Nutrición

¿Cuál es el Valor Nutricional de una Pechuga de Pollo?

¿Has consultado alguna vez las calorías que tiene el pollo? ¡Seguro que sí! Pero debes de tener en cuenta, que las calorías no lo son todo. Por eso nosotros vamos a ir mas allá, y te vamos a enseñar el valor nutricional de la pechuga de pollo y como varía según la forma de cocinarlo ¡Vamos a ello!


Valor Nutricional de los Alimentos


Antes de comenzar a hablar acerca de la pechuga de pollo, vamos a hacer un repaso general acerca del valor nutricional de los alimentos. Un punto importante a tener en cuenta, a la hora de elegir los ingredientes de nuestras comidas. Porque lo más importante de un alimento, además de sus calorías, es su procedencia.

El valor nutricional de los alimentos nos ayuda a conocer tanto los macronutrientes (Proteínas, Hidratos de carbono y Grasas) como los micronutrientes (Vitaminas y Minerales) que nos aporta un alimento, controlando su calorías. Esta información se encuentra en el envase de cualquier alimento y nos puede ser realmente útil.

Con dicha información, podemos asegurarnos que las calorías que nos mantienen activo, son de calidad y estamos proporcionándole al cuerpo, todo lo que necesita para que funcione correctamente.


Valor Nutricional de la Pechuga de Pollo


pechuga de pollo con verduras

Ahora sí vamos a explicar el valor nutricional de la pechuga de pollo, debes de tener en cuenta, que todos los valores que vamos a dar es por cada 100 gramos de pechuga de pollo.

Como ya sabes, el valor nutricional de la pechuga de pollo varía y… ¡Mucho! Según la forma de cocinarlo, por eso vamos a dividirlo en tres apartados: Asada, a la plancha y frita.

1. Asada

La pechuga de pollo asada nos aporta 98 calorías, con un alto porcentaje en proteínas nada menos que 22 gramos, con tan solo 1 gramo de grasa y ni un solo gramo procedente de los hidratos de carbono. Esto explica que sea una alimento presente en la mayoría de las dietas.

Pero el valor nutricional de la pechuga de pollo, nos informa que además de ser un alimento rico en proteínas, estas son de alto valor biológico ¿Por qué lo sabemos? Porque contiene todos los aminoácidos esenciales. Esto no ocurre con la mayoría de las proteínas vegetales, las cuales tienen un perfil de aminograma muy limitado.

En cuanto a los micronutrientes, en el apartado de vitaminas que nos proporciona este alimento, cabe destacar el alto contenido de niacina y vitamina B6. Con solo 100 gramos de pechuga de pollo estaremos proporcionándole al cuerpo la mitad de la cantidad diaria de niacina, una vitamina súper importante para el correcto funcionamiento del organismo. Por otro lado, también vemos en el valor nutricional de la pechuga de pollo, como los minerales; fósforo y selenio presentan niveles altos, sin embargo es pobre en manganeso, cobre, hierro, calcio y zinc.

pechuga de pollo a la plancha

2. A la Plancha

El valor nutricional de la pechuga de pollo cocinada a la plancha apenas sufre variaciones, sobretodo si usamos un aceite en spray, que nos ayuda a controlar la cantidad justa que necesitamos para cocinar el pollo sin abusar de este.

Las calorías y grasas se incrementan levemente, debido a la presencia del aceite en la sartén. Aproximadamente suman un total de 111 calorías, con 2 gramos de grasa y manteniendo los 22 gramos de proteínas que en la versión asada o al horno.

En cuanto a los minerales y vitaminas, no sufren ningún tipo de variación apreciable.

3. Frita

Cocinando la pechuga de pollo en una freidora, sí varía considerablemente el valor nutricional. Esta versión nos aporta 180 calorías, doblando casi la cantidad, que en la versión asada o al horno. Pero además, las grasas totales llegan a 4.5 gramos. También destacable el aumento del colesterol a los 90 mg.

Tanto las proteínas, como los minerales y vitaminas, pueden llegar a sufrir alguna alteración, dependiendo del tipo de aceite que se use para freírlos, pero ningún aspecto a destacar.

pechuga de pollo frita


Conclusión


Con estos datos acerca del valor nutricional de la pechuga de pollo, conocemos la procedencia exacta de las calorías, y podremos ajustar con más precisión la dieta, según nuestros requisitos físicos.

La forma de cocinar también varía su valor nutricional, las versiones asadas o a la plancha son mucho más saludables que las fritas. Puesto que estas últimas, solo aumentan el nivel de grasas, calorías y colesterol.

Una de los aspectos nutricionales más destacables de la pechuga de pollo, es el alto contenido en proteínas, ideal para la construcción de masa muscular. Pero si eres un atleta que necesita un alto contenido en proteínas, la suplementación proteica es esencial. Tómate una batido de Impact Whey Protein, inmediatamente tras acabar tu entreno, o si eres de los más exigentes, opta por su versión aislada, Impact Whey Isolate. Más proteínas y menos azúcares ¡Es perfecta!

Y si estás aburrido de cocinar la pechuga de pollo de la misma forma, anímate a probar esta deliciosa receta –> Pollo a la mantequilla de almendras

receta de pechuga de pollo

¡Está para chuparse los dedos!

 

 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Escrito por Aitor Ferrón

Entrenador Personal / Embajador Myprotein España

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta