Nutrición

¿El queso es proteína?

Cuando hablamos de nutrición relacionada con el mundo de la actividad física la mayoría de personas que no están muy informadas piensan que es una alimentación monótona la cual no sale del “pollo con arroz”. En el artículo de hoy hablaremos sobre el queso: ¿se trata de una fuente de proteína?

En la actualidad, cualquier persona que quiera llevar una alimentación sana y equilibrada sabe que hay numerosas opciones de alimentos para incluir en la dieta, y así poder disfrutar de una comida sabrosa a la par que saludable. La clave para ello es conocer los alimentos que consumimos para así poder distribuir correctamente su consumo.

¿Qué es el queso?

El queso es un alimento sólido de la familia de los lácteos que se elabora a partir de la leche cuajada de mamíferos rumiantes (vaca, cabra, oveja, búfala, camella…). Se cree que el origen de este alimento data de antes de la escritura, cuando empezaron a domesticar estos animales.

Existe centenares de variedades de quesos (fresco, curados, cremosos, verdes o azules) que dependerán de las distintas especies de bacterias y moho, tiempo de curación, tratamientos durante el proceso, niveles de nata o diferentes razas del mamífero cuya leche se use.

El queso es proteína


¿El queso es proteína?


Valoración nutricional del queso

El queso al encontrarse en la familia de los lácteos, tiene un alto contenido de proteínas. Sin embargo, también contiene grandes cantidades de grasa y colesterol, que nos debe hacer controlar mucho su consumo. Debido a la gran variedad de quesos que existen, la valoración nutricional dependerá del tipo de queso.

El queso parmesano y el queso manchego curado son los dos tipos de queso que más proteína contienen (36 gramos por 100 gramos de producto), pero tienen un alto contenido en grasas (34 del manchego por 26 del parmesano) y colesterol (68 del parmesano por 74 del manchego).

Además, la mayoría de estas grasas son aquellas saturadas y perjudiciales para la salud. Hay otros tipos de queso (gruyere, curado de cabra, de bola…) con una cantidad de proteínas considerable, entre 30 y 20 gramos, pero a la mayoría le acompaña una gran cantidad de grasas, más de un 15% en casi todos los casos.

Otros beneficios del consumo de queso

Además de la cantidad de proteínas que puede aportarnos, el queso tiene diferentes beneficios. Uno de ellos es el gran aporte de calcio y magnesio, minerales que ayudarán a mejorar la densidad ósea y prevenir la osteoporosis.

Al tratarse de un alimento fermentado de la leche, se clasifica como un alimento probiótico, lo que quiere decir que incluye bacterias y organismos vivos en su interior, que ayudan a nuestro cuerpo a regularse y previenen enfermedades en la flora intestinal. Además, gracias a sus vitaminas A y D, ayuda a mejorar la visión y el sistema inmunológico.

Opciones 0%

Para los amantes del queso, leer que la mayoría de clases tengan un alto contenido de grasas y colesterol habrá sido una desilusión, pero en el mercado existen otras variedades que son aptas para los que cuidamos nuestra alimentación. Se trata de variedades 0% materia grasa.

No debemos confundir estos quesos con los quesos frescos o de burgos, que tienen una cantidad de grasa considerable, aunque con los beneficios anteriormente descritos. Debemos intentar consumir sus versiones desnatadas 0%, las cuales nos asegurarán un alimento sin materia grasa.

Bien es verdad que este tipo de alimentos también baja la cantidad de proteínas respecto a los quesos más “grasos”, pero puede ser una buena opción incluirla en nuestra dieta.

Valoración nutricional del queso


Conclusión


Una vez estudiado la valoración nutricional del queso, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

  • El queso es un alimento rico en proteínas, pero también en grasas saturadas y colesterol, por lo que su consumo debe ser ocasional y controlado.

  • A pesar de ser un alimento rico en proteínas, para una dieta saludable debemos buscar otras fuentes de proteínas más saludables.

  • La opción de quesos desnatados en su versión 0% materia grasa son opciones saludables para incluir en cualquier dieta, sea cual sea el objetivo que busquemos.

Los requerimientos de proteínas de una persona a otra dependerán de muchos factores, pero en la mayoría de ocasiones una alimentación sana y equilibrada bastará para cubrir esos requerimientos. Sin embargo, una gran ayuda para llegar a estos será complementar la dieta con nuestra whey protein.

Escrito por Jose Antonio Corbeto Armario

No hay etiquetas para el post



Jose Antonio Corbeto Armario

Jose Antonio Corbeto Armario

Escritor y Entrenador Personal

José Antonio Armario es el nuestro escritor especializado en entrenamiento. Con un Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad Pablo de Olavide, trabajando desde 2014 como entrenador personal y más recientemente colaborando con el equipo de fútbol inglés Watford Football Club. Además, José es un instructor de actividades dirigidas apasionado por el el fútbol y fitness que hace de su profesión, su pasión. Si quieres conocer mejor a Guillermo, clica en los siguientes enlaces: https://www.facebook.com/JA-Corbeto-Personal-Trainer-893563590679535/