Nutrición

6 efectos secundarios de las dietas líquidas

Eslóganes como “pierde 10 kilos en una semana” o “pierde 3 kilos en un día” hacen que las dietas de moda sean cada vez más populares entre las personas desesperadas que quieren perder peso rápido. Este podría ser el caso de las dietas líquidas que, como veremos en este artículo, tienen más efectos secundarios que beneficios.

Índice:

dietas líquidas

 

Qué son las dietas líquidas


Como bien indica su nombre, las dietas líquidas (también conocidas como dietas depurativas) consisten en alimentarse a base de líquidos, mayormente de zumos de frutas. Existen muchos tipos de dietas líquidas, pero, en general, las más tolerantes consisten en sustituir una o dos comidas principales por comidas líquidas y las más radicales abogan por alimentarse exclusivamente a base de líquidos.

Uno de los grandes reclamos de este tipo de dietas es que ayudan a eliminar toxinas del cuerpo, pero, lo cierto es que nuestro cuerpo no necesita una dieta específica (en este caso, una dieta depurativa) para ello, ya que cuenta con sistemas perfectamente desarrollados para eliminar las toxinas y desechos inútiles del cuerpo.

Si bien es cierto que las frutas y verduras son muy beneficiosas para nuestra salud, deben consumirse como parte de una dieta saludable, equilibrada y completa. El hecho de alimentarse exclusivamente a base de zumos y comidas líquidas, excluye (en la mayoría de los casos) la ingesta de macronutrientes como las proteínas y las grasas, que son vitales para mantener una buena salud.

 

Efectos secundarios de las dietas líquidas


Efecto rebote

El efecto rebote es uno de los efectos secundarios más comunes en las dietas milagro, ya que se suelen eliminar muchos alimentos de forma muy drástica y la ingesta de calorías es muy baja. Cuando se vuelve a comer de forma normal, el cuerpo recuperará todo el peso que se ha perdido (en su mayoría líquidos) e incluso más, ya que el organismo entrará en modo ahorro como mecanismo de defensa ante este tipo de “ataques”.

Pérdida de masa muscular

La ingesta de proteínas en las dietas líquidas es extremadamente baja, y la proteína es un macronutriente vital para el desarrollo y el mantenimiento del tejido muscular del cuerpo. Mantener una ingesta de proteínas muy baja a largo plazo dará lugar a la pérdida de masa muscular, lo que conlleva problemas como pérdida de fuerza, debilidad y, en definitiva, disminución del rendimiento físico.

Carencias nutricionales

Además de la baja ingesta de proteínas propia de este tipo de dietas, otro de los nutrientes que suele verse afectado es la fibra. Aunque las frutas y verduras son ricas en fibra, en esta dieta se recomienda consumirlas licuadas, es decir, solo la parte líquida, y la mayor cantidad de fibra reside en la parte sólida de estos alimentos. De esta forma, aunque estemos consumiendo mucha fruta, siempre que desechemos la parte sólida estaremos desechando su mayor fuente de nutrientes, lo que también se aplica a las vitaminas y minerales.

Mantener una dieta líquida a largo plazo puede conllevar carencias nutricionales que, con el tiempo, podrían causar problemas graves de salud.

Bajo aporte calórico

Uno de los motivos por los que se puede perder peso rápido con las dietas líquidas es porque la ingesta de calorías es muy baja, a veces incluso por debajo de las 800 calorías, lo que no es nada recomendable a medio/largo plazo. Mantener una ingesta de calorías tan baja durante demasiado tiempo puede producir mareos, náuseas, dolor de cabeza, fatiga, cambios de humor, cambios en la motilidad intestinal, etc.

Afecta a los niveles de azúcar en sangre

La fibra (en especial la fibra soluble) hace que el intestino tarde más tiempo en absorber los azúcares ingeridos a través de la dieta, lo que ayuda a controlar y evitar los picos de azúcar que se producen como consecuencia de la absorción de los propios azúcares.

Ahora bien, como la ingesta de fibra suele estar por debajo de las cantidades recomendadas, el intestino absorberá los azúcares más rápido y se producirán los picos de azúcar en sangre con sus consiguientes consecuencias.

Poco efecto saciante

Las comidas líquidas (en especial los zumos de frutas) suelen ser mucho menos saciantes que las comidas sólidas, ya que el cuerpo tarda mucho menos tiempo y destina mucha menos energía en digerir los líquidos. Si te alimentas a base de líquidos, lo más probable es que tengas más hambre, sobre todo entre comidas, lo que puede llevar a comer en exceso y, en definitiva, al fracaso de la dieta.

 

Conclusión

Hay que tener cuidado con las dietas líquidas que circulan por Internet porque, en la mayoría de los casos, están mal estructuradas y pueden producir carencias nutricionales que conducirán a problemas de salud graves, sobre todo si se mantienen a largo plazo.

Lo mejor para eliminar grasa y perder peso de forma saludable es mantener una alimentación equilibrada, completa y saludable, además de hacer ejercicio de forma regular para estar en forma.

¿Te ha gustado este artículo?

No te pierdas estos otros:

Perder peso rápido | Por qué las dietas de moda pueden ser peligrosas

Nutrición

Perder peso rápido | Por qué las dietas de moda pueden ser peligrosas

2022-01-10 13:31:08Por Claire Muszalski

Las formas clave para perder grasa corporal rápidamente

Nutrición

Las formas clave para perder grasa corporal rápidamente

2021-09-28 08:00:20Por Claire Muszalski

Los mejores tipos de ejercicio para bajar de peso

Entrenamiento

Los mejores tipos de ejercicio para bajar de peso

2022-02-01 13:00:00Por Chris Appleton

 

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Escrito por Rubén Del Toro



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta