Entrenamiento

Cómo ganar Flexibilidad| 5 Maneras para mejorar tu Flexibilidad

La flexibilidad es a menudo subestimada en el gimnasio. Muchas veces en el pasado, los días que entrenaba con prisa, las partes del entrenamiento de las que prescindía, probablemente eran la movilidad y la flexibilidad. Esto es un gran error, ya que la mejora de la flexibilidad no solo ayuda a prevenir lesiones, sino que también puede hacer que un levantador sea más fuerte y más poderoso en el gimnasio.

Esto a su vez significa que tus entrenamientos serán más productivos y te ayudará a acelerar tu recuperación después de una sesión dura, ya que si se incorporan ejercicios de flexibilidad y movilidad durante la vuelta a la calma,  esto ayudará a estirar los músculos.

A continuación, te presento algunas de las formas con las que he mejorado mi flexibilidad:


# 1 Calentamientos dinámicos


Empieza tu entreno con un calentamiento dinámico, pasando a través de algunos movimientos con tu peso corporal, tales como sentadillas, lunges y movimiento de brazos, para bombear sangre por todo tu cuerpo y músculos y prepares tu cuerpo para la sesión.

Los estudios han demostrado que este tipo de calentamiento es extremadamente beneficioso y te dejará listo para tu entrenamiento.

 


# 2 Priorizar rango de movimiento completo


Aunque el uso de repeticiones parciales puede ser útil para desarrollar la musculatura, si lo que quieres es mejorar tu flexibilidad, tendrás que ir realizar la fase completa del movimiento. Esto es especialmente cierto en las sentadillas y puede permitirte obtener algunas mejoras importantes en la flexibilidad a la hora de realizar sentadilla profunda.

Asegúrate de mantener tu cuerpo apretado durante el ejercicio. Es posible que necesitesdejar de trabajar con peso hasta que consigas la profundidad deseada.

Hacer una sentadilla completa realmente va a ayudar a mejorar la flexibilidad de tu cadera y si tienes unas caderas flexibles, esto también ayudará a levantar más peso durante el ejercicio de peso muerto e incluso en press de banca.

Si estás aprendiendo un nuevo ejercicio empieza con menos peso para que puedas adquirir la buena costumbre de realizar el recorrido completo del movimiento.

mejorar la flexibilidad


# 3 Bebe más agua


Suena como una obviedad, pero cuando la mayor parte de nuestro cuerpo está compuesto de agua, es fundamental beber lo suficiente y mantenerse adecuadamente hidratado para mantener nuestros músculos funcionando y saludables. Además esto nos proporcionará mayor flexibilidad.

Si te encuentras en estado de deshidratación serás mucho más propenso a sufrir lesiones. Muchas personas están entrenando deshidratados y ni siquiera se dan cuenta, por lo que es especialmente importante asegurarte de que estas bebiendo suficiente para apoyar tu actividad física.

Puede ser muy fácil quedar atrapado en el entreno y olvidarte de beber a medida que avanza. En ese caso, tu rendimiento se reduce si tu cuerpo está deshidratado, por lo que intenta incorporar más líquidos y comprueba la diferencia.

 


# 4 Pasa tiempo fuera


El estrés puede afectar tu flexibilidad, ya que hace que todos los músculos se contraigan (te tensas). Esto, combinado con un entrenamiento duro puede generar bastante dolor y rigidez.

Considera la incorporación de un poco de yoga en tu rutina después del entrenamiento o incluso en las tardes después del trabajo. El Yoga no sólo te servirá para incorporar ejercicios que mejorarán tu flexibilidad, sino que también ayudará a relajar los músculos tensos.

Si no deseas probar el yoga, un simple paseo o baño pueden tener un efecto desestresante en tu cuerpo. Sea lo que sea que elijas, asegúrate de que sea una parte de tu rutina, ya que es muy importante.

estiramientos


# 5 Escucha a tu cuerpo


El estiramiento puede ser incómodo a veces, pero no debe ser doloroso. No te exijas llegar demasiado lejos desde un principio, irás ganando flexibilidad con el tiempo.
A pesar que el uso de un cronómetro puede ser útil para crontolar el tiempo de tus estiramientos, centrarte en la respiración y contar las respiraciones es mucho más eficaz y relajante. De esta forma, puedo lograr un estiramiento más profundo que si estoy demasiado centrado en un cronómetro .

Personaliza el entrenamiento de flexibilidad para que se adapte a ti tanto como sea posible. Por ejemplo, una persona que se sienta en un escritorio todo el día puede tener los músculos de la parte superior del cuerpo muy apretados, por lo que tendría la necesidad de hacer un trabajo extra sobre estos.

Diferentes deportes tienen diferentes patrones de movimiento, así que se pueden añadir estiramientos específicos para las partes del cuerpo que más trabajes. Presta atención a tus propias áreas de tensión y a los puntos débiles, se puede adaptar tu entrenamiento de flexibilidad, obteniendo así el mayor beneficio posible.

Naturalmente tu postura mejorará, igual que lo hará tu flexibilidad, y además te verás más definido y en mejor forma.


¡Toma Nota!

La flexibilidad es muy importante para todos, no sólo para aquellos que practican algún deporte.

¡Prueba estos simples consejos para mejorar la tuya!

 

Traducido por Patricia Rosa

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta