Saltar a contenido principal
Entrenamiento

10 consejos para dormir mejor cuando hace mucho calor

10 consejos para dormir mejor cuando hace mucho calor
Monica Green
Escritora y Experta10 meses Hace
Ver el perfil de Monica Green

Nos pasamos el invierno quejándonos del frío y deseando que llegue el verano, y cuando por fin llega el verano nos quejamos de que hace mucho calor, sobre todo por las noches, esas calurosas e interminables noches de verano. Si a ti también te cuesta dormir en verano, te vamos a dar 10 consejos para dormir mejor cuando hace mucho calor.

En España estamos acostumbrados al calor del verano, pero cuando viene una de esas olas de calor abrasador que no te deja ni salir de casa, es mejor tomárselo con calma y saber qué hacer para combatir el calor y llevarlo lo mejor posible hasta que pase la ola y se normalicen las temperaturas de nuevo.

Por las noches es cuando peor se suele llevar el calor, ya que cuesta más conciliar el sueño y es fácil pasar varias horas dando vueltas en la cama en un intento desesperado de encontrar la postura adecuada para poder dormir. Los siguientes consejos te pueden ayudar a conciliar el sueño y dormir mejor en esas noches de verano en las que hace mucho calor.

consejos para dormir mejor cuando hace mucho calor

 

1. Mete las sábanas en el congelador

Este consejo es para todas esas personas que de verdad luchan cada noche para combatir el calor y ya no saben qué hacer para conciliar el sueño.

No hace falta demasiada explicación. Simplemente tienes que meter las sábanas en el frigorífico o en el congelador durante aproximadamente una hora antes de acostarte. Si no tienes suficiente espacio para meter el juego de sábanas entero, prueba a meter al menos la funda de almohada para apoyar la cabeza sobre una superficie más fresca. Este sencillo gesto te puede ayudar a dormirte antes de que las sábanas vuelvan a calentarse.

2. Mantén las ventanas y persianas cerradas

Nuestro primer instinto durante el verano es abrir de golpe todas las ventanas y persianas de la casa en un intento de que entre algo de aire fresco… ¿aire fresco en pleno verano? ¿en serio? Lo cierto es que esto puede ser un gran error, ya que estarás dejando que entre el calor y la luz del sol, lo que calentará todavía más la estancia. En lugar de eso, intenta mantener las ventanas y persianas cerradas durante todo el día para mantenerla fresca, especialmente en el lado más soleado de la casa y, sobre todo, durante las olas de calor.

Si notas que de forma milagrosa empieza a correr un poco de aire ligeramente fresco, lo mejor es abrir las ventanas pero mantener las persianas bajadas para que entre el aire pero no la luz.

3. Genera aire frío

Seguro que muchos de vosotros ya habréis visto este truco en TikTok o en Instagram, pero básicamente consiste en llenar un cuenco grande de agua fría, echarle una tonelada de cubitos de hielo y ponerlo delante de un ventilador. Hazlo una hora antes de irte a la cama y tu habitación estará un poco más fresca cuando te acuestes.

4. Mantente hidratado

Beber suficiente agua es importante todos los días del año, pero en verano es mucho más importante mantenerse bien hidratados, ya que ayuda a regular la temperatura corporal y a dormir mejor por la noche. Intenta beber bastante agua durante el día y evita beber demasiada antes de irte a la cama para no tener que levantarte a mitad de noche al baño…

También puede ser buena idea tener un vaso de agua en la mesita de noche para hidratarte cuando te despiertes por la noche.

 

5. Sigue tu rutina habitual y evita las siestas

Mantener la rutina es esencial para desarrollar un buen horario de sueño, lo que también se aplica durante una ola de calor. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora de siempre y evita las siestas. Por muy tentadora que sea una siesta después de comer en verano, se fuerte e intenta resistirte. Si no te echas la siesta es más probable que puedas conciliar mejor el sueño por la noche.

6. Haz ejercicio

Hacer ejercicio en verano puede ser más complicado, sobre todo en plena ola de calor, por eso hay que asegurarse de hacerlo de forma segura. Pero, aunque cueste más hacerlo cuando hace mucho calor, se ha demostrado que hacer ejercicio durante el día aumenta la calidad del sueño en algunos adultos.¹

Puedes salir a correr o ir al gimnasio a primera hora del día cuando todavía no hace mucho calor o a última hora del día cuando ya empiece a refrescar. Intenta evitar el ejercicio a mediodía cuando las temperaturas son más altas, sobre todo al aire libre, y si vas a hacer ejercicio por la noche, es mejor hacerlo un par de horas antes de acostarse para que el ritmo cardíaco pueda volver a la normalidad.

En el siguiente artículo encontrarás consejos para entrenar en verano cuando hace mucho calor:

 

7. Lee o escucha un podcast antes de acostarte

Básicamente, se trata de evitar la temida luz azul. Todos lo hemos oído alguna vez, pero por desgracia es cierto. Deja el móvil y prueba a coger un libro o a escuchar un podcast, esto te ayudará a relajar la mente y a prepararte para dormir.

8. Date una ducha fría

Seguro que a nadie le gusta sentir esa horrible sensación pegajosa después de un sudoroso y soleado (y agradable también, por supuesto…) día de verano. Acostúmbrate a darte una ducha fría justo antes de acostarte. No solo te ayudará a refrescarte, sino que también te ayudará a sentirte mucho más cómodo, lo que facilitará el sueño.

9. Apaga los dispositivos

En este punto no estamos hablando de los efectos de la luz azul, sino de los efectos del calor que emiten nuestros dispositivos. Los ordenadores portátiles, las videoconsolas y los televisores emiten calor mientras están en funcionamiento, y cualquier ayuda es bienvenida cuando se trata de combatir el calor. Intenta apagar las consolas (sobre todo las que tengas en el dormitorio) antes de irte a dormir, así la habitación estará un poco más fresca.

10. Ten cerca un pulverizador

Compra una botella con pulverizador (o recicla alguna de las que tengas por casa) y déjala llena de agua fría en la mesilla de noche. Puedes echarte un poco de agua fría antes de acostarte y también cuando te despiertes a mitad de noche para refrescarte.

 

Conclusión

Las olas de calor suelen dejar a su paso muchas noches de insomnio (y alguna que otra quemadura solar en la piel), pero esperamos que estos consejos te ayuden a dormir a pierna suelta durante el calor. Y, para acabar, invierte en un buen ventilador, haz sitio en el congelador, date muchas duchas frías y prepárate para dormir mejor en verano.

¿Te ha gustado este artículo?

No te pierdas estos otros:

 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

  1. https://www.sleepfoundation.org/physical-activity/exercise-and-sleep

Traducido por Rubén Del Toro

Monica Green
Escritora y Experta
Ver el perfil de Monica Green
Mónica Green nació en el sur de Londres y estudió la carrera de Filosofía en la Universidad de Leeds. Descubrió su pasión por el gimnasio en época de estudios, más concretamente por las pesas, lo que le ayudó a superar los momentos de estrés típicos de los estudiantes. En sus años de carrera escribió en una web bastante popular entre los estudiantes, lo que le ayudó a formarse como escritora tratando temas relacionados con la moda. Estaba encantada de poder combinar su afición por la escritura con su pasión por el gimnasio. En su tiempo libre, a Mónica le gusta mucho cocinar, probar restaurantes nuevos con sus amigos y descubrir nuevas rutas para caminar.
myprotein