Suplementos

Cómo elegir el mejor multivitamínico para ti

Los suplementos multivitamínicos son una forma rápida y sencilla de aumentar la ingesta de vitaminas. De hecho, uno de cada tres adultos toma algún tipo de vitamina por muchas razones diferentes.¹ Pero, ¿cómo podemos saber si realmente necesitamos un multivitamínico y cuál es el mejor para cada persona? Hemos desglosado los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un multivitamínico para poder aprovechar al máximo sus muchos beneficios para la salud y bienestar.

Índice:

mejor multivitamínico

¿Qué son los multivitamínicos?


Los multivitamínicos, por definición, son un suplemento que contiene más de una vitamina en un mismo suplemento. Por lo general, los multivitamínicos se presentan en forma de comprimidos o cápsulas, pero también están disponibles en formato líquido, en polvo e incluso en forma de gominolas masticables, siendo este último formato el que más incita a su consumo por razones obvias. Se comercializan desde los años 40 y su popularidad está en constante crecimiento.¹

Se diseñaron para compensar cualquier deficiencia en la dieta, ya que a veces puede ser difícil consumir la cantidad diaria adecuada de frutas, verduras y granos enteros.

Tipos de multivitamínicos


Actualmente podemos encontrar tres tipos diferentes de multivitamínicos en el mercado:

1. Multivitamínicos de amplio espectro, o de una sola dosis diaria

Estos están diseñados para su consumo diario sin importar las necesidades nutricionales o restricciones de la dieta. Normalmente contienen aproximadamente la cantidad diaria recomendada de cada vitamina y mineral incluido.

 

2. Multivitamínicos de alta potencia o mega-multivitamínicos

Estos tipos de multivitamínicos suelen contener cantidades que superan con creces el 100% de la cantidad diaria recomendada de algunas vitaminas y minerales, como por ejemplo el 400% de la cantidad diaria recomendada de las vitaminas A, C y E.

Normalmente, cuando se consumen cantidades mucho más altas de lo necesario, el cuerpo elimina el exceso, pero niveles extremadamente altos de algunas vitaminas y minerales pueden ser peligrosos.

 

3. Multivitamínicos especializados o específicos

Estos tipos de multivitaminas se clasifican en función del objetivo para el que se han diseñado, como por ejemplo el control del peso, el estímulo energético, la inmunidad o el equilibrio hormonal. Normalmente suelen tener niveles altos de una combinación de vitaminas, minerales y otros suplementos como el extracto de té verde o los aminoácidos.

Beneficios


En base al propósito por el que fueron diseñados, las personas que necesitan aumentar la ingesta de algún nutriente específico y no pueden obtenerlo a través de la dieta, son las que más pueden aprovechar los beneficios de los multivitamínicos.

Su consumo regular puede ayudar tanto a prevenir carencias de vitaminas y minerales como a reponer las posibles carencias actuales para recuperar los niveles óptimos.

¿Cuándo podría necesitar un multivitamínico?


Son muchas las razones por las que podrías necesitar un multivitamínico, como por ejemplo la edad, los hábitos alimenticios, el estado de salud, etc. Los siguientes factores te pueden ayudar a considerar si podrías necesitarlo o hasta qué punto podría beneficiarte su consumo.

Embarazo

Cuando una mujer está embarazada, está creando otro ser humano en su interior que tiene los mismos requerimientos (o incluso más) de vitaminas y minerales que la propia mujer. El ácido fólico y las grasas saludables son extremadamente importantes para el desarrollo del bebé durante el embarazo y, en base a los niveles sanguíneos, una mujer embarazada podría beneficiarse de un pequeño extra de hierro y B12. Por suerte, hoy en día existen muchos tipos de multivitaminas en el mercado y la mayoría de médicos recomiendan su consumo antes del embarazo e incluso después de este si se plantea el hecho de amamantar.

 

Proceso de envejecimiento

A medida que envejecemos, el cuerpo humano pierde eficiencia en cuanto a la absorción de vitaminas y minerales de los alimentos, especialmente de las vitaminas D y B12. Normalmente, estas vitaminas “senior” también contienen calcio para mantener los huesos sanos, algo muy importante durante el proceso de envejecimiento.

 

Alergias

Las personas con alergias alimentarias que impiden el consumo de ciertos grupos de alimentos enteros (como los lácteos o el trigo), pueden beneficiarse de un multivitamínico. Muchas alternativas a los productos lácteos también contienen calcio (uno de los nutrientes principales de los lácteos), pero en niveles diferentes.

Si estás evitando los productos derivados del trigo, puede que te falten muchas de las vitaminas del grupo B en la dieta, por lo que también podrías beneficiarte de un suplemento multivitamínico.

 

Restricciones de la dieta

Si sigues una dieta vegana o vegetariana, puede que tu dieta sea baja en algunos nutrientes (como el hierro y la vitamina B12) que se encuentran en niveles altos en la carne y otros alimentos de origen animal.

Además, si tienes que seguir una dieta baja en fibra, sería beneficioso tomar un multivitamínico de forma regular.

 

Condiciones médicas

Si te preocupa alguna posible condición médica, habla con tu médico para que te realice una analítica de sangre y pueda decirte qué tipo de multivitaminas son mejores para ti.

Cómo elegir el mejor multivitamínico

Cómo elegir el mejor multivitamínico para ti


El género marca la diferencia

Los hombres y las mujeres tienen una constitución diferente. Por ejemplo, las mujeres son más propensas a la osteoporosis y necesitan más calcio, mientras que los hombres suelen tener unos niveles más estables de hierro. Puedes elegir un multivitamínico adaptado a tu sexo, y también puedes consultar la etiqueta nutricional de los suplementos para comprobar los nutrientes que contiene.

 

La edad es importante

Nuestras necesidades van cambiando a medida que vamos cumpliendo años. De hecho, cuando somos niños necesitamos ciertas vitaminas y cuando somos adultos necesitamos otras y en mayores concentraciones.

Por ejemplo, las vitaminas D y B12 son más importantes a medida que envejecemos, y la vitamina C y el zinc son más adecuadas para los niños en edad escolar y los adultos jóvenes para prevenir los resfriados de fácil propagación entre amigos y compañeros de clase.

 

Ten en cuenta tus objetivos

Habla con tu médico o nutricionista para revisar tus hábitos alimenticios y averiguar cuáles son las vitaminas que realmente necesitas.

Si tu objetivo es perder peso, asegúrate de que tu dieta sea rica en nutrientes y compensa cualquier posible carencia. Las vitaminas B y D pueden mejorar tus niveles de energía. Si notas que enfermas muy a menudo, quizá necesites un multivitamínico específico para el sistema inmunitario. ¿Estás estudiando para un examen importante? Quizá te convenga más un multivitamínico específico para la salud del cerebro.

Es importante hablar con tu médico para saber exactamente qué vitaminas necesitas para aprovechar al máximo sus beneficios.

Conclusión

Como hemos podido comprobar, hay muchas razones para tomar un multivitamínico, pero también hay muchas opciones en el mercado que cubren la demanda. Ten en cuenta todos los factores que hemos tratado (edad, estado de salud, dieta) y habla con un profesional si necesitas ayuda para saber cuál es la mejor opción para ti.

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro


1. National Institutes of Health. (2019, October 17). Office of Dietary Supplements – Multivitamin/mineral Supplements. Retrieved January 04, 2021, from https://ods.od.nih.gov/factsheets/MVMS-HealthProfessional/ 



Claire Muszalski

Claire Muszalski

Dietista Registrada

Claire es una dietista registrada mediante la Academia de Nutrición y Dietética y entrenadora de salud y bienestar certificada por el Consorcio Internacional del Entrenamiento de Salud y Bienestar. Tiene la carrera de biología y un master en dietética clínica y nutrición de la universidad de Pittsburgh.

Hablar y escribir sobre la alimentación y mantenerse en forma es parte de la vida de Claire, es algo que le llega al corazón y le encanta ayudar a otras personas a conseguir sus objetivos de salud y bienestar a partir de su propia experiencia.

Claire también es monitora certificada de Ciclo Indoor y le apasiona esa inyección de energía física y mental que le proporciona cada carrera y las clases de yoga. Cuando no está entrenando, se dedica a ayudar a los equipos deportivos de su ciudad natal en Pittsburgh o prepara deliciosas recetas para su familia.

Descubre más sobre la experiencia de Claire aquí.