Nutrición

¿Es seguro el ayuno de agua? Todo lo que necesitas saber

El ayuno de agua es exactamente eso, beber solo agua durante un período de tiempo limitado y, aunque pueda parecer que ayuda a perder peso rápido, no suele ser una pérdida de peso real y no se consiguen los resultados esperados.

La gente realiza el ayuno de agua por varias razones, como por ejemplo por motivos religiosos, por procedimientos médicos o por motivos de salud. A continuación, explicaremos qué es, cuáles son sus posibles beneficios e inconvenientes y cómo hacerlo para que sea seguro para nuestra salud.

Índice:

Qué es el ayuno de agua

¿Qué es el ayuno de agua?


El término “ayuno” implica abstenerse de toda comida y bebida, por lo que un ayuno hídrico significa consumir solo agua. El ayuno lleva acompañando al ser humano desde hace mucho tiempo en el ámbito religioso de diferentes formas, como por ejemplo eliminando solo algunos alimentos, todos los alimentos o consumiendo solo agua.

El ayuno también es una forma de “limpiar” el organismo al no consumir alimentos durante uno o más días.

¿Es seguro?


Depende de la duración del ayuno y del estado de salud de la persona que lo realiza. Para hacer un ayuno con agua, hay que tener en cuenta las condiciones médicas subyacentes.

Estos son algunos de los posibles riesgos de realizar un ayuno de agua:

Puede provocar deshidratación

Aunque beber agua es una forma obvia de mantenerse hidratado, el cuerpo también depende del agua de muchos de los alimentos que comemos, como las frutas y las verduras.

Hasta ⅓ del agua que consumimos diariamente proviene de los alimentos, por lo que beber agua en ayunas puede no ser suficiente para prevenir la deshidratación.

 

Puede que la pérdida de peso sea por el peso del agua corporal

Aunque la idea de perder medio kilo o más durante el ayuno puede ser un buen reclamo, esa pérdida de peso puede ser por el peso del agua perdida por la descomposición de los carbohidratos y el tejido muscular.

Cuando consumimos calorías, el cuerpo descompone la energía almacenada, no solo de la grasa, sino también del tejido muscular (que contiene un alto porcentaje de agua).

 

No es nutricionalmente adecuado

Las calorías son el combustible de nuestro cuerpo, y si no comemos nada, no le estamos dando el combustible que necesita para funcionar. Pero, no solo necesitamos las calorías como fuente de energía, sino que los macro y micronutrientes de los alimentos son esenciales para los procesos corporales.

Desde el punto de vista nutricional, cualquier patrón de alimentación que no contenga proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales no es adecuado y no es sostenible a largo plazo.

 

Puedes sentirte débil y mareado

El ayuno de agua puede ser peligroso para personas con alguna sensibilidad a los carbohidratos o problemas con el control del azúcar en sangre. Los síntomas de tener unos niveles de azúcar en sangre bajos son muy similares a los de la deshidratación, y la combinación de ambos puede ser aún más extrema.

Puede que te sientas extremadamente cansado, débil, con náuseas o mareado.

 

Puedes comer en exceso cuando acabes el ayuno

El ayuno con agua es un tipo de ayuno extremo y hacerlo requiere mucho esfuerzo mental. Tras un día entero o incluso más sin comer nada (solo bebiendo agua), puede que tengas muchos antojos y acabes comiendo en exceso, lo que anulará cualquier posible beneficio del ayuno.

 

Puede empeorar ciertas condiciones médicas

Un ayuno de agua podría empeorar ciertas condiciones médicas o llevar a unos malos hábitos alimenticios. Si quieres probarlo, habla primero con tu médico de cabecera.

Beneficios del ayuno de agua

Beneficios


Puede ayudar a perder peso

Hay varios estudios que demuestran los beneficios del ayuno de agua (realizado durante cortos períodos de tiempo) para perder peso, lo que ha popularizado el ayuno en días alternos o el ayuno intermitente.

 

Puede ayudar a regular el hambre

Los estudios también demuestran los efectos del ayuno tanto en la leptina como en la insulina, dos hormonas que influyen en la regulación del hambre.

 

Se cree que “desintoxica” el cuerpo

Puesto que la digestión de los alimentos y la excreción de desechos requiere mucho trabajo por parte del cuerpo, se cree que el ayuno de agua le da un descanso temporal al sistema digestivo, a los riñones y al hígado para trabajar más eficientemente después del ayuno.

¿Quién puede hacerlo?

El ayuno de agua está diseñado para muchos tipos de personas, como por ejemplo personas que quieren perder peso, desintoxicar el organismo o personas religiosas. Hay varios tipos de ayuno del agua en base a los resultados esperados y el estado de salud de cada persona.

Cómo hacerlo de forma segura


No se recomienda a mujeres embarazadas, personas con trastornos alimentarios o con alguna enfermedad. Siempre hay que hablar con un médico antes de hacer este tipo de ayuno.

Antes del ayuno

Lo primero que hay que hacer antes de un ayuno de agua es hablar con un profesional médico y comentar cualquier condición médica o posibles preocupaciones sobre los efectos secundarios antes de empezar.

También es recomendable reducir la ingesta calórica de forma gradual y seguir una dieta a base de frutas y verduras durante unos días antes de empezar el ayuno, lo que hará que la transición sea menos extrema.

 

Durante el ayuno

Como hemos comentado más arriba, el ayuno de agua puede causar deshidratación, por lo que requiere beber más agua de lo habitual. Se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua al día

Durante el ayuno no se consumen calorías y algunos de los efectos secundarios son debilidad y niveles de azúcar en sangre bajos, lo que puede complicar la práctica de ejercicio intenso. También puede dificultar la concentración, por lo que no se recomienda hacer el ayuno si hay que conducir, utilizar maquinaria pesada o hacer un examen importante.

 

Después del ayuno

Muchos ayunos de agua recomiendan la reintroducción progresiva de alimentos y, un estudio en particular recomienda una dieta vegetariana baja en grasas para los primeros días después del ayuno. La mejor forma de potenciar los beneficios del ayuno es seguir un patrón de alimentación saludable con frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras.

Conclusión

El ayuno de agua es una dieta extrema que no se debe mantener a largo plazo o sin la supervisión de un profesional médico. Aunque el ayuno forma parte de tradiciones religiosas desde hace mucho tiempo, todavía se están estudiando sus efectos a largo plazo, tanto del ayuno intermitente como del ayuno de un día entero o más.

Hoy en día hay otras muchas formas de perder peso y mejorar la salud sin la necesidad de eliminar todos los alimentos de la dieta.

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro


  1. Goldhamer, A., Lisle, D., Parpia, B., Anderson, S. V., & Campbell, T. C. (2001). “Medically supervised water-only fasting in the treatment of hypertension. Journal of manipulative and physiological therapeutics”, 24(5), 335-339.
  2. Horne, B. D., Muhlestein, J. B., Lappe, D. L., May, H. T., Carlquist, J. F., Galenko, O., … & Anderson, J. L. (2013). “Randomized cross-over trial of short-term water-only fasting: metabolic and cardiovascular consequences.” Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases, 23(11), 1050-1057.
  3. Longo, V. D., & Mattson, M. P. (2014). “Fasting: molecular mechanisms and clinical applications. Cell metabolism”, 19(2), 181-192
  4. Gustafson, C. (2014). Alan Goldhamer, dc: “Water Fasting—The Clinical Effectiveness of Rebooting Your Body.” Integrative Medicine: A Clinician’s Journal, 13(3), 52.


Claire Muszalski

Claire Muszalski

Dietista Registrada

Claire es una dietista registrada mediante la Academia de Nutrición y Dietética y entrenadora de salud y bienestar certificada por el Consorcio Internacional del Entrenamiento de Salud y Bienestar. Tiene la carrera de biología y un master en dietética clínica y nutrición de la universidad de Pittsburgh.

Hablar y escribir sobre la alimentación y mantenerse en forma es parte de la vida de Claire, es algo que le llega al corazón y le encanta ayudar a otras personas a conseguir sus objetivos de salud y bienestar a partir de su propia experiencia.

Claire también es monitora certificada de Ciclo Indoor y le apasiona esa inyección de energía física y mental que le proporciona cada carrera y las clases de yoga. Cuando no está entrenando, se dedica a ayudar a los equipos deportivos de su ciudad natal en Pittsburgh o prepara deliciosas recetas para su familia.

Descubre más sobre la experiencia de Claire aquí.


Descubre los descuentos del día + 35% DESCUENTO EN SUPLEMENTOS MÁS VENDIDOS | CÓDIGO: MYP35