Suplementos

Sulfato de Agmatina | ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

El mundo del fitness está en constante evolución. Lo cierto es que cada vez se investiga más sobre todo lo relacionado con el deporte, incluso nuevos suplementos que hace relativamente poco no se usaban. Es el caso del Sulfato de Agmatina el cual estudiaremos en el artículo de hoy. 

El aumento de la práctica deportiva ha conllevado a una mayor investigación, tanto en entrenamientos como en alimentación y suplementación.


¿Qué es el Sulfato de Agmatina?


El sulfato de agmatina, químicamente denominado 4-aminobutilguanidina, es un compuesto que se produce normalmente en el cuerpo humano a través de un proceso en el que la L-arginina se descarboxila y se transforma en agmatina. También podemos encontrarla en algunas carnes, pescados o mariscos.

Se trata de una amina, compuestos químicos orgánicos que se consideran como derivados del amoniaco, y se usa en pre entrenos debido a que se ha demostrado su eficacia para aumentar la producción de óxido nítrico, y así potenciar la partición y transporte de nutrientes hacia los músculos.

Sulfato de Agmatina qué es

¿Para qué sirve?

A nivel deportivo se relaciona con la regulación de la presión arterial, la mejora y el control sobre la secreción de la insulina y hace de efecto protector frente al dolor físico y somático. Es por eso, como hemos comentado anteriormente, que se incluye en numerosos pre entrenos, debido a su efecto vasodilatador al combinarlo con otros elementos.

Algunos deportistas del mundo fitness lo denominan “Superarginina”. Esto es debido a que el sulfato de agmatina presenta los mismos efectos que dicho aminoácido, pero con una mayor potencia.


Suplementación con sulfato de agmatina


La suplementación con sulfato de agmatina se ha usado, sobre todo incluida en pre entrenos, cuando el objetivo es ganar masa muscular. Aunque no se ha demostrado que directamente ayude al aumento de masa magra, los beneficios que aporta pueden ayudar de manera indirecta.

La agmatina produce una ligera reducción del ritmo cardíaco, estimula la liberación de noradrenalina y la producción de óxido nítrico. Estas características se han observado cuando se ha combinado con otros aminoácidos importantes como arginina y citrulina.

Uno de los principales efectos del sulfato de agmatina que influyen en nuestro entrenamiento es aumentar la síntesis de óxido nítrico, como hemos comentado anteriormente. Esto conllevaría a un mayor flujo sanguíneo y mayor transporte de nutrientes al músculo, dando lugar a un mayor rendimiento deportivo.

La suplementación del sulfato de agmatina también puede mejorar la producción de insulina, mejorando así la respuesta a ella. Algunas investigaciones aseguran que también tiene una función antioxidante que evita el daño de los radicales libres.

Además, puede reducir los niveles de cortisol que conlleva un alivio de la ansiedad, promoviendo a mantener un estado mental positivo que nos puede ayudar en nuestro entrenamiento.

El sulfato de agmatina puede estimular la liberación de hormonas hipofisarias, como la hormona luteinizante (LH) y la hormona del crecimiento (HGH), que son protagonistas principales en el aumento de masa muscular.

Se ha encontrado también efectos en la mejora cognitiva. Esto es debido a su papel de ayuda en la recepción de NMDA, que está involucrado en los procesos de la formación de la memoria y la plasticidad sináptica.

Otro de los beneficios del sulfato de agmatina es su capacidad de actuar como analgésico, aliviando el dolor. Además de reducir el dolor, puede evitar el daño que produce la inflamación después de una lesión.

Por último, hay evidencias que muestran que el sulfato de agmatina puede aumentar el apetito, lo que ayudará a las personas que les cuesta subir de peso.

Sulfato de Agmatina cómo tomar


¿Cómo tomar el sulfato de agmatina?


Se ha demostrado que la toxicidad del sulfato de agmatina, incluso en dosis altas, es muy baja, por lo que se trata de un suplemento muy seguro para el consumo, dado a su bajo riesgo.

La dosis recomendada de este suplemento es de 750 mg al día. Sin embargo, se ha observado que el consumo de hasta 2,5 gramos no ha producido efectos secundarios en los sujetos.

Para tomar sulfato de agmatina, es mejor el consumo de un pre entreno que te asegure empezar tu entreno con energía. Podemos encontrarlo en nuestro Mypre, que te asegurará dar el máximo en cada entrenamiento.

 

Escrito por Jose Antonio Corbeto Armario

No hay etiquetas para el post



Jose Antonio Corbeto Armario

Jose Antonio Corbeto Armario

Escritor y Entrenador Personal

José Antonio Armario es el nuestro escritor especializado en entrenamiento. Con un Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad Pablo de Olavide, trabajando desde 2014 como entrenador personal y más recientemente colaborando con el equipo de fútbol inglés Watford Football Club. Además, José es un instructor de actividades dirigidas apasionado por el el fútbol y fitness que hace de su profesión, su pasión. Si quieres conocer mejor a Guillermo, clica en los siguientes enlaces: https://www.facebook.com/JA-Corbeto-Personal-Trainer-893563590679535/