Nutrición

Intolerancia a la Fructosa | Síntomas y Alimentos Permitidos

Estamos en el siglo 21 y por suerte para nosotros, la nutrición y la medicina siguen avanzando y cada vez se encuentran más remedios a algunas enfermedades como la intolerancia a la fructosa que durante muchos años eran desconocidas, pero gracias a los avances de la ciencia, estas enfermedades ya se pueden diagnosticar y tratar sin ningún problema y con muy buenos resultados.

Una patología muy común en el ser humano es el dolor de estómago (dolor abdominal), las molestias relacionadas con el sistema digestivo y todo lo relacionado con ello, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, nauseas, vómitos, flatulencia, etc. Lo llamo patología porque el dolor de estómago como tal, no es una enfermedad, pero si que aparece a causa de alguna enfermedad.

intolerancia a la fructosa

Gracias a los avances médicos se está relacionando cada vez más esta patología con algún tipo de intolerancia alimenticia, y es que parece ser que gran parte de la población mundial (y cada vez se están descubriendo más casos) sufre algún tipo de intolerancia alimenticia y vive sin saberlo.

Es por ello que se está investigando más en el campo de las intolerancias, para saber cuales pueden ser las causas por las que el ser humano cada vez tiene más problemas con nuestro tipo de alimentación. Cada vez más personas sufren algún tipo de intolerancia por ejemplo al gluten, lactosa, fructosa, etc. En este caso vamos a profundizar en la intolerancia a la fructosa, sus síntomas y alimentos permitidos.


¿Qué es la Fructosa?


La fructosa es el azúcar que contiene la fruta y la miel, que también recibe el nombre de levulosa.

Cuando se juntan la glucosa y la fructosa se obtiene la sacarosa, que es el “azúcar de mesa”, el azúcar común.

Allá por los años 70 se empezó a comercializar como edulcorante con el fin de sustituir al azúcar, ya que contiene menos calorías y su capacidad de endulzar es mucho mayor. También se utiliza la fructosa cada vez más en productos procesados como refrescos, dulces (caramelos, chicles, etc), bollería industrial, en los productos sin azúcar añadido, etc.

la intolerancia a a la fructosa

La fructosa es un monosacárido.

Como es un monosacárido (que está compuesta por un solo eslabón), no necesita digestión y pasa de forma directa del intestino delgado al torrente sanguíneo, y de ahí al hígado.

En situaciones normales, la fructosa es absorbida en el intestino delgado gracias a un transportador (GLUT5) y pasa al torrente sanguíneo con ayuda de otro transportador (GLUT2) que será el que se encargue de transportar la fructosa.

Hasta aquí todo bien, pero el problema viene cuando existe una intolerancia a la fructosa que interrumpirá este proceso aparentemente sencillo.


¿Qué es la Intolerancia a la Fructosa?


Se diagnostica que hay una intolerancia a la fructosa cuando se sufren carencias o inactividad del transportador que se encarga de absorber la fructosa en el intestino delgado (GLUT5), lo cual provoca que la fructosa no sea absorbida por el intestino y pase directamente al colon donde será fermentada por las bacterias intestinales, lo cual producirá una liberación de una mezcla de gases como metano, dióxido de carbono e hidrógeno.

Síntomas de la intolerancia a la fructosa

Los síntomas que el paciente puede presentar son mayoritariamente gastrointestinales como los que comentaba al principio del artículo, dolor abdominal, flatulencia, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, etc. Todos estos síntomas a su vez producen irritabilidad en el carácter, mal estar físico general, cefáleas, mal humor, estado de ánimo decaído, flojedad y un largo etc.

que es la intolerancia a a la fructosa

Tratamiento para la intolerancia a la fructosa

El tratamiento básicamente es llevar una dieta baja en fructosa y sacarosa, es decir, evitando en la medida de lo posible los alimentos que contengan este monosacárido.

Las frutas con las que hay que tener más cuidado ya que son las que más intolerancia provocan son la pera, manzana, cereza, ciruela, albaricoque y melocotón. Además se deben evitar las frutas pasas y las mermeladas, especialmente las elaboradas con fructosa y membrillo.

Los dulces, chocolates, bollería, zumos procesados, los medicamentos en forma de jarabe, las gominolas, chicles y caramelos también suelen contener fructosa o sorvitol. También hay que evitar todo alimento que que incluya el E-420 (sorbitol) en su etiqueta nutricional, por lo tanto hay que prestar especial atención a las etiquetas nutricionales de cada alimento que se compre.

Alimentos permitidos

En una dieta preparada para una persona intolerante a la fructosa básicamente están permitidos todos los alimentos que no contengan fructosa, sacarosa y sorbitol. Simplemente hay que prestar atención a la etiqueta de cada producto y asegurarse de que no contiene ninguno de estos tres componentes.

A estas alturas del artículo mucha gente se preguntará: Entonces una persona con intolerancia a la fructosa no puede tomar nada dulce? No puede endulzar un café, una infusión, preparar un postre o unas galletas?

La respuesta es sí. Sí que se puede disfrutar del sabor dulce gracias a los edulcorantes naturales que nos da la naturaleza como por ejemplo el xilitol.


¿Qué es el Xilitol?


El xilitol es un edulcorante natural (azúcar natural) que se puede encontrar en algunas frutas y verduras, pero generalmente se extrae del abedul. El abedul es un tipo de árbol, por eso también se conoce al xilitol como azúcar de abedul o azúcar de madera.

Propiedades del xilitol

El xilitol aporta grandes beneficios a nuestra salud en comparación al azúcar de mesa, el cual se le está empezando a conocer como la droga del siglo 21.

El xilitol y la boca

El xilitol actúa directamente contra las caries, ayudando a eliminarlas. Además de reducir la aparición de caries, Evita la formación de la placa y evita el mal aliento.

efectos de la intolerancia  a la fructosa

El xilitol y la diabetes

El xilitol es apto para personas diabéticas ya que no afecta a la producción de insulina. La absorción del xilitol es mucho más lenta que la sacarosa y no produce hiperglucemia.

El xilitol en la alimentación

El xilitol es un sustituto ideal del azúcar, por lo que se puede utilizar en las infusiones, en el café y en cualquier bebida que se pretenda endulzar. Además se puede utilizar en la repostería para preparar postres, tartas, helados, caramelos, chicles, etc.

intolerancia a la fructosa alimentos

Además de todos estos beneficios, el xilitol tiene muchos más beneficios como por ejemplo:

  • Ayuda a controlar el peso ya que reduce el ansia de los hidratos de carbono y estabiliza el azúcar en sangre
  • Ayuda a eliminar grasa
  • Es bajo en calorías
  • Favorece las buenas digestiones
  • Se asimila fácilmente
  • Favorece la absorción de las vitaminas del complejo B. Contribuye en la salud del cabello, la piel y las uñas
  • Ayuda a absorber el calcio, por lo tanto fortalece huesos y dientes
  • La producción de colágeno aumenta, por lo tanto rejuvenece y da elasticidad a la piel
  • Es anti-bacterias, por lo que ayuda a curar enfermedades bacterianas 

Como siempre, MyProtein piensa en el bienestar de sus clientes y en mejorar nuestra calidad de vida creando los mejores suplementos al alcance de todos. Como no podía ser menos, la tienda número uno de suplementación deportiva también cuenta con este fantástico componente, el xilitol.

 

Escrito por Rubén Del Toro

Sígueme en Twitter, Facebook o Instagram

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!