0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Entrenamiento

Top 6 Mitos de las Mujeres Deportistas

¿Existen los mitos de las mujeres deportistas? Sí, claro que existen, de hecho, los vemos a diario. Llegas al gimnasio, caminas hacia la sala, observas ligeramente y ya ves la diferencia; mientras la zona de musculación está repleta de hombres, la zona de cardio está abarrotada de mujeres.

Pasa lo mismo si entras a las clases dirigidas, el 95 % de alumnos son mujeres… ¿Pero esto por qué sucede?, ¿es acaso una norma en los gimnasios?, ¿una norma social?, ¿un virus segregacionista?

Nada de esto, por suerte no es ningún virus, se trata simplemente de la desinformación y los mitos de gimnasio que venimos arrastrando desde hace alguna que otra década.

Los mitos sobre las mujeres y el entrenamiento con pesas dan para mucho, la mayoría infundados, hacen pensar a una gran parte de mujeres que las pesas son exclusivas para los hombres.

Así que si os parece, vamos a repasar algunos de los mitos más extendidos y a enterrarlos de una vez por todas.


Mitos de las mujeres deportistas


1. Entrenar con pesas te pone muy grande

Sí, voy a empezar por el clásico de los mitos del gimnasio. La idea generalizada es que si entrenas con pesas acabarás igual que los chicos musculosos que entrenan con ellas.

Nada más lejos de la realidad, si no entrenas con pesas y tonificas los músculos no vas a conseguir ese culito firme que tanto quieres ni esos brazos tan torneados.

los mitos de las mujeres deportistas

Para empezar, las mujeres no podemos conseguir el volumen muscular que tienen los hombres porque nuestros niveles de testosterona (la hormona masculina por excelencia) son muy bajos.

Ni entrenando con mucho peso, ni entrenando con poco peso, no vas a aumentar la musculatura ni vas a conseguir un aspecto masculino, sino todo lo contrario.

¿Qué dice el mito?

  • Si entrenas con pesas te pondrás muy grande
  • Aumentarás de talla
  • Tendrás un aspecto masculino

¿Cuál es la realidad?

  • Si entrenas con pesas reduces el porcentaje de grasa
  • Reduces volumen corporal
  • Aumentas el metabolismo

2. Las mujeres no entrenan tan duro como los hombres

¿Seguro? Que no desarrollemos la misma musculatura que un hombre, no quiere decir que no entrenemos al máximo.

Creo que este mito de las mujeres deportistas necesita una mención especial y no hace falta entrar en guerras absurdas entre sexos, por suerte aquello del sexo débil y el sexo fuerte es cosa del pasado.

Existen diferencias evidentes en la morfología de hombres y mujeres, pero no implican en absoluto que las mujeres no entrenemos tan duro como los hombres.

Para empezar, los hombres poseen más masa muscular que las mujeres, pero esa diferencia no nos impide entrenar con la misma intensidad. En términos fisiológicos y biomecánicos, los músculos de un hombre y una mujer son idénticos.

Las mujeres tenemos menos masa muscular, pero si tenemos en cuenta la fuerza en relación a la masa muscular disponible, salimos ligeramente ganadoras en la fuerza de la musculatura inferior (chicas, somos invencibles haciendo sentadillas).

Sin embargo los hombres tienen más fuerza en la zona superior (olvidemos entonces retarlos a un pulso).

Las mujeres somos guerreras y lo damos todo en nuestros entrenamientos, nos gusta rendir al máximo y tenemos la misma capacidad para desarrollar fuerza que los hombres. Sudamos y sufrimos por igual.

Así que nada debe condicionarnos, y este es otro de esos mitos que debemos enterrar.

¿Qué dice el mito?

  • Las mujeres no entrenan tan duro como los hombres
  • La intensidad en un entrenamiento masculino es superior

¿Cuál es la realidad?

  • Nuestros músculos son idénticos y los dos sexos tenemos la misma capacidad para desarrollar la fuerza y utilizarla al máximo
  • Nada nos impide entrenar con la misma intensidad

3. Los batidos de proteínas engordan

Y aquí también incluyo otro mito, “los hidratos engordan”. Vamos a ver, cualquier macronutriente nos aporta energía, lo que hace que engordemos es un consumo de calorías excesivo y el sedentarismo.

Entonces… los batidos de proteína engordan, pero las tapitas en el bar y las cervezas, ¿estas no engordan?

Los batidos de proteínas o de carbohidratos principalmente están diseñados para favorecer la recuperación muscular tras un buen entrenamiento. Ingerir estos nutrientes de forma rápida repone las reservas de energía y favorece la recuperación.

A largo plazo, nos ayudan a mejorar el rendimiento contribuyendo a la quema de grasa almacenada.

Si no repones nutrientes tras los entrenamientos, el organismo entra en una fase de ahorro disminuyendo el gasto metabólico, lo que se traduce en ahorro de grasa y pérdida muscular.

mitos de las mujeres deportistas y los batidos de proteínas

Así contrariamente a lo que se piensa;

¿Qué dice el mito?

  • Los batidos de proteína engordan
  • Los hidratos de carbono engordan
  • Las tapas y las cervezas en el bar no engordan

¿Cuál es la realidad?

  • Los batidos de proteína favorecen la recuperación
  • Los batidos de proteínas o hidratos reponen las reservas
  • Los batidos de proteínas mantienen la masa muscular
  • Las tapas y las cervezas en una terracita al sol ¡nos alegran la vida! (con control)

4. Cuando dejas de entrenar, el músculo se convierte en grasa

Lo primero es aclarar que músculo y grasa son tejidos diferentes. Entonces, a no ser que tengas un poder especial o sufras una mutación genética, el músculo que has conseguido con esfuerzo y dedicación no se va a transformar en grasa.

Este bien podría ser un mito digno de un Oscar.

Una persona que practica deporte con asiduidad y ha conseguido unos niveles de grasa bastante bajos, tiene un aspecto muy tonificado y los músculos evidentemente marcados. ¿Qué sucede si esta persona deja de hacer ejercicio?

Para empezar, tardará unos meses en volver a acumular grasa en zonas que se veían musculadas. Tener un gasto metabólico más bajo, poco a poco hará que su nivel de grasa corporal se eleve, lo que irá “tapando” la musculatura que antes era visible.

Lo que no quiere decir que sus músculos se hayan convertido en grasa.

¿Qué dice el mito?

  • Cuando dejas de entrenar el músculo se convierte en grasa

¿Cuál es la realidad?

  • Cuando dejas de entrenar poco a poco se vuelve a acumular grasa
  • Con el tiempo, la grasa cubrirá los músculos (no se transformará)

5. Las mujeres no necesitamos suplementos

¿¡NO!? ¿Por qué? ¿Es qué acaso las mujeres no entrenamos duro?

Es evidente que hay unas diferencias biológicas entre hombres y mujeres, ya comentábamos en el primero de los mitos de las mujeres deportistas que nuestros músculos (debido a los bajos niveles de testosterona) no se desarrollan en volumen y fuerza como los de un hombre.

Pero hasta donde la medicina alcanza, los nutrientes que necesita el organismo de un hombre y el de una mujer son los mismos.

Así que las mujeres necesitamos por igual un buen batido de proteínas para recuperarnos tras un entrenamiento.

Necesitamos por igual añadir BCAA a nuestros batidos para mantener nuestra masa muscular intacta. Necesitamos un buen termogénico cuando queremos un empujón extra para perder grasa.

A nosotras, los suplementos nos ayudan igual que a los hombres, es más, cuando alcanzas cierto nivel en tus entrenamientos, se convierten en indispensables.

¿Qué dice el mito?

  • Las mujeres no necesitamos suplementos
  • Los suplementos son solo cosa de hombres

¿Cuál es la realidad?

  • Las mujeres necesitamos los suplementos igual que los necesita un hombre
  • Los suplementos nos ayudan para mantener el nivel de entrenamiento

6. Para adelgazar, solo cardio

Bueno, si Olivia (la pareja de Popeye) es tu referente de belleza, ¡adelante!, vas por el camino correcto. Ahora bien, si quieres perder grasa y “colocar todo en su sitio”, bájate de la elíptica.

No hay que abusar del cardio, hay que combinarlo y alternarlo por ejemplo con HIIT.

Si tu entrenamiento en el gym se basa en subir a la elíptica y pedalear como si no hubiese un mañana, claro que conseguirás eliminar grasa, pero conforme vayas perdiendo grasa aparecerá la flacidez, y seguramente esto no te guste tanto.

Si quieres perder peso debes recurrir al combo de dieta correcta, ejercicios con pesas y alternar diferentes estilos de cardio.

Por ese orden. Repito, si abusas del cardio en máquinas y no lo combinas con ejercicios de fuerza, solo conseguirás flacidez. No le tengas miedo a las pesas (vuelve a leer el mito 1).

mitos de las mujeres deportistas y el cardio

¿Qué dice el mito?

  • Si quieres adelgazar, tienes que hacer cardio
  • Si solo haces cardio adelgazarás más

¿Cuál es la realidad?

  • Si solo haces cardio acabarás como un globo deshinchado. Flacidez, flacidez y más flacidez
  • Si quieres adelgazar combina dieta, ejercicios de fuerza y ejercicios cardiovasculares, por este orden

Conclusión


Chicas, en el mundo deportivo hay que soltarse la melena (de forma figurada porque al final se entrena mejor con coleta) y perder el miedo a los mitos y estereotipos que que corren entre las elípticas y los vestuarios.

No hay una fórmula mágica para conseguir lo que tú quieres, pero sí que hay unas pautas que sirven para todos por igual, seamos mujeres o seamos hombres.

Entrenar con pesas, tomar suplementos, acabar agotadas casi sin aliento, hacer algo más que bici o elíptica te va a transformar en lo que estás buscando.

No vas a tener un aspecto masculino ni mucho menos, conseguirás el efecto tonificado y esbelto que casi la mayoría de mujeres queremos.

Así que ponte cómoda (échale el ojo a la nueva colección de ropa deportiva Myprotein), prepárate un buen batido, pisa la sala de pesas y entierra para siempre estos mitos de las mujeres deportistas.

Escrito por Vanessa Ricarte

No hay etiquetas para el post



Vanessa Ricarte

Vanessa Ricarte

Escritora y FitChef

Soñadora, divertida y algo trasto, pero con las ideas claras. Amante de la vida (sana) y el fitness. Apasionada de la fotografía. ¡Me divierto inventando recetas y disfruto comiéndolas!