Articulos

¿Sabes qué es la Fascitis Plantar? Descubre las causas, sintomas y tratamiento

¿Alguna vez has sentido dolor en la parte interna del talón o en la planta del pie? ¿Te levantas por la mañana y al intentar caminar te duele? Puede que padezcas fascitis plantar.

 

¿QUÉ ES LA FASCITIS PLANTAR?

 

Sin entrar en demasiados tecnicismos, la fascitis plantar es una inflamación aguda de la fascia plantar, que para el que no lo sepa, se trata de una banda larga de tejido conectivo que se extiende desde el talón hasta la base de los dedos del pie.

Normalmente suele inflamarse la parte de la fascia plantar más próxima al calcáneo (talón), de ahí los dolores en esta parte del pie.

 

POSIBLES CAUSAS

 

Existen diversas causas que explican por qué podemos padecer fascitis plantar, siendo algunas de ellas las siguientes:

  1. Calzado inadecuado
  2. Presencia de un arco plantar alto (pie cavo)
  3. Pie valgo
  4. Excesiva pronación del pie
  5. Falta de flexibilidad en el tendón de Aquiles, gemelo y/o sóleo
  6. Obesidad

Como podéis imaginar, la presencia de alguna de estas características o afecciones no nos asegura padecer fascitis plantar, sino que aumenta en gran medida el riesgo de contraerla.

Así, si a una de estas causas le añadimos la práctica continuada de deporte o  la presencia de varias horas de pie o caminando, el riesgo será aún mayor y el motivo principal de la correspondiente fascitis plantar será una de las 6 causas mencionadas.

Se estima que un 10% de la población puede llegar a padecer fascitis en algún momento de su vida, siendo mucho más habitual en aquellos sujetos que realizan deporte (sobre todo aquellos que exigen más a nuestros pies).

 

SÍNTOMAS

 

Como ya hemos dicho anteriormente, el principal síntoma es el dolor de la zona interna del talón o de alguna zona de la planta del pie próxima a éste. Otra característica muy particular de la fascitis plantar es la experimentación de dolor (en las zonas descritas con anterioridad), cuando recién levantados nos disponemos a dar los primeros pasos del día.

En las fases iniciales de la fascitis, el dolor se concentrará principalmente en las primeras horas de la mañana e irá desapareciendo a lo largo del día, mientras que si realizamos deporte, además, nos dolerá al terminar nuestra sesión de ejercicio.

 

TRATAMIENTO

 

Un error habitual es centrarnos en acabar con los síntomas de la fascitis, cuando lo más importante es erradicar las causas que produjeron el problema. De esta manera, lo primero que debemos hacer es fijarnos en si presentamos alguna de las seis causas probables que mencionamos anteriormente.

Por otro lado, la inflamación podemos combatirla de diversas formas: con medicamentos antinflamatorios, fisioterapia o corticosteroides. Aun así no debemos olvidar que esto no son más que “parches”, y que probablemente nos vuelvan a aparecer los dolores en el futuro.

Si queremos combatir el problema de raíz deberemos acudir a nuestro podólogo para que nos diagnostique la causa de nuestra fascitis plantar. Si el problema reside en nuestra forma de pisar cuando andamos, presencia de pie cavo o pie valgo, probablemente nos fabrique unas plantillas especiales que acabarán con la afección.

En caso de que el calzado sea el culpable del malestar, será tan sencillo como cambiarlo y elegir uno que se adapte a nosotros. Lo ideal es elegir zapatos que tengan una suela gruesa y acolchada (zapatillas deportivas con cámara de aire, zapatillas de andar por casa…)

Por último existen algunos ejercicios que podemos realizar por nuestra cuenta en casa:

  1. Congelar una botella de agua y colocando el pie dolorido encima rodarla hacia delante y atrás durante 15 min aproximadamente (envuelve la botella en un paño para no quemarte).
  2. De pie, colócate en posición de puntillas con ambos pies, sube y baja lentamente durante 3 series de 10 repeticiones.
  3. Colocar una toalla en el suelo, agarrarla exclusivamente con los dedos, levantarla y soltarla. 3 series de 6 repeticiones con cada pie.
  4. Utilizando una pelota pequeña rígida, con la planta del pie masajeamos la zona afectada durante 4 series de 25 segundos.
  5. Colocamos una goma elástica debajo de los dedos, en la parte superior de la planta del pie, con la pierna totalmente estirada. Desde esta posición inclinamos el pie hacia delante y volvemos a la posición inicial durante 3 series de 8 repeticiones con cada pie.

 

 

Francisco Fidalgo Clemente    Entrenador personal oficial Myprotein España

Si tienes cualquier duda o sugerencia no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Sígueme en:

Twitter: Aquí

Facebook: Aquí

Instagram: Aquí 



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¡Sólo 48h! 30% en TODO | Código: TODO30 | + ENVÍO GRATIS al gastar 45€ ¡Comprar!