Nutrición

Kéfir | Qué es, beneficios, propiedades y cómo tomarlo

Kéfir | Qué es, beneficios, propiedades y cómo tomarlo

¿Has probado alguna vez el kéfir? Es la última innovación en alimentación saludable. Es una bebida cremosa similar al yogur, cargada de múltiples beneficios y propiedades.

Antibacteriano, antioxidante, depurador y además, refuerza el sistema inmunológico. Conócelo todo acerca de este fantástico superalimento y hasta te enseñamos a elaborar tu propio kéfir casero.


Kéfir ¿Qué es?

También denominado búlgaros, es una bebida fermentada compuesta por un conjunto de bacterias probióticas y levaduras, en una matriz de azúcares, lípidos y proteínas. Tiene un color blanquecino similar al que presenta el yogur líquido.

Recibe el nombre de kéfir debido a la matriz polisacárida que le envuelve denominada kefirán. Existen dos tipos; de leche y de agua, que los veremos a continuación de forma más detallada.

El más popular es el de leche, aunque el de agua está ganando cada vez más consumidores.

En cuanto a su valor nutricional es una alimento muy completo. Su perfil nutricional va a depender si es elaborado a partir de de agua o de leche, así como de la calidad de esta.

De forma genérica nos aporta minerales como hierro, fósforo y magnesio, vitamina B y K, además de aminoácidos esenciales

¡Fantástico! Ya hemos aprendido qué es el kéfir ¡Vamos con los diferentes tipos que existen en el mercado!


Diferentes tipos de kéfir

Existen dos tipos de kéfir, aunque cabe destacar que las propiedades son muy similares en ambos casos;

qué es kéfir

1. Kéfir de leche

Es el más popular con diferencia, su uso tan comercializado es debido al parecido que guarda al yogur batido. El hongo de este alimento se nutre de leche de vaca o de cabra.

La principal diferencia con el yogur es la fermentación con diferentes bacterias, además que en el kéfir se produce una pequeña cantidad de alcohol y CO2, por lo que resulta algo gaseoso.

2. Kéfir de agua

El de agua es menos común que el anterior, pero cada año gana más adictos, sobre todo en aquellas personas que son intolerantes a la lactosa.

Este kéfir no necesita lactosa para fermentar,  utiliza el azúcar que se le agrega al agua para desencadenar la fermentación .

No olvides que este alimento es también perfecto para introducirlo en tu dieta vegana o vegetariana.

En el caso que en tu dieta no introduzcas alimentos que provengan de fuente animal y busques ganar peso, no te puedes perder nuestro artículo:

Nutrición

¿Cómo ganar peso siendo vegano?

2018-07-18 06:00:13Por Ruben del Toro


Kéfir: Propiedades

El kéfir presenta una multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud en cuanto al tránsito intestinal, facilitando la digestión y problemas de estreñimiento.

También tiene propiedades regeneradoras de la mucosa del estómago y resulta muy útil usado de forma tópica, para tratar problemas cutáneos como los eccemas.

En este último año, se ha realizado un estudio científico en animales, que asegura que el kéfir tiene  propiedades antioxidantes y antienvejecimiento , aunque estos datos no han sido demostrados en el ser humano.


Kéfir: Beneficios

Gracias a la incorporación de este alimento en nuestra dieta, podemos obtener una gran cantidad de beneficios, entre los que destacamos:

1. Antibacteriano

Uno de los beneficios del kéfir más conocido es su potente acción antibacteriana, gracias a la presencia de la bacteria probiótica denominada el Kefiri Lactobacillus, presente exclusivamente en esta bebida.

Últimas investigaciones científicas publicadas por la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU han demostrado que este probiótico puede impedir el desarrollo de bacterias dañinas como la salmonela.

2. Protector del organismo

El kéfir también protege el organismo de agentes patógenos y toxina perjudiciales.

El consumo de este alimento es muy útil para mantener el sistema digestivo sano y un correcto funcionamiento de este.

3. Potencia el sistema inmunológico

Gracias a los beneficios del kéfir, tendremos una protección adicional sobre nuestro sistema inmunológico.

Debido a la toma de antibióticos o en época de estrés, es muy común que nuestro sistema inmune se encuentre debilitado, y con este fantástico alimento prepararemos nuestras defensas para afrontar cualquier infección de la manera más eficiente.

Estos son los 3 beneficios del kéfir más conocidos ¡Aunque existen muchos más!

  • Actúa reduciendo los síntomas de cualquier alergia.
  • Depura el cuerpo de antibióticos químicos, metales pesados, sales, bebidas alcohólicas, etc. ayudándote a encontrar el bienestar contigo mismo.
  • Acelera la curación de enfermedades como la psoriasis, artritis, gastritis, pancreatitis o úlceras.
  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, evitando los conocidos como “picos de insulina” esta función lo convierte en un alimento muy útil para diabéticos.
  • Algunos estudios científicos realizados in-vitro, han demostrado que el kéfir puede inhibir el crecimiento de células cancerígenas.

Según el resultado de estos estudios, el extracto concentrado de este alimento reduce hasta en un 56% el número de células cancerosas de mama, aunque aún es necesario realizar más estudios en humanos para determinar su efectividad real contra el cáncer.


¿Cómo tomar el kéfir?

Es una bebida con un valor nutricional muy elevado, que puede tomarse en cualquier momento del día.

1. ¡Hazte un rico batido de frutas para merendar!

Echa 300 ml. de kéfir de leche o de agua a un recipiente, añádele tu fruta de temporada preferida, una pequeña cantidad de cereales y termina dándole un toque exquisito con uno de nuestros saborizantes naturales.

2. ¿O prefieres una deliciosa crema de calabacín calentita con kéfir para este otoño?

En un recipiente grande, añade 3 calabacines ya cocidos, 200 ml de kéfir de leche, 50 gr de queso 0%, una cucharada de mantequilla de cacahuete, una pizca de sal y aceite.

3. También puedes bebértelo directamente

Simplemente añádele una cucharada de sirope de agave, stevia o miel para endulzarlo de forma natural, ya que tiene un sabor un poco ácido.

kéfir propiedades


Elabora tu propio kéfir casero

El kéfir es una bebida fermentada que está lista para consumir en los diferentes supermercados. Pero también puedes elaborar tu propio kéfir casero y potenciar los beneficios de este superalimento.

Podrás mezclarlo con agua azucarada o cualquier tipo de leche, muy interesante este apartado para los veganos que solo consuman leche vegetal, donde podrán hacer su propio kéfir de leche de soja.

Es muy sencillo, solo deberás seguir nuestros pasos:

  1. Lo primero que debemos hacer es comprar directamente los gránulos de kéfir, los puedes encontrar en supermercados ecológico o en herbolarios. En el caso que no tengas un supermercado de este tipo al alcance, pídelos por internet.
  2. Una vez que tengamos los gránulos de kéfir, vamos a pasar a su elaboración. Coge un recipiente de cristal con tapa, echa tus gránulos de kéfir (3 cucharadas por litro) y añade la leche o agua azucarada (3 cucharadas de azúcar de caña integral y el zumo de ½ de limón por cada litro de agua).
  3. Presta atención en no rellenar todo el recipiente de cristal, solo las 2/3 partes, porque la fermentación producirá gases que necesitan espacio.
  4. A continuación, pasemos al proceso de fermentación. Déjalo reposar a temperatura ambiente un día entero (24 horas) y removiéndolo cada 8 horas aproximadamente.
  5. Una vez pasado el tiempo de reposo, ya puedes empezar a consumirlo. Solamente deberás colar el líquido resultante en un colador o filtro. Después se vuelve a repetir el proceso con más leche o agua. El líquido debe cambiarse cada 24 horas, aunque no vayamos a consumirlo.

El kéfir y su conservación


Como cualquier alimento, tiene unas recomendaciones y pautas para lograr que se conserven todas sus propiedades y beneficios, entre las principales formas de conservación destacamos:

1. Refrigeración

Si vas a optar por guardarlo en el refrigerador, deberás dejar los gránulos de kéfir en un recipiente de crista con leche fresca o agua azucarada para asegurar su perfecta conservación durante 8-10 días.

2. Congelación

El congelador también es bastante útil si compraste demasiada cantidad y quieres conservarlos para 2-3 meses.

Para ello deberás limpiar los gránulos de kéfir con abundante agua de botella, luego escúrrelos e introduce todos los gránulos en una bolsa de congelación o tupperware.

No es aconsejable limpiarlos con agua del grifo, porque el cloro que contiene puede matar a los microorganismos del kéfir.

3. Deshidratación

También puedes optar por deshidratarlo y conservar sus propiedades. Coloca el kéfir sobre papel de cocina en un sitio aireado, remueve cada cierto tiempo hasta que no esté pegajoso y los gránulos de kéfir tengan un aspecto cristalizado.

El tiempo en deshidratarse depende de la ventilación, la temperatura y la humedad ambiental y es de 3-5 días para los granos más grandes.


Conclusiones


El kéfir es un alimento que está cada vez más presente en la dieta de las personas, debido a la multitud de beneficios que brinda a nuestra salud, además que facilita su consumo a todo el mundo, porque podrás tomarlo ya seas vegano, vegetariano o intolerante a la lactosa.

¿Aún no conocías el kéfir? Si este es tu caso, no esperes más en probarlo, ya sea kéfir de agua o de leche.

Referencias

Escrito por Aitor Ferrón

Entrenador Personal / Nutricionista deportivo

No hay etiquetas para el post



Aitor Ferrón

Aitor Ferrón

Escritor y Embajador Oficial

Soy entrenador personal y monitor de musculación. Apasionado y adicto a un estilo de vida saludable, donde la constancia, el esfuerzo y el sacrificio van unidos para alcanzar a cualquier objetivo. Los límites los ponemos nosotros y la pregunta que te hago yo es ¿Hasta donde estás dispuesto a llegar?


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!