Entrenamiento

¿Qué es un burpee y cómo hacer este ejercicio correctamente?

¿Qué es un burpee y cómo hacer este ejercicio correctamente?

Hoy vamos a profundizar en los burpees para conocer a fondo este maravillosos ejercicio. Quizá viendo una foto ya sabes lo que es un burpee, ese demoledor ejercicio en el que haces una flexión y luego das un salto levantando los brazos.

Cuando ves a tu entrenador realizar el ejercicio mientras explica a la clase como hay que realizarlo parece bastante sencillo, total agacharse, hacer una flexión y saltar es algo que más o menos, todos podemos hacer. Pero la cosa se complica cuando eres tú el que empieza con el ejercicio.

Agacharse no tiene complicación, la flexión quizá cuesta un poco pero el impulso para levantarse y saltar, te deja exhausto y más aún cuando estás haciendo una rutina HIIT y te piden hacer una serie de burpees.

Todo tiene su explicación, los burpees trabajan de manera combinada la fuerza y el cardio, involucrando muchos músculos grandes y pequeños en todo el cuerpo al mismo tiempo, por eso cansa tanto hacer burpees, pero son muy efectivos.


¿Qué es un burpee?

Podríamos definirlo así: un burpee es un ejercicio muy exigente que combina el salto y la flexión e implica la participación de gran cantidad de músculos.

Para hacer un burpee ponemos en marcha simultáneamente los músculos de las piernas, el core, y el tren superior, incluyendo los pectorales y músculos de la espalda.

Es un ejercicio en el que las articulaciones también tienen un trabajo de impacto, por eso, si tienes algún problema en las articulaciones o sufres ciática o lumbago, no es el ejercicio más recomendable, pero siempre se pueden hacer variaciones del ejercicio original y adaptarlas a tus dolencias.

En tal caso, puedes tomar un suplemento para las articulaciones como la Glucosamina HCL y Condroitina de Myprotein.

Además de poner a trabajar la musculatura corporal, cuando realizamos un burpee también estamos trabajando ciertas capacidades físicas como el equilibrio, la resistencia, la coordinación, la velocidad, la fuerza…

Como ves, un ejercicio que a simple vista puede parecer tan sencillo resulta bastante completo, por eso se ha vuelto tan popular en los últimos tiempos. Pero, ¿te has preguntado alguna vez cuál es el origen del burpee?

burpee


Breve historia del burpee

Como casi todo en esta vida, los burpees tienen su propia historia. Fueron creados por un médico del cual adoptaron el nombre, el Dr. Royal H. Burpee, que allá por 1930 ideó un ejercicio capaz de medir la forma física de cualquier persona. Y aunque en el burpee original no había salto ni flexión, sirvió para que el ejército norteamericano lo utilizase para medir la resistencia de los reclutas.

Tal fue su éxito, que hoy en día se utiliza en entrenamientos y pruebas de acceso de muchos cuerpos de élite y por supuesto, los amantes del fitness también nos hemos apropiado de este exigente ejercicio para ponernos en forma.


¿Cómo se hace un burpee?

La ejecución del burpee depende la forma física de la persona y también de sus habilidades o coordinación. Por eso cuanto más en forma estás, más sencillo resulta, pero cuanto más lo practicas, más en forma te pones. Creo que se ha entendido, ¿no?

Desde sus orígenes en los que no incluía salto ni flexión, hasta las variaciones que cada uno le va añadiendo podemos encontrarnos con ejecuciones muy variadas y algunas de ellas de lo más variopintas (o reservadas para los pocos privilegiados que son capaces de hacerlas).

Pero aquí vamos a explicar cómo hacer un burpee en 5 pasos tal y como se realiza hoy en día.

  1. De pie con brazos relajados y piernas abiertas al ancho de nuestros hombros.
  2. Agáchate en cuclillas, con las manos apoyadas en el suelo y la espalda bien recta. Descansa el peso de tu cuerpo en las piernas, no en la espalda.
  3. Con el apoyo de las manos en el suelo, impulsa las dos piernas juntas hacia atrás para quedar en posición de plancha.
  4. Realiza una flexión sin tocar el suelo y recoge las piernas con los pies juntos para volver a la postura de cuclillas.
  5. Impulsa todo tu cuerpo dando un salto con los brazos extendidos.

Esto sería un burpee completo. El ejercicio debe realizarse rápido y sin pausas para activar el gasto calórico y quemar grasa. Es un ejercicio muy completo y de mucho trabajo, pero que ofrece resultados visibles y medibles.

Los burpees aceleran el metabolismo porque aumentan la frecuencia cardíaca y la respiración, el organismo trabaja a un ritmo frenético y el consumo de calorías se incrementa, por eso ayuda tanto a perder grasa de forma muy visible. Pero también se gana fuerza, resistencia, coordinación y equilibrio.

“Los burpees, además de ser muy efectivos para quemar grasa y perder peso, nos hacen ganar fuerza, resistencia, coordinación y equilibrio, reforzando la zona central del cuerpo.”

beneficios del burpee

Es un ejercicio exigente, fabuloso y amado a la vez que odiado, pero son los resultados los que hacen que sigamos haciendo burpees, aunque parezca que nos vaya a dar un desmayo. Por eso mismo, hay que ser realista con el objetivo que te hayas marcado, para no decaer y abandonar.

Por este mismo motivo, hay que tomar una serie de precauciones antes de lanzarte al abismo de los burpees. Si tienes problemas de rodillas, de espalda o de hombros, deberás comentarlo con tu entrenador/instructor para que evalúe tu estado y te proponga variaciones menos agresivas.

Cuando el sobrepeso es muy elevado, tampoco es un ejercicio que se recomiende por el gran impacto que reciben las articulaciones.

Si tienes problemas para realizar un burpee, puedes hacer la flexión con las rodillas apoyadas en el suelo o directamente suprimir la flexión y quedarte con el salto y la posición de cuclillas, a esto se le conoce como medio burpee.

Ahora que conoces a fondo qué es y cómo se hace un burpee, anímate e introdúcelo en tu rutina HIIT, pero no olvides calentar bien, sobre todo las articulaciones antes de hacer este ejercicio tan explosivo.

Escrito por Vanessa Ricarte

No hay etiquetas para el post



Vanessa Ricarte

Vanessa Ricarte

Escritora y FitChef

Soñadora, divertida y algo trasto, pero con las ideas claras. Amante de la vida (sana) y el fitness. Apasionada de la fotografía. ¡Me divierto inventando recetas y disfruto comiéndolas!