes de pasar al siguiente ejercicio. Esto quiere decir que puede que tengas que dar tres vueltas en el primer ejercicio, pero dos en los siete restantes.

Cuando te estás entregando al máximo y estás concentrado en hacerlo lo mejor posible, puedes perder fácilmente la cuenta o directamente se te puede olvidar contar las vueltas. Hay pantallas por todo el recorrido que te recuerdan en qué vuelta estás, pero a mí no me sirvieron de mucho, así que seguí dos de mis propias estrategias.

En la carrera de dobles, le gritaba el número de vuelta a mi compañero y levantaba el mismo número de dedos al mismo tiempo para que también viera la señal visual. Así nos resultaba mucho más fácil a los dos saber en qué vuelta estábamos.

En la carrera individual, utilicé la táctica de la goma del pelo. Cada vez que completaba una vuelta, me pasaba una goma del pelo de una muñeca a la otra.

4. Saber cuándo esforzarse más o menos

Para esforzarse al máximo en una prueba de resistencia, es importante conocerse a uno mismo y saber dónde está el límite. En una competición como esta, es importante saber cuándo esforzarse al máximo y cuándo aflojar un poco. Por ejemplo, darlo todo en las máquinas de esquí y remo puede no ser la mejor idea, sobre todo en las pruebas individuales.

El esfuerzo que puede implicar acabar unos segundos antes en la máquina de esquí creo que no merece mucho la pena. En mi opinión, una mejor estrategia es controlar la intensidad en la prueba de esquí y ahorrar energías para poder correr un poco más rápido en la siguiente carrera. Para conseguir un buen resultado, tienes que trabajar muy duro y de forma inteligente.

5. Las transiciones son la clave

Si compites en la prueba de dobles, intenta tener algún tipo de plan con tu compañero para las pruebas de los ejercicios funcionales. Es importante decidir cómo se van a dividir los ejercicios y tener muy en cuenta el tiempo que puedes gastar en la transición de cambiarte en la máquina de esquí o en la de remo.

Por experiencia personal, puedes permitirte aumentar la intensidad del ejercicio en las máquinas dobles, así que no tendrás que contenerte tanto. El tiempo de transición en la máquina de esquí es mínimo, así que, si quieres hacerla con potencia, puedes hacer un sprint más corto (por ejemplo, 150 m/200 m). En el remo, puedes hacer el sprint un poco más largo, unos 250 m.

Ten en cuenta que te pueden penalizar por hacer mal las transiciones y por estar donde no tienes que estar. Solo puedes ajustar las máquinas una vez antes de empezar la prueba y ya no lo puedes volver a hacer.

Tampoco puedes tocar el equipo cuando le toque a tu compañero, pero eso no quiere decir que no puedas hablar con él. De hecho, la comunicación y el apoyo van a ser fundamentales para mejorar vuestro rendimiento, así que animaos y motivaos mutuamente.

6. Las penalizaciones importan

Puedes hacer todo el entrenamiento y la preparación del mundo, pero si te penalizan por hacer algo mal, se sumarán tres minutos a tu tiempo final.

Con esto no pretendo asustar a nadie, pero quiero que seas consciente de ello en caso de que quieras conseguir un tiempo determinado. Para evitar que te penalicen, lleva la cuenta de las vueltas, sé muy estricto con la técnica de los ejercicios (sobre todo en los burpees) y no te separes de tu compañero en las carreras.

7. No hacer cambios de última hora

Es normal que te entren dudas a medida que se acerca el día de la competición, pero mi consejo es que sigas haciendo lo que mejor te haya funcionado hasta ahora. Si ya sabes qué alimentos te proporcionan más energía antes de entrenar, ¿por qué cambiar ahora?

Aumenta la ingesta de carbohidratos la noche anterior a la competición, preferiblemente una buena ración de pasta. El día de la competición, empieza la mañana con un poco de avena y consume carbohidratos de liberación rápida en las horas previas a la carrera (por ejemplo un plátano) y consume muchos electrolitos.

8. Separarse del pelotón

Otra cosa que me sorprendió al poco de empezar la carrera es que hay mucha gente. Si quieres hacer un buen tiempo, quizá sea más conveniente correr por el carril exterior, pero por desgracia, eso significa que tendrás que correr un poco más.

Conclusión

Un último consejo: disfruta. HYROX es algo más que una competición. El evento y el ambiente son increíbles y allí podrás hacer muchas más cosas además de competir, así que sobre todo disfruta todo lo que puedas de la experiencia.

Obviamente tienes que intentar hacerlo lo mejor posible (y ganar, por supuesto), pero dedica tiempo también a ver las otras carreras y a hablar con otros competidores. Así que preséntate y demuestra de lo que eres capaz, pero sobre todo disfruta. Mucha suerte.

¿Te ha gustado este artículo?

No te pierdas estos otros:

 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro

Claire Muszalski
Dietista Registrada
Ver el perfil de Claire Muszalski

Claire es una dietista registrada mediante la Academia de Nutrición y Dietética y entrenadora de salud y bienestar certificada por el Consorcio Internacional del Entrenamiento de Salud y Bienestar. Tiene la carrera de biología y un master en dietética clínica y nutrición de la universidad de Pittsburgh.

Hablar y escribir sobre la alimentación y mantenerse en forma es parte de la vida de Claire, es algo que le llega al corazón y le encanta ayudar a otras personas a conseguir sus objetivos de salud y bienestar a partir de su propia experiencia.

Claire también es monitora certificada de Ciclo Indoor y le apasiona esa inyección de energía física y mental que le proporciona cada carrera y las clases de yoga. Cuando no está entrenando, se dedica a ayudar a los equipos deportivos de su ciudad natal en Pittsburgh o prepara deliciosas recetas para su familia.

Descubre más sobre la experiencia de Claire aquí.

myprotein