Nutrición

Qué comer antes y después de hacer yoga

Mucha gente (sobre todo la que no hace yoga) piensa que un yogui sigue una dieta totalmente natural, vegana, integral, sin azúcar y, además, come muy poca cantidad, pero eso tan solo es un mito que difiere bastante de la realidad.

Además de abrir el apetito, el yoga también te hace ser consciente de lo que realmente quieres/necesitas comer cuando consigues conectar con tu cuerpo.

Esta conexión puede crear cierta confusión y llevarte a cuestionarte cosas que antes nunca te hubieras cuestionado, como por ejemplo: “Me apetece algo dulce pero no quiero comerme una tableta de chocolate entera, ¿qué puedo comer?” o “No quiero hacer la digestión en mitad de mi sesión de yoga, ¿cuál es el mejor momento para comer?”.

En Myprotein somos expertos en el campo de la nutrición, por eso vamos a dar respuesta a algunas de las preguntas que pueden surgir sobre cómo y cuándo comer para sacar el mayor provecho a tus sesiones de yoga.

qué comer antes de hacer yoga

¿Qué comer antes de hacer yoga?

Qué y cuándo comer antes de hacer yoga depende totalmente de si haces yoga por la mañana o por la tarde. No creo que a nadie le apetezca hacer una pose triangular boca abajo con el estómago lleno.

 

Hacer yoga por la mañana

Aunque es cierto que es mejor comer algo antes de una sesión de yoga, hacer yoga por la mañana te puede limitar en cuanto a qué puedes comer, si es que tienes tiempo de comer.

Un desayuno ligero unos 45 minutos antes puede ser suficiente para contar con energía para afrontar una sesión de yoga larga, pero si piensas hacer una sesión de unos 20 minutos o menos, un snack ligero será suficiente.

Si prefieres comer justo antes de empezar, un snack ligero rico en carbohidratos complejos te ayudará a mantener los niveles de energía a tope durante tu sesión de yoga.

Los batidos también son una buena opción, porque son ligeros y no deberían empacharte. De hecho, puedes dar unos tragos antes de empezar y acabártelo más tarde.

Si tienes tiempo o te gusta hacer un desayuno completo y más pesado antes de hacer yoga por la mañana, la avena es una buena opción porque es de digestión lenta y libera energía de forma gradual durante la sesión e incluso al acabar.

Si quieres aumentar el contenido de proteínas de tu desayuno, puedes añadir unas nueces o un poco de proteína en polvo a tus gachas de avena.

 

Hacer yoga por la tarde

Si prefieres hacer yoga por la tarde o por la noche, tendrás más tiempo para hacer la digestión después de una comida más abundante.

Intenta acabar de comer como mucho una hora antes de empezar con el yoga, aunque lo ideal son dos horas antes porque le das más tiempo al cuerpo para digerir la comida y te sentirás más ligero mientras haces tus posturas favoritas.

Una comida equilibrada rica en carbohidratos complejos, proteínas completas y grasas saludables te proporcionará la energía que necesitas, como por ejemplo un sándwich de pan integral con atún y maíz dulce, o un boniato con carne picada y queso.

¿Qué comer después de hacer yoga?

Tanto si haces yoga por la mañana o por la tarde, si no has hecho una comida importante antes de tu sesión diaria de yoga, después de la sesión es un buen momento para hacer una comida más grande y mejorar la recuperación post-yoga.

Por otro lado, si has hecho una comida importante un par de horas antes de la sesión, seguramente no te apetecerá volver a hacer otra comida completa otra vez. En este caso, puedes optar por un snack rico en nutrientes de calidad para saciarte y no tener antojos de dulce hasta la próxima comida.

Desmintiendo otro de los mitos del yoga, mucha gente dice que el yoga no es un entrenamiento como tal, pero la verdad es que implica músculos que ni siquiera sabíamos que existían. Por eso, es importante mantener los niveles de energía estables durante la recuperación post-entrenamiento, aunque solo sea picar unas pocas uvas o nueces.

De nuevo, opta por una comida equilibrada y completa con carbohidratos integrales, proteínas completas y grasas saludables para reabastecer tus niveles de energía. Puedes tomar unas galletas integrales con queso de cabra y uvas, o un huevo cocido con unas nueces y semillas.

¿Hay algún alimento que sea más importante?

Cada persona es única y todos tenemos unos gustos y aversiones totalmente diferentes de los demás. No hay una comida ideal para todos; de hecho, es muy probable que a ti no te guste lo que a tus compañeros yoguis sí les gusta y viceversa.

Aunque no recomendamos que te centres en un alimento o un grupo de alimentos específico, hay algunos alimentos que tienen más beneficios para la salud y pueden ser más interesantes para tu dieta.

Por ejemplo, el cacao es una muy buena fuente de los tres macronutrientes y proporciona micronutrientes como hierro, magnesio y potasio. Además, es un alimento con un buen sabor y menos procesado que otros.

¿Tengo que prestar especial atención a las proteínas?

Es importante mantener una ingesta adecuada de proteínas, pero seguramente ya consumirás la suficiente a través de la dieta. Si llevas una dieta vegana o vegetariana, quizá puede ser interesante tomar un suplemento de proteínas después de tu sesión de yoga para asegurar una ingesta adecuada de proteínas.

Por otra parte, si tus sesiones de yoga son intensas con una alta implicación muscular, aumentar la ingesta de proteínas puede ayudar a mejorar la recuperación.

Conclusión

Como hemos podido comprobar, una dieta equilibrada rica en los tres macronutrientes y micronutrientes, te proporcionará la energía suficiente para afrontar tus sesiones de yoga y te ayudará a mejorar la recuperación para realizar tu próxima sesión con las pilas cargadas al máximo.

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro



Shannah Hatch

Shannah Hatch

Escritora y Experta

Shannah Hatch empezó su carrera de nutrición después de asistir a un taller de Farm to Fork. En la actualidad trabaja como trabajadora de refuerzo dietético, orientando y dando apoyo nutricional en el NHS. Anteriormente, Shannah también ha trabajado en el diseño de nuevos suplementos. Algunos de los métodos de aprendizaje que más le han ayudado son seguir a otros profesionales de la salud y asistir a charlas relacionadas con todo lo referente a la nutrición, como por ejemplo el vínculo entre nuestra dieta, las hormonas femeninas y el deporte. Shannah también ha trabajado muchas veces como voluntaria, como por ejemplo en bancos de alimentos, talleres de nutrición deportiva y participando en estudios de prueba. Tiene la esperanza de seguir despuntando en la industria, enseñando y colaborando con los demás para promover una buena nutrición. En su tiempo libre, a Shannah le gusta la escalada, el running y tocar el piano.


Descubre los descuentos del día 2X1 EN LISTA ESPECIAL CON MÁS DE 150 PRODUCTOS | SIN CÓDIGO 💪🏼