0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Embajadores

De adicto a la comida a adicto al fitness | Transformación de Aaron

¿Eres de esas personas que lo pasa realmente mal cuando empieza una dieta? No te preocupes; es algo muy normal entre las personas que nos cuidamos y nos gusta darnos algún capricho de vez en cuando.

Si crees que tu pasión por la comida puede llegar a impedir que consigas tus objetivos, quizá deberías plantearte hacer algunos cambios en tu dieta; pero, ¿crees que podrás renunciar a esos deliciosos cheat meals?

Para demostrar que en esta vida todo es posible, Aaron nos ha mostrado su increíble transformación durante 12 semanas para conseguir su mejor versión.

Los duros entrenamientos, la dieta estricta y todos esos cheat meals a los que ha tenido que renunciar, son solo una parte de las dificultades del largo viaje de 12 semanas que ha recorrido par conseguir sus objetivos.

¿No te imaginas cómo soportarías 3 largos meses sin salir a cenar y disfrutar de tus cheat meals favoritos? Sigue leyendo para descubrir cómo consiguió Aaron el cuerpo que tanto había soñado.

reto Aaron semana 1

¿Por qué te ofreciste voluntario para este reto fitness?

Siempre he querido ponerme en forma y tener los abdominales marcados, pero como la mayoría de personas, nunca me lo he tomado en serio y siempre encontraba alguna excusa para no hacerlo.

Ahora, contando con las comidas preparadas de Kettlebell Kitchen, un entrenador personal como Jamie Bantleman, los suplementos de Myprotein y un equipo de personas maravillosas trabajando juntas hacia un mismo objetivo, todo indicaba que esta era la oportunidad perfecta para sacrificar 12 semanas de mi vida para hacerlo.

Por suerte, no tenía ningún evento importante planificado durante estas 12 semanas que pudiera interferir en mis progresos, por eso todo salió como esperaba.

Cuéntanos cómo ha sido tu viaje durante estas 12 semanas

El primer vídeo que grabé fue después de nuestro primer entrenamiento con Jamie el primer día del reto. ¡Acabé destrozado! Jamie nos exigió mucho durante todo el entrenamiento, y creo era necesario a modo “puesta a punto”.

Comer bien y dormir bien fué bastante fácil las primeras 3 o 4 semanas y eso me hizo sentir muy bien; pensaba que el reto sería fácil, pero no lo fué.

Enseguida me di cuenta de que mi vida social no iba a ser muy “social” durante el reto. Una dieta estricta significaba no salir a cenar, no probar nuevos restaurantes, nada de alcohol, etc.

Realmente seguí el programa muy estricto porque soy una persona muy competitiva, por eso esperaba los mejores resultados.

A partir de las semanas 7-8, ya empezaba a pasar factura eso de levantarse a las 05:45 de la mañana para ir al gimnasio a entrenar, y a eso hay que sumarle las largas jornadas de trabajo en la oficina. Fué bastante difícil compaginar las dos cosas.

Pero, por suerte, fue justo en ese preciso momento cuando empecé a ver cambios en mi cuerpo. Los abdominales empezaron a salir y eso fue una gran inyección de motivación para mí.

Llegar a los 10.000 pasos diarios también fue un gran reto para mí. Gracias a eso, ahora conozco cada centímetro de la zona en la que vivo y he descubierto muchas tiendas y restaurantes nuevos que seguramente visitaré.

¿Cuál fue el momento más duro y tu mayor tentación? ¿Cómo los superaste?

Comida, comida y más comida. Eso era lo único que podía pensar. Obviamente, el déficit de calorías era una parte muy importante del reto y yo solo podía pensar en comida. De hecho, llegó un momento en el que la tentación por comer algo dulce era tan fuerte que me comí un trozo de pastel, pero, después de masticarlo unos segundos, me sentí realmente mal y lo escupí.

Durante las tres últimas semanas, la tentación era cada vez más grande y solo veía pasteles allá por donde iba, por eso, lo primero que comí después de la sesión de fotos fue un pastel de carne picada (o tres), ¡pero aguanté hasta el final!

reto fitness Aaron semana 4

¿Qué te hizo mantener la motivación?

Fue realmente motivador hacer el reto con más personas. Comparábamos las fotos de los progresos, comentábamos nuestros antojos y hablábamos de nuestros entrenamientos. Contar con el apoyo de esas personas me ayudó mucho.

Además, mi novia salía conmigo a andar por la noche. A veces, incluso salíamos de noche solo para conseguir los 10.000 pasos, pero hubo días que fue prácticamente imposible conseguirlos.

Josh y yo, que también aceptó el reto, llegamos a competir durante las dos últimas semanas: quien hiciera menos pasos tendría que comprar al otro la cena. Los dos somos muy competitivos y esa fue una gran motivaciòn en la recta final.

Los dos hacíamos una media de 18000 pasos diarios durante las dos últimas semanas. Teníamos una aplicación en la que podíamos ver los pasos que había hecho el otro, pero el último día del reto las desincronizamos para no poder ver los pasos del otro.

Ese día hice más de 31.875 pasos y Josh hizo 32.174, pero, aún así, terminé ganando por el cómputo de pasos de las dos semanas. Es increíble cómo la gente que te rodea puede llegar a mantenerte motivado al 100%.

¿Qué has aprendido de todo esto?

Me ha sorprendido mucho ver lo rápido que puede cambiar el cuerpo humano tan solo llevando un estilo de vida saludable. Realmente no esperaba un cambio tan grande en tan poco tiempo.

Ahora sigo yendo al gimnasio y seguiré haciéndolo, porque disfruto levantándome pronto para ir al gimnasio antes del trabajo y me siento realmente saludable y en forma.

Conozco mucho mejor la comida: se distinguir las grasas buenas de las malas, igual que los azúcares buenos y los malos. No es que antes fuera un ignorante nutricionalmente hablando, pero ahora sé mucho más.

También me ha hecho pensar en mi trabajo y en cuánto más debemos invertir para enseñar a nuestros clientes para conseguir los mejores resultados de sus rutinas y dietas.

Además, aunque esto suene a publicidad pura y dura, realmente hubiera sido muy difícil llegar a mis requerimientos nutricionales sin los batidos de proteínas.

En base a los macros que necesitaba, no hubiera podido comer tanta comida ni tanta proteína limpia, y ahí fue donde me ayudaron los suplementos de proteínas para conseguirlo.

reto fitness Aaron semana 12

¿Cuáles son los cambios más notables que has conseguido?

El cambio más obvio es el físico, ya que tuve que hacer tres agujeros más a mi cinturón porque perdí nada menos que 10 centímetros de cintura durante las 12 semanas. En la semana 6 tuve que comprar pantalones nuevos y ¡ya me están grandes!

Realmente pensé que iba a ser más difícil, pero me sentía muy motivado por tener a toda esa gente a mi alrededor, ellos fueron mi mayor apoyo.

¿De qué estás más orgulloso?

Sin duda, estoy muy orgulloso de lo estricto que he sido durante todo el reto. Se puede hacer un reto como este con un cheat meal cada 1-2 semanas, pero fue una buena decisión hacerlo muy estricto.

Hubo un día en el que tuve que hacer una pequeña trampa y comer algo fuera de la dieta, pero me pasé lo menos posible.

¿Mantendrás alguno de estos cambios en tu nuevo estilo de vida?

¡Ahora estoy en el mejor momento de mi vida! Seguiré haciéndolo todo con moderación. Obviamente volveré a comer de todo lo que me gusta, pero mi intención es compaginar mi vida social con un estilo de vida mucho más saludable. Espero mantener mi estado físico actual hasta que me sea posible.

reto fitness Aaron

¿Qué consejo le darías a las personas que vayan a hacer este reto?

Comprométete a hacer 10.000 pasos estrictamente desde el día 1. Andar por sí solo no es suficiente para conseguir tus objetivos, pero cambiar tu mentalidad y comprometerte sí lo es.

Imagina esto: llegar a casa después de haber trabajado todo el día, sentirte realmente cansado y, aún así, salir a caminar para completar los 10.000 pasos diarios, o levantarte 30 minutos antes para salir a caminar o para ir al gimnasio.

Esa es la mentalidad y el compromiso que te permitirán conseguir todo lo que te propongas, y luego está la sensación de victoria cuando cada día consigues los 10.000 pasos. Eso te mantendrá motivado durante todo el reto.

Conclusión

Aaron cumplió estrictamente una dieta y una rutina de entrenamiento realmente difíciles, y el resultado que consiguió fue sencillamente impresionante.

Si necesitabas alguna prueba de cómo un poco de compromiso y fuerza de voluntad para hacer frente a los antojos y debilidades por la comida pueden hacer tanto por ti, el caso de Aaron es todo lo que necesitabas.

¿Te ha gustado la experiencia sobre el reto fitness de Aaron?

Entonces te encantarán estos artículos:

Embajadores

Supera tus límites con una dieta vegana | Transformación de Josh

2019-07-09 13:40:50Por Evangeline Howarth

Embajadores

De oficinista a culturista | Transformación de Neo

2019-07-09 13:40:56Por Evangeline Howarth

Traducido por Rubén Del Toro

No hay etiquetas para el post



Evangeline Howarth

Evangeline Howarth

Escritora y Experta

Evangeline ha sido deportista de competición desde muy joven. Como profesora de vela en RYA, sabe lo importante que es cuidar la alimentación cuando se desempeñan deportes extremos y de resistencia, sobre todo gracias a su experiencia en el equipo olímpico del Reino Unido y como capitana y entrenadora de un equipo universitario.

En su tiempo libre, a Evangeline le gusta practicar el running y correr maratones. Los fines de semana la podrás encontrar o bien practicando deportes acuáticos o haciendo senderismo por alguna montaña. Por las noches le encanta realizar sus entrenamientos HIIT o entrenar pierna en el gimnasio y cenar algo picante con muchas verduras.

Descubre más sobre la vida de Evie aquí.


Descubre las ofertas de hoy ¡Comprar!🔔