Entrenamiento

Beneficios de Hacer el Pino | ¿Por qué Deberías Incluirlo en tu Entrenamiento?

Hacer el pino era uno de nuestros juegos favoritos cuando éramos unos niños. Seguro que has intentado hacerlo muchas veces cuando eras un niño, al igual que la rueda lateral y saltar a la comba. Sin embargo, te habrás dado cuenta de que cada vez más personas incorporan este ejercicio a su rutina de entrenamiento.

Además de ser divertido y por la sensación de cambiar tu punto de vista al revés, hacer el pino es un añadido excelente para un programa de entrenamiento.


Beneficios de hacer el pino


1. Se trabaja todo el Tren Superior

Sujetar tu cuerpo haciendo la posición del pino es una muy buena manera de trabajar tus brazos. Y esto viene genial si crees que hay algún músculo del tren superior que tienes un poco olvidado. Se trabaja todo el tren superior, pero sobretodo los brazos y antebrazos.

cómo hacer el pino

2. Equilibrio

El equilibrio que necesitas para mantenerte recto proviene de tu core. Hacer el pino es un gran ejercicio para trabajar y mantener fuerte tu core. Si últimamente no haces muchos abdominales o giros rusos, después de hacer el pino notarás las agujetas.

También trabajas las piernas al intentar mantenerlas rectas.

3. Estimula la sangre y los huesos

Cuando estas boca abajo haciendo el pino, el diafragma se estrecha y produce un incremento de oxigeno en el torrente sanguíneo. Esto beneficia a tus músculos y los órganos mayores. La posición boca abajo además aumenta el riego sanguíneo del cuerpo.

La fuerza necesaria para hacer el pino también beneficia a tus huesos. Tu columna vertebral, tus brazos y sobre todo los hombros, se estimulan y ejercitan, con lo que reducirás la probabilidad de sufrir osteoporosis en un futuro.


¿Cómo empiezo a hacer el pino?


Aunque de pequeños nos pusiéramos sin ninguna preparación a hacerlo, como adulto debes tener en cuenta una serie de cosas antes de lanzarte. Mejora tu técnica apoyándote primero sobre un muro. Coloca tus manos a la misma anchura de los hombros cerca de un muro. Da pasos cortos con los pies hasta que tengas la espalda pegada a la pared. Impulsa tu core y levanta las piernas hasta que se apoyen completamente en la pared. Para los primeros intentos, es probable que necesites dar un pequeño salto al hacer esto último.

pasos para hacer el pino

Aguanta durante 5 segundos para fortalecerte antes de hacerlo más veces. Puedes hacerlo tantas veces como necesites hasta que consigas mantener el equilibrio en la pared. Cuando tengas más seguridad puedes probar despacio a hacer el pino sin la ayuda de la pared. Asegúrate de practicar en una zona con bastante espacio por si te caes. Si crees que te vas a caer de espaldas, flexiona ligeramente el cuello para caer haciendo una voltereta de manera segura.

1. Pide ayuda

Puede que te sientas más seguro si hay alguien a tu lado observando tu técnica. También hay gente que utiliza una colchoneta de yoga para mayor comodidad o soportes de agarre en el suelo.

2. Variaciones

Una vez que te sientas seguro haciendo el pino, ya sea con la ayuda de una pared o sin ella, puedes añadir variaciones para desafiar tu equilibrio. Puedes hacer flexiones cuando estés en posición vertical para fortalecer aun más tu tren superior. O puedes trabajar más las piernas si las estiras y flexionas mientras mantienes el equilibrio.

Una vez que comienzas a hacer el pino, se abre un mundo infinito de variaciones y posibilidades a desarrollar. Así que ponte manos a la obra para empezar ya a obtener todos sus beneficios.

Traducido por Aitor Ferrón

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!