Suplementos

Eccema: vitaminas y remedios naturales

El eccema es una afección bastante común de la piel que afecta tanto a adultos como a niños. El término eccema proviene de la palabra “ekzein”, que en griego significa “hervir”. Consiste en la inflamación de la piel, produciendo una reacción que la reseca, enrojece y, normalmente, va acompañada de un picor realmente insoportable.

Por desgracia, es mucho más común de lo que parece. De hecho, uno de cada 20 adultos y uno de cada cinco niños sufre esta enfermedad.

Los tipos más comunes de esta enfermedad son:

  • Dermatitis atópica
  • Dermatitis irritativa
  • Dermatitis de contacto alérgica
  • Eccema dishidrótico
  • Eccema numular
  • Eccema seborreico

Aunque pueda parecer que ponerle nombre al problema no va a solucionarte nada, un médico puede averiguar qué tipo de eccema en concreto padeces para poder ponerle cura.

Sea cual sea el tipo de esta enfermedad que puedas padecer, hay algunos síntomas y causas comunes que te ayudarán a diagnosticar tu caso, como por ejemplo irritación de la piel o picor intenso e inexplicable.


Síntomas del eccema


Como ya hemos comentado, algunos de los síntomas más comunes son piel seca, agrietada o escamosa y picor en esa misma zona. Normalmente aparece en los codos, rodillas y pliegues de la piel. Algo que preocupa a mucha gente es que puede llegar a infectarse con facilidad, y esto es debido a que puede romper la piel, producir sangrado y heridas, lo que aumenta potencialmente el riesgo de infección.

Un riesgo cada vez mayor para las personas que padecen esta enfermedad es el síndrome de shock tóxico y la sepsis, por lo que se están haciendo numerosas campañas para concienciar a la gente.

Síntomas del eccema

Además de los daños físicos de esta enfermedad (que te pueden costar largas noches sin dormir debido al picor), también están los daños psicológicos que puede causar, viéndose afectada la confianza en uno mismo debido a esas erupciones en la piel.

Las zonas de la piel afectadas con esta enfermedad luchan por retener agua en las células para producir los aceites y grasas necesarios, lo cual significa que la función protectora de la piel no funciona como debería, dejándola expuesta a los riesgos de infecciones que ya hemos comentado.

Las causas más comunes varían desde factores psicológicos (estrés), ciertas alergias (a ciertos alimentos, cosméticos, polvo, polen o a los animales), al asma y otras enfermedades ya existentes, y a las infecciones virales.

En los meses más fríos del invierno, el clima puede ser una de las causas de sufrir un brote de eccema debido al aire frío que seca la piel y nos deja expuestos a infecciones.

Por suerte, hay muchas formas de superar este desagradable problema de la piel, muchas de las cuales son productos industriales o remedios naturales.

Vitamina D

La falta de vitamina D es muy común en los meses más fríos debido a la falta de sol (principal fuente de vitamina D). Un suplemento de vitamina D puede ayudarte a conseguir la cantidad diaria recomendada de esta vitamina en los días que sufras un brote de eccema y te sientas deprimido, y también te puede ayudar a largo plazo mejorando tu estado de ánimo y manteniendo los niveles de estrés bajos.

Numerosos estudios han demostrado que una deficiencia de vitamina D puede ser la causa de sufrir eccema durante el embarazo.

Otros estudios han demostrado que las personas que suelen padecer este tipo de enfermedades cutáneas suelen sufrir niveles bajos de vitamina D. De hecho, sufrir carencias de esta vitamina puede acarrear problemas mucho mayores en nuestro organismo.

Ácidos grasos Omega-3

La vitamina D (que en parte se obtiene de los pescados grasos como el salmón y la caballa) también se extrae del aceite de hígado de bacalao, siendo la mejor fuente los ácidos grasos omega-3. Se ha demostrado que previenen la inflamación y protege el sistema inmunitario.

Vitamina E

La vitamina E ayuda a mantener la piel y los ojos sanos, al mismo tiempo que refuerza el sistema inmunitario. La dosis diaria recomendada para hombres es de 4 mg y para las mujeres de 3 mg. Las mejores fuentes naturales de esta vitamina son:

  • Aceites vegetales
  • Germen de trigo
  • Nueces
  • Semillas

remedios naturales para el eccema

Vitamina K

La vitamina K es imprescindible en la curación de heridas debido a su importante función en la coagulación de la sangre. Verduras, aceites y granos son las fuentes principales de vitamina K, aunque también se puede encontrar en menores cantidades en carnes y productos lácteos. Los adultos necesitan aproximadamente 1 mcg cada día de vitamina K por cada kilo de peso corporal.

Biotina

Un déficit de biotina puede producir sequedad de la piel y erupciones escamosas alrededor de los ojos. Manteniendo unos niveles adecuados de biotina, mantendrás tu piel con un aspecto joven y un pelo y uñas sanos.

Aceite de coco

El aceite de coco es uno de los aceites más populares en los supermercados y puede ser un gran aliado para combatir la piel seca, gracias a su facilidad de absorción y reparar la piel en mal estado. Es antibacteriano y antifúngico, lo que significa que también puede ayudar a combatir las infecciones. Aplicando aceite de coco sobre las zonas de la piel dañadas, puede calmar y curar.

Sales de baño del mar muerto

Las sales de baño del mar muerto pueden parecer un producto milagroso más, pero cada vez más estudios le atribuyen propiedades curativas, particularmente la de actuar como barrera de la piel. Utilizar este tipo de sales en un baño tibio (ni frío ni caliente), puede ayudar a reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel afectada.

Si estás buscando una solución rápida para el picor, una compresa fría húmeda puede calmar la irritación. Algunas de las soluciones más eficaces son:

  • Cremas para el picor
  • Extracto de regaliz
  • Aceite esencial de lavanda
  • Hamamelis

Las propiedades que respaldan estos remedios naturales son que no contienen alcohol (el alcohol reseca la piel), son antiinflamatorias y antioxidantes, lo que calmará la inflamación, reducirá el enrojecimiento y calmará el picor.

Traducido por Vanessa Ricarte

No hay etiquetas para el post



Vanessa Ricarte

Vanessa Ricarte

Escritora y FitChef

Soñadora, divertida y algo trasto, pero con las ideas claras. Amante de la vida (sana) y el fitness. Apasionada de la fotografía. ¡Me divierto inventando recetas y disfruto comiéndolas!


¡Sólo 48h! 30% en TODO | Código: TODO30 | + ENVÍO GRATIS al gastar 45€ ¡Comprar!