Suplementos

Qué es, usos y contraindicaciones de la Dextrosa

Seguro que has oído hablar alguna vez de la dextrosa o glucosa. Incluso te habrás percatado de que en muchos alimentos encontramos ingredientes como jarabe de glucosa o la misma dextrosa. ¿Qué es exactamente esta sustancia? ¿Para qué sirve? ¿Dónde la podemos encontrar? ¡Presta atención!


¿Qué es la Dextrosa?


La dextrosa es una forma de azúcar. Comúnmente se le conoce como azúcar de maíz, D-glucosa o simplemente glucosa. Dextrosa simplemente es el nombre que se le da en el argot de la industria alimentaria. No confundirla con la sacarosa, que es el azúcar común o azúcar de mesa que encontramos en los supermercados, la cual es un disacárido, mientras que nuestra protagonista es un monosacárido.

La dextrosa es un carbohidrato simple, por lo que su absorción es muy rápida, pasando al torrente sanguíneo en poco tiempo tras ingerirla. Una vez absorbida, ésta se almacenará principalmente en los músculos como glucógeno muscular y en el hígado como glucógeno hepático.

Todas las frutas tienen cierta cantidad de glucosa (a menudo unida a moléculas de fructosa), pudiendo encontrar este monosacárido en otros alimentos como patatas o cereales. En general, encontraremos glucosa presente en cualquier alimento rico en hidratos de carbono.


Usos de la Dextrosa


Sabiendo que la dextrosa es un hidrato de carbono simple que se absorbe rápidamente, por lógica, seguro que se ocurren algunos posibles usos.  El azúcar se almacena en el organismo en forma de glucógeno, siendo este último la principal fuente de energía en muchos deportes y actividades físicas. ¿En qué situaciones voy a necesitar rellenar rápidamente mis depósitos de glucógeno para seguir rindiendo al máximo o recuperarme de un esfuerzo lo más rápido posible?

Si bien nuestros depósitos de glucógeno se gastarán más tarde o temprano dependiendo de factores como: la ingesta de hidratos de carbono antes del ejercicio, la duración de la actividad, la intensidad de la misma, nuestro nivel de entrenamiento, el clima, etc. Seguro que alguna vez has sentido naúseas, te has mareado o incluso has vomitado como consecuencia de realizar algún ejercicio físico durante mucho tiempo.

Una de las principales causas de estos síntomas es la falta de glucógeno, lo cual se puede evitar con un consumo adecuado de hidratos de carbono de forma previa al ejercicio o ingiriendo hidratos de carbono simples durante el ejercicio. Entre las muchas opciones disponibles para alimentarnos durante el entrenamiento, encontraremos la dextrosa. Lo ideal es tomarla disuelta en agua, así se absorberá rápidamente y evitamos tener que masticar. Si esta opción no os convence, también encontraréis multitud de geles energéticos que contienen dextrosa.

la dextrosa

La otra posibilidad es que acabéis de realizar una actividad física y queráis recuperaros rápidamente. En este sentido, se ha descubierto que las tres primeras horas son cruciales para reponer el glucógeno perdido, ya que la membrana plasmática de los músculos está más permeable. Imaginaos, por ejemplo, el caso de un ciclista que termina una etapa de montaña y en menos de 24h tiene que estar de nuevo sobre la bicicleta pedaleando.

Estos deportistas nada más terminar consumen hidratos de carbono simples como la dextrosa y la maltodextrina para recuperar rápidamente. Además, es interesante apuntar que la mezcla de carbohidratos con proteínas es la mezcla más óptima para recuperar el glucógeno perdido, demostrando ser superior a la ingesta exclusiva de hidratos de carbono simples. Debido a esto, en Myprotein hemos creado unos geles de recuperación que contienen hidratos de carbono y proteínas.


En resumen..


Cualquier persona puede beneficiarse de las propiedades de la dextrosa sea cual sea su deporte, siendo una magnífica fuente de carbohidratos de asimilación rápida ideal tanto para el pre entreno, intra entreno o el post entreno. Por ejemplo un “bodybuilder” que entrena duro con pesas necesita ingerir una buena cantidad de hidratos de carbono antes de entrenar para disponer de la energía necesaria para afrontar sus duros entrenamientos.

Como hemos visto, para evitar comer grandes cantidades de alimentos justo antes de entrenar, una buena opción sería un batido con dextrosa y proteínas. Del mismo modo, a mitad de entrenamiento puede necesitar una dosis extra de carbohidratos para evitar que los depósitos de glucógeno se vacíen por completo, y en ese caso un batido de dextrosa sería la opción más acertada.

En cuanto al post entreno, este será quizá el mejor momento para tomar nuestra dosis de dextrosa para reponer los depósitos de glucógeno vaciados durante un duro entrenamiento con el fin de acelerar la recuperación muscular.

Deberás tener en cuenta todos estos datos de interés la próxima vez que vayas a hacer tu pedido para escoger la suplementación deportiva de forma inteligente, de ese modo aprovecharás todos sus beneficios y mejorarás tu rendimiento físico.

Dextrosa


Contraindicaciones de la dextrosa


Como ya hemos mencionado, la dextrosa se absorbe rápidamente. Esto, de la misma forma que es un beneficio, puede convertirse en un perjuicio, ya que nos puede provocar una hiperglucemia. Sin ir más lejos, las personas diabéticas tendrán que tener mucho cuidado con este tipo de azúcar, puesto que sus niveles de insulina pueden verse disparados.

Así mismo, tampoco es recomendable tomar una gran cantidad de dextrosa antes de realizar ejercicio, ya que el aumento de glucosa en sangre que vamos a provocar, puede provocar una hipoglucemia reactiva durante el entrenamiento. ¿Cuáles serían las consecuencias? Mareos, naúseas e incluso desvanecimiento. Así que si decides tomar dextrosa, mejor hacerlo después de la actividad deportiva, mucho antes de esta (al menos 3 horas antes) o durante la misma en pequeñas dosis de 20 – 50g.

Escrito por Francisco Fidalgo

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!