Nutrición

La dieta carnívora | Ciencia o ciencia ficción

Bienvenidos a un nuevo capítulo de “Ciencia o ciencia ficción”, la serie en la que intentaremos aprobar o desmentir las últimas modas del fitness, desde las dietas más populares hasta el último entrenamiento de moda en TikTok. Así pues, vamos a averiguar lo que piensa nuestra nutricionista Jenaed sobre la dieta más famosa hasta la fecha, la dieta carnívora.

Aunque actualmente está muy de moda, la dieta carnívora es una dieta muy popular desde hace mucho tiempo.¹ Como podemos intuir viendo su nombre, la dieta consiste en comer solo alimentos de origen animal (sobre todo carne) y ningún alimento de origen vegetal. Algunos de sus seguidores afirman que la dieta carnívora ayuda a perder peso, a proteger contra las enfermedades, a reducir la inflamación y a aumentar los niveles de testosterona. Sin embargo, todavía no se ha realizado ningún estudio sobre la dieta carnívora. Así que, nosotros nos hemos adelantado y hemos hecho nuestro propio informe completo sobre la dieta carnívora.

Índice:

dieta carnívora

 

¿Qué es la dieta carnívora?


Seguir esta dieta implica eliminar todos los alimentos vegetales de la dieta y comer exclusivamente carne, pescado, huevos y pequeñas cantidades de productos lácteos bajos en lactosa. Algunos de los alimentos que se pueden consumir son la carne de res, el pollo, el cerdo, el cordero, el pavo, las vísceras, el salmón, las sardinas, el pescado blanco y pequeñas cantidades de nata y queso curado. También están permitidos la mantequilla, la manteca de cerdo y el tuétano.

La dieta carnívora fomenta el consumo de agua y caldo de huesos, pero desaconseja el consumo de té, café y otras bebidas de origen vegetal. No hay unas directrices específicas sobre la ingesta de calorías, el tamaño de las raciones o el número de comidas diarias. La mayoría de personas que apoyan la dieta sugieren comer siempre que apetezca.

No se permite la ingesta de carbohidratos, lo que significa que no se puede comer fruta, verdura, cereales, almidones, frutos secos y legumbres. Básicamente, solo se puede comer carne, huevos y grasa animal. Parece bastante restrictivo, ¿verdad?

Algunos aspectos de la dieta carnívora pueden ayudar a perder peso. Hay estudios que demuestran que una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas puede favorecer la pérdida de peso, pero esto es gracias al déficit calórico. Mantener una ingesta alta de proteínas y baja de carbohidratos no implica necesariamente tener que eliminar los grupos principales de alimentos.2,3,4 La posible pérdida de peso también puede deberse al hecho de que la proteína puede aumentar la tasa metabólica y aumentar la sensación de saciedad.5,6,7

 

Desventajas de la dieta carnívora


Elimina la fibra

Si se eliminan los alimentos de origen vegetal de la dieta, se elimina directamente la ingesta de fibra. La fibra tiene muchos beneficios, como por ejemplo:

  • Eliminar el exceso de colesterol y ácidos biliares del cuerpo
  • Regular los niveles de glucosa y lípidos en sangre
  • Ayudar a la salud del sistema inmunitario
  • Alimentar las bacterias esenciales del microbioma intestinal

 

Elimina los carbohidratos

La dieta carnívora elimina los carbohidratos de forma drástica. Dejar de consumir carbohidratos influye en la capacidad del cerebro para realizar funciones cognitivas y, obviamente, necesitamos que nuestro cerebro funcione al máximo de su capacidad.

De hecho, la glucosa (carbohidratos) es la principal fuente de energía del cerebro; así que, claro que es importante mantener una ingesta adecuada de carbohidratos.

Los carbohidratos también son la fuente principal de energía del cuerpo. Además de servir como combustible para el cerebro (glucosa), los carbohidratos también abastecen de energía a los músculos. Aunque todavía hay gente que piensa lo contrario, los carbohidratos no son malos. Los carbohidratos refinados de la comida rápida, las bebidas azucaradas y las barritas de chocolate no se parecen en nada a los carbohidratos de los cereales integrales, las legumbres, la fruta y las verduras. Ambos tipos de carbohidratos se descomponen y se digieren de forma completamente diferente.

 

Sin carbohidratos = sin verduras

Seguir una dieta sin carbohidratos implica eliminar la ingesta de todo tipo de verduras. Las verduras aportan una gran variedad de nutrientes al organismo, los cuales desempeñan diferentes funciones en nuestro cuerpo. Eliminar la ingesta de verduras significa dejar de aportar todos estos nutrientes al organismo, además de la fibra y muchas otras cosas buenas. En definitiva, esto no es ni sostenible ni saludable.

 

Precio

La dieta carnívora también es muy costosa. Los representantes de la dieta carnívora recomiendan que solo se consuma la carne de mayor calidad, como la carne de vacuno alimentada con pasto y el salmón salvaje pescado con caña, lo que no es sostenible económicamente para la mayoría de personas.

 

Aumenta las grasas saturadas

La dieta carnívora es rica en grasas, colesterol y sodio. Puesto que la dieta consiste únicamente en consumir alimentos de origen animal, puede ser alta en grasas saturadas y colesterol. Las grasas saturadas pueden subir el colesterol LDL (malo), lo que puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.10 La ingesta de muchos de estos alimentos, como las carnes procesadas, puede aumentar el consumo de sodio, que se ha relacionado con un mayor riesgo de presión arterial alta, enfermedades renales y otros efectos negativos para la salud.11

 

Alimentos de la dieta carnívora

 

Alimentos de la dieta carnívora


  • Carne roja
  • Carne blanca
  • Despojos (es decir, carne de órganos)
  • Grasa animal (por ejemplo, manteca de cerdo)
  • Aves de corral
  • Pescado
  • Marisco
  • Huevos
  • Lácteos (opcional)

Si bien es cierto que la carne aporta macro y micronutrientes y su consumo tiene sus propios beneficios, no debe ser el único sustento de la dieta. Seguir una dieta restrictiva como la dieta carnívora puede acarrear deficiencias de algunos nutrientes y el consumo excesivo de otros.8 Por otra parte, las dietas ricas en alimentos de origen vegetal también se han asociado a un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas.9

 

¿Tiene algún beneficio la dieta carnívora?


Puesto que esta dieta elimina por completo el consumo de carbohidratos, esto implica también la ingesta de carbohidratos refinados como galletas, pasteles y todo tipo de bollería industrial, lo que reduciría/eliminaría el consumo de este tipo de alimentos altamente calóricos y pobres en nutrientes. Normalmente, estos alimentos no aportan casi nutrientes de calidad y suelen tener muchas calorías, por lo que es mejor limitar su ingesta en la medida de lo posible en una dieta saludable y equilibrada. Pero esto no quiere decir que comer algún bollo o algún pastel de vez en cuando sea definitivamente malo, ya que pueden tener muchos beneficios mentales. La clave aquí es la moderación.

Como ya hemos comentado, la carne tiene sus propios beneficios y su consumo puede ser una parte importante de una dieta saludable, pero comer solo carne y otros alimentos de origen animal no es beneficioso, porque entre otras cosas, no contienen fibra. La dieta carnívora puede ayudar a perder peso rápido porque es una dieta extrema que elimina grupos enteros de alimentos saludables (carbohidratos en general). Pero, perder peso muy rápido no es bueno para el cuerpo, porque es muy probable que se acabe recuperando el peso e incluso aumentándolo todavía más (lo que se conoce como efecto rebote), ya que este tipo de dietas restrictivas no suelen ser sostenibles a largo plazo.

 

El veredicto


La dieta carnívora es una dieta de moda que no se basa en ninguna evidencia científica y no hay estudios que demuestren ningún beneficio. Al eliminar grupos enteros de alimentos de la dieta, se elimina también el suministro de algunos nutrientes esenciales al organismo. Las dietas extremas son perjudiciales para el cuerpo y la mente, y aumentan el riesgo de sufrir desórdenes alimenticios y problemas de salud a largo plazo. Además, es muy probable que vuelvas a recuperar el peso perdido porque no puedes ser carnívoro para siempre y, desde luego, no es sostenible.

Entonces, contestando a la pregunta que da título a este artículo, nuestro veredicto es que consideramos que la dieta carnívora es ciencia ficción.

No te pierdas nuestro primer capítulo sobre “ciencia o ciencia ficción”:

La dieta Sirtfood | ¿Ciencia o ciencia ficción?

Nutrición

La dieta Sirtfood | ¿Ciencia o ciencia ficción?

2021-09-10 11:56:03Por Myprotein


 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro


  1. Bang HO, Dyerberg J, Sinclair HM. The composition of the Eskimo food in north western Greenland. Am J Clin Nutr. 1980;33(12):2657-2661. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7435433. Accessed 2015. 
  2. Soenen S, Bonomi AG, Lemmens SG, Scholte J, Thijssen MA, van Berkum F, Westerterp-Plantenga MS. Relatively high-protein or ‘low-carb’ energy-restricted diets for body weight loss and body weight maintenance? Physiol Behav. 2012 Oct 10;107(3):374-80. doi: 10.1016/j.physbeh.2012.08.004. Epub 2012 Aug 19. PMID: 22935440. 
  3. Larsen TM, Dalskov SM, van Baak M, Jebb SA, Papadaki A, Pfeiffer AF, Martinez JA, Handjieva-Darlenska T, Kunešová M, Pihlsgård M, Stender S, Holst C, Saris WH, Astrup A; Diet, Obesity, and Genes (Diogenes) Project. Diets with high or low protein content and glycemic index for weight-loss maintenance. N Engl J Med. 2010 Nov 25;363(22):2102-13. doi: 10.1056/NEJMoa1007137. PMID: 21105792; PMCID: PMC3359496. 
  4. Bazzano LA, Hu T, Reynolds K, Yao L, Bunol C, Liu Y, Chen CS, Klag MJ, Whelton PK, He J. Effects of low-carbohydrate and low-fat diets: a randomized trial. Ann Intern Med. 2014 Sep 2;161(5):309-18. doi: 10.7326/M14-0180. PMID: 25178568; PMCID: PMC4428290. 
  5. Paddon-Jones D, Westman E, Mattes RD, Wolfe RR, Astrup A, Westerterp-Plantenga M. Protein, weight management, and satiety. Am J Clin Nutr. 2008 May;87(5):1558S-1561S. doi: 10.1093/ajcn/87.5.1558S. PMID: 18469287. 
  6. Westerterp-Plantenga MS, Lemmens SG, Westerterp KR. Dietary protein – its role in satiety, energetics, weight loss and health. Br J Nutr. 2012 Aug;108 Suppl 2:S105-12. doi: 10.1017/S0007114512002589. PMID: 23107521. 
  7. Pesta, D. H., & Samuel, V. T. (2014). A high-protein diet for reducing body fat: mechanisms and possible caveats. Nutrition & metabolism, 11(1), 53. https://doi.org/10.1186/1743-7075-11-53 
  8. Calton J. B. (2010). Prevalence of micronutrient deficiency in popular diet plans. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 7, 24. https://doi.org/10.1186/1550-2783-7-24 
  9. Boeing, H., Bechthold, A., Bub, A., Ellinger, S., Haller, D., Kroke, A., Leschik-Bonnet, E., Müller, M. J., Oberritter, H., Schulze, M., Stehle, P., & Watzl, B. (2012). Critical review: vegetables and fruit in the prevention of chronic diseases. European journal of nutrition, 51(6), 637–663. https://doi.org/10.1007/s00394-012-0380-y 
  10. Siri-Tarino PW, Sun Q, Hu FB, Krauss RM. Saturated fat, carbohydrate, and cardiovascular disease. Am J Clin Nutr. 2010 Mar;91(3):502-9. doi: 10.3945/ajcn.2008.26285. Epub 2010 Jan 20. PMID: 20089734; PMCID: PMC2824150. 
  11. Cappuccio F. P. (2013). Cardiovascular and other effects of salt consumption. Kidney international supplements, 3(4), 312–315. https://doi.org/10.1038/kisup.2013.65 
  12. Chan DS, Lau R, Aune D, Vieira R, Greenwood DC, Kampman E, Norat T. Red and processed meat and colorectal cancer incidence: meta-analysis of prospective studies. PLoS One. 2011;6(6):e20456. doi: 10.1371/journal.pone.0020456. Epub 2011 Jun 6. PMID: 21674008; PMCID: PMC3108955. 


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta