Entrenamiento

Running para controlar la ansiedad | Todo lo que necesitas saber

La ansiedad afecta cada vez a más gente por infinidad de razones y eso suele tener un efecto perjudicial tanto para nuestro día a día como en la forma en que nos sentimos con nosotros mismos. Controlar los síntomas de la ansiedad con alguna actividad física como el running puede ayudar a mejorar considerablemente tu día a día, y a continuación te explicaremos cómo hacerlo.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una sensación general de malestar, como la preocupación o el miedo. Los síntomas se manifiestan no sólo psicológicamente, sino también fisiológicamente, dando lugar a síntomas como sudoración o temblores que van de leves a graves, dependiendo de la situación y del individuo.

En el ámbito deportivo, los niveles de ansiedad controlada (conocidos como excitación) pueden mejorar el rendimiento, pero llevados al día a día, esos síntomas son molestos y problemáticos.

Running para combatir la ansiedad

5 formas en las que el running ayuda a combatir la ansiedad

1. Vitamina D

Obviamente, para aprovechar los beneficios de la vitamina D tendrás que salir a correr al aire libre en lugar de hacerlo en la cinta de andar. Existen vínculos documentados entre la vitamina D y la depresión, e incluso algunos estudios sugieren que la deficiencia de vitamina D puede influir en los trastornos de ansiedad. La falta de vitamina D también puede aumentar los niveles de cortisol, una hormona del estrés, que puede aumentar los síntomas de la ansiedad.

Mantener unos niveles de vitamina D adecuados, tanto a través de la dieta como de la luz solar, es una buena forma de reducir los síntomas de la ansiedad.

 

2. Reducción del estrés

Las endorfinas, como la dopamina, la serotonina y la norepinefrina, son neurotransmisores químicos que provocan sentimientos positivos y, en algunos casos, sentimientos de euforia (como el subidón de los corredores). En combinación con la reducción del cortisol, estos sentimientos positivos pueden ayudar a controlar los síntomas de la ansiedad.

En particular, el cortisol bloquea los receptores del cuerpo que gestionan la vitamina D, por lo que, si tienes unos niveles de estrés altos, tu cuerpo no podrá aprovechar las fuentes de vitamina D, que a su vez contribuye aún más a los síntomas de la ansiedad.

 

3. Mejora del sueño

Correr puede mejorar la calidad y la cantidad del sueño induciendo una mayor fatiga y estimulando la liberación de neurotransmisores como la serotonina, que es la responsable de facilitar las fases REM del sueño. Dormir lo suficiente y de buena calidad ayuda a estabilizar el equilibrio hormonal, lo que a su vez puede ayudar a gestionar y reducir los síntomas de la ansiedad.

 

4. Socializar

Muchos estudios respaldan que socializar puede ayudar a reducir los síntomas de la ansiedad y también a aumentar la autoconfianza. Apuntarse a un club/equipo o utilizar aplicaciones como Strava para encontrar corredores con tus mismos objetivos son las mejores formas de socializar en el mundo del running.

 

5. Lucha o huida

La ansiedad es un mecanismo de la mente preparándonos para una situación de lucha o huida, pero el problema es que las situaciones que nos producen ansiedad no suelen ser las apropiadas para esto. El ejercicio físico activa las regiones del cerebro responsables de la función ejecutiva, lo que ayuda a detectar las amenazas reales o imaginarias a la supervivencia que estimulan la respuesta de lucha o huida.

Por lo tanto, el running es un método eficaz para ayudar al cerebro a procesar este tipo de información de forma más efectiva, reduciendo la prevalencia de la ansiedad y ese tipo de síntomas ante las situaciones cotidianas del día a día.

Conclusión

El running es un método efectivo y saludable de controlar los síntomas de la ansiedad. Aunque no es una cura, aprender a gestionar mejor los síntomas puede ser beneficioso para el día a día, por lo tanto, merece la pena probarlo.

 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro



Scott Whitney

Scott Whitney

Escritora y Experta

Antes de ir a la universidad, Scott competía en carreras de larga distancia y escalada, lo que le hizo sentir una gran pasión por el deporte y el rendimiento. Entre los títulos académicos de Scott se incluyen una licenciatura con honores en Terapia Deportiva y un Máster en Fuerza y Acondicionamiento Físico. También es miembro de la Sociedad de Terapeutas Deportivos y CIMSPA. En sus anteriores trabajos ha trabajado con atletas aficionados y de élite, desde equipos deportivos universitarios hasta atletas de élite de la liga de rugby y remeros del Equipo GB. Actualmente trabaja con varios gimnasios diseñando programas de entrenamiento para atletas aficionados y gente que entrena en el gimnasio. Además de poner en práctica los tratamientos pasivos como terapeuta deportivo, Scott utiliza sus habilidades para combatir la obesidad, el dolor lumbar y otras lesiones deportivas con la actividad física, y además diseña programas de entrenamiento para atletas. Como recién graduado, Scott se esfuerza por sumar experiencia a sus espaldas mientras aconseja y comparte sus conocimientos con los demás. Scott piensa que es importante predicar con el ejemplo, por eso en su tiempo libre practica levantamiento olímpico y hace deporte al aire libre sin importar el clima, pero también intenta sacar tiempo para socializar.


Descubre los descuentos del día HASTA 40% al comprar 3 productos | CÓDIGO: MÁS40