0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Entrenamiento

Rutina de ejercicios de calistenia para principiantes-medio

¿Has oído hablar de los ejercicios de calistenia? Cuando decidimos comenzar a realizar ejercicio, normalmente pensamos en trabajar con barras, mancuernas y otros aparatos de musculación.

Si nuestro objetivo es aumentar la fuerza, solemos acudir a un gimnasio o invertir dinero en la compra de ciertos aparatos.

¿Quién se imagina que pueda aumentar su masa muscular sin tocar una sola pesa?

La realidad es que existe otro método de entreno que nos proporciona grandes beneficios y que no requiere de ninguna maquinaria. En este caso, hablamos de la calistenia.

Aprende a utilizar el propio peso de tu cuerpo a través de los ejercicios de calistenia para conseguir tu objetivo.

Si quieres saber cómo puedes realizar este tipo de entrenamiento y todas sus ventajas y beneficios, te animo a que continúes leyendo este artículo.

Qué es la calistenia


¿Qué es la calistenia?


La calistenia se trata de un sistema de entrenamiento donde utilizamos nuestro propio peso corporal.

Algunos ejercicios de esta modalidad son las flexiones, sentadillas, dominadas, etc.

Como podrás observar, hay una gran parte de ejercicios pertenecientes a esta actividad que hemos estado realizando durante toda la vida.

La realidad es que nuestros antepasados para aumentar la musculatura y resistencia corrían, escalaban, saltaban; es decir, realizaban ejercicios aprovechando sus cuerpos y el medio natural.

Un dato curioso es que su etimología proviene del griego kallos (belleza) y sthenos (fortaleza).

Al llevar a cabo este tipo de ejercicios, volvemos a retomar, en cierta medida, métodos muy eficientes que ya habían sido utilizados desde la antigüedad.

A veces, una vuelta al pasado no resulta ser tan mala idea, ¿no crees?


Ventajas y beneficios de los ejercicios de calistenia


Hemos visto anteriormente que una de las ventajas de practicar esta actividad es que no requiere equipamiento alguno, por lo que no debemos preocuparnos por el material.

A pesar de ser una actividad que sólo requiere nuestro propio cuerpo, sería recomendable que la iniciaras con algún profesional al lado que te asesore.

Otra de las ventajas es que podemos practicarlo tanto en casa como en cualquier medio natural.

Ahora que llega el verano, la playa y los paseos marítimos se convierten en un entorno ideal para la práctica deportiva.

La calistenia nos ayuda también a mejorar nuestra flexibilidad y equilibrio.

A diferencia de las máquinas de gimnasio, busca conseguir una mejora física a nivel global y no sólo potenciar grupos musculares de forma aislada.

Conseguiremos también fortalecer nuestras articulaciones y mantenerlas más activas.

Por último, al igual que cualquier actividad física, libera endorfinas que nos produce una sensación de bienestar y felicidad.

Rutina de ejercicios de calistenia


Rutina de ejercicios de calistenia


A continuación, te mostramos una serie de ejercicios de calistenia para un nivel principiante-medio.

Sentadillas

A través de este ejercicio podremos fortalecer las piernas y glúteos. Además, trabajaremos la firmeza de los músculos abdominales.

Flexiones

Es un ejercicio muy adecuado para ganar fuerza en los brazos. Si estás empezando a entrenar, puedes realizarlas con las rodillas apoyadas.

Dominadas

Se trata de un ejercicio muy duro y exigente que requiere tener cierto nivel de fuerza.

Para realizarlas necesitaremos una barra. Puedes poner las palmas mirando hacia ti para que resulte más fácil.

A medida que ganes más fuerza, combínalas con las normales.

Si tienes dudas, puedes leer nuestro artículo sobre cómo realizar dominadas correctamente.

Entrenamiento

Sé Fuerte como Sansón | Cómo Hacer Dominadas en Casa

2017-01-12 06:00:18Por Myprotein

Elevación de glúteos y caderas

Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas, eleva la pelvis mientras contraes los glúteos.

Cuando te sientas más en forma, puedes hacer el mismo ejercicio con una pierna elevada.

Elevación de piernas en barra

En este caso volvemos a necesitar una barra.

Nos colgamos de ella y elevamos las piernas de forma paralela al suelo creando un ángulo de 90 grados con nuestro cuerpo.


Conclusión


Has podido comprobar que el entrenamiento basado en nuestro propio peso es algo antiquísimo y, sin embargo, resulta ser muy beneficioso y ventajoso.

Este verano no tienes que invertir en pesas y otros aparatos para ponerte en forma.

Una buena opción, es realizar el entrenamiento en el parque y aprovechar las barras de ejercicio que suelen haber en algunas zonas.

Recuerda que con ejercicios muy comunes como las flexiones y sentadillas podrás conseguir grandes resultados.

Después del entreno, ayuda a mantener fuerte tus músculos con nuestra l-glutamina.

Prueba ejercicios de calistenia y empieza a definir tu cuerpo.

Escrito por Carmen Benitez

No hay etiquetas para el post



benitezc

benitezc

Escritora y Experta

Arabista, copywriter y atleta. Combino mis estudios con mi pasión: el atletismo. Amante del deporte, la vida sana y la lectura. Soñadora, pienso que nada es imposible. ¿Mis claves para el éxito? Constancia, trabajo duro y pasión.