Nutrición

¿Cuáles son las dietas más buscadas en Google de los últimos cinco años?

¿Quién no ha intentado hacer algún tipo de dieta a lo largo de su vida? Son muchas las razones que nos pueden llevar a hacer dieta, desde perder peso, ganar músculo o simplemente para mejorar la salud. Incluso hay dietas que van más allá de nuestra propia salud y pueden implicar la reducción de nuestra huella de carbono o del sufrimiento de los animales.

Pero, ¿cuáles son las dietas más populares? Hemos decidido investigar las dietas más buscadas en Google durante los últimos cinco años, para ver cómo cambian las modas y tendencias de las dietas y cuáles se han ganado un sitio en nuestra sociedad actual.

Esto es lo que hemos descubierto:

  • La dieta keto y el ayuno intermitente son las dietas más buscadas en Google en España.
  • La dieta Dukan fue la segunda más popular hasta 2018, pero finalmente fue derrocada por la dieta mediterránea, la dieta blanda y la dieta keto.
  • Las búsquedas de la dieta Fodmap están en auge, con un crecimiento medio de 80.400 búsquedas anuales en 2019.
  • La dieta mediterránea sigue siendo una de las más populares en España.
  • El interés por la dieta alcalina y la dieta de la piña ha bajado considerablemente desde 2017.

La dieta keto es la más buscada en España

Parece que la dieta keto o dieta cetogénica es la dieta número uno en España, con un aumento de la media de búsquedas de 260.300 en 2017 a 481.700 en 2020.

La dieta keto consiste en limitar la ingesta de carbohidratos y aumentar la ingesta de grasas y proteínas y, ha demostrado que se puede perder peso significativamente en poco tiempo, siempre y cuando se realice correctamente.

Limitar la ingesta de carbohidratos induce al cuerpo a un estado de cetosis, que permite al cuerpo quemar las reservas de grasa acumulada más rápido. También se ha demostrado que la dieta tiene otros beneficios, como la mejora de los síntomas de la epilepsia y otras enfermedades neurológicas, además de ayudar a personas en el espectro autista.

Keto vs. Dukan

La dieta Dukan fue la dieta más buscada en Google hasta el 2018, con una media aproximada de 250.000 búsquedas anuales, pero acabó rindiéndose ante la dieta keto que finalmente se hizo más popular. Ambas dietas coinciden en la ingesta limitada de carbohidratos, pero, a diferencia de la dieta keto, la dieta Dukan consiste en realizar cuatro fases con diferentes protocolos de alimentación.

El aumento de la popularidad de la dieta keto en los últimos años puede reflejar que la gente la prefiere antes que a la dieta Dukan, básicamente porque es más fácil de seguir y las cuatro fases de la Dukan pueden ser algo confusas. Pero, Dukan tiene algo a favor, y es que se introducen los carbohidratos progresivamente durante sus diferentes fases, mientras que la dieta keto limita su ingesta al máximo durante toda la dieta para mantener el estado de cetosis.

Ayuno intermitente: La nueva tendencia dietética más importante de España

El ayuno intermitente es otra de las dietas de moda en España desde hace unos años, pasando de una media de sólo 3.600 búsquedas mensuales en 2016 a 165.000 en 2020.

Aunque técnicamente no es una “dieta” como tal, el ayuno intermitente es un tipo de alimentación que mantiene al cuerpo en un estado natural de ayuno, es decir, sin consumir alimentos durante un tiempo concreto. Este patrón de alimentación permite consumir alimentos durante un período de 8, 10 o 12 horas, dejando que el sistema digestivo descanse durante las 12-16 horas restantes del día. El método más utilizado es el 16:8 (o 14:10 para las mujeres), conocido como el protocolo Leangains.

Se ha demostrado que el ayuno intermitente tiene varios beneficios, como ayudar a hacer las digestiones más eficientes, ayudar a perder peso y a mejorar la salud metabólica. También se ha demostrado que el ayuno ayuda a reducir el azúcar en sangre, reduce la inflamación e incluso ayuda a eliminar las toxinas y las células dañinas, lo que reduce el riesgo de cánceres y mejora la función cerebral.

Otra variación del ayuno intermitente es el método 5:2, en el que se mantiene una alimentación saludable durante cinco días a la semana y se reduce el consumo de calorías a 500 los otros dos días de la semana.

Al parecer, la popularidad del ayuno intermitente nace del cansancio de la gente por las “dietas de moda” fugaces que prometen resultados rápidos que nunca llegan o que no son sostenibles a largo plazo. Para hacer el ayuno intermitente no necesitas contar calorías o restringir alimentos, por lo que es más sostenible y fácil de seguir a largo plazo. De hecho, cada persona puede decidir su propia ventana de alimentación y los alimentos que quiere consumir durante ese tiempo, lo que hace que la dieta se adapte a cualquier horario o estilo de vida.

dieta mediterránea

La dieta mediterránea sigue siendo popular

La dieta mediterránea sigue siendo la más popular, y sigue estando entre las cinco dietas más buscadas en Google en los últimos cinco años.

Esta dieta se basa en el consumo de alimentos enteros como frutas y verduras, pescado, mariscos, legumbres, granos enteros, frutos secos y semillas, además de cantidades moderadas de aves de corral, huevos y productos lácteos de buena calidad. Puesto que se centra en ingredientes naturales y en la restricción de alimentos procesados, los dietistas dicen que es el tipo de alimentación más equilibrada, saludable y sostenible.

La dieta mediterránea recibe este nombre porque se basa en el consumo de alimentos tradicionales de lugares como Italia y Grecia en la década de 1960. Los investigadores descubrieron que estas poblaciones son más saludables que los americanos, con menos riesgo de padecer muchas enfermedades crónicas.

Aunque en 2017 se perdió brevemente el interés por la dieta mediterránea, volvió a ganar popularidad con una media de más de 14.000 búsquedas mensuales durante 2019 y 2020, siendo la cuarta dieta más popular en España, después del ayuno intermitente, la dieta keto y la dieta blanda. Este aumento refleja que es una dieta sostenible a largo plazo y parece que se quedará con nosotros durante mucho tiempo.

La dieta alcalina y la dieta de la piña pierden popularidad

La dieta alcalina era una dieta muy popular en España, pero ha perdido interés desde el año 2017, pasando de una media de 135.800 búsquedas anuales a 70.200 en 2020.

Esta dieta se basa en el consumo de alimentos predominantemente con un pH alto (alcalino), como la mayoría de las frutas, frutos secos, legumbres y verduras y, de hecho, la dieta alcalina afirma que puede proteger contra las enfermedades y muchos tipos de cáncer. Sus defensores afirman que, tras el consumo regular de alimentos ácidos como carnes, pescado, huevos, azúcares, almidones refinados y alcohol, se crea un estado excesivamente ácido en el cuerpo que puede llevar a enfermedades e inflamaciones.

Aunque permite el consumo de muchos alimentos saludables y no procesados, la dieta alcalina también puede eliminar algunos alimentos saludables que pueden ser más ácidos, como algunas frutas y granos enteros. Los expertos también han puesto en duda que los alimentos puedan alterar realmente los niveles de pH de la sangre, y han descubierto que el cáncer y las enfermedades también pueden crecer incluso en entornos no ácidos, lo que significa que la dieta alcalina no es una garantía de una vida sin enfermedades.

La dieta de la piña es otra dieta que fue muy popular en 2017, llegando a una media de 175.000 búsquedas anuales, siendo la segunda dieta más popular después de la de Dukan. Popularizada en 1970 por el psicólogo danés Sten Hegeler, la dieta aboga por comer solo piña durante al menos dos días a la semana, lo que se cree que ayuda a perder peso, reducir la inflamación, aumentar los niveles de energía y eliminar las toxinas del cuerpo.

Pero, aunque esta dieta sigue siendo relativamente popular, las búsquedas han bajado progresivamente hasta una media de poco más de 105.000 búsquedas anuales en 2020, lo que la posiciona por detrás de las dietas paleo, Dukan, mediterránea, blanda y keto.

dietas más buscadas

¿Qué dicen los expertos?

Le hemos pedido a nuestro nutricionista Jamie Wright que nos dé su opinión sobre las dietas más populares de España.

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente ha ganado popularidad gracias a los programas y libros de Michael Mosley.

Aunque el propio Mosley no es una fuente de información muy fiable (dada su falta de cualificaciones relevantes), los investigadores de verdad han descubierto que el ayuno intermitente es una herramienta para controlar el peso bastante efectiva, pero siempre en las circunstancias adecuadas.

Para ciertas personas, sobre todo a las que les gusta hacer su primera comida del día a media mañana o no les gusta hacer la última comida del día demasiado tarde, el ayuno es perfecto. De hecho, es el método perfecto para controlar el peso. Por el contrario, no sería tan perfecto para las personas que necesitan una total libertad de horarios para comer.

En definitiva, es perfecto para unos y un infierno para otros.

 

La dieta keto

La dieta keto ha ganado mucha popularidad por una razón en concreto: ayuda a perder peso rápido, o por lo menos al principio. Pero, si hablamos de perder peso en forma de grasa, este no sería el caso con la dieta keto. De hecho, cuando se trata de perder peso rápido, gran parte de ese peso perdido es debido a una menor cantidad de comida en el intestino (que es lo que ocurre con la dieta keto debido a la limitación de los carbohidratos), la reducción de las reservas internas de carbohidratos y cambios en los niveles de agua corporal.

Aunque aumentar la ingesta de proteínas es una de las estrategias más efectivas para perder peso y mantenerlo a largo plazo, no hace falta seguir una dieta keto para conseguirlo. Además, lo primero que se hace es reducir la ingesta de frutas y verduras para limitar los carbohidratos, y creo que no hace falta explicar por qué eso no es recomendable.

La dieta keto también es extremadamente restrictiva y esto no es sostenible para muchas personas. Obviamente, hay gente que puede preferir una dieta más alta en grasas y baja en carbohidratos, pero a la mayoría le puede parecer un método de alimentación bastante complicado. Una dieta muy restrictiva también puede llevar a desórdenes alimenticios y, cualquier persona que quiera probar la dieta keto debería saberlo antes de hacerlo.

Es una buena dieta en lo referente a las condiciones médicas que hemos comentado más arriba, y es verdad que los estudios que se están realizando como tratamiento para la diabetes son prometedores, pero que nadie se deje engañar por el truco de que ayuda a perder peso rápido. Normalmente, la pérdida de peso rápida siempre suele ir acompañada de una recuperación rápida del peso perdido, lo que puede desmoralizar a cualquiera y llevarte directamente a probar todo tipo de dietas milagro para conseguir resultados rápidos.

 

La dieta mediterránea: el estándar de oro

Si tuviera que decidirme por una dieta, me decantaría por la dieta mediterránea.

Me gustaría que, por una vez, los “expertos” se pusieran de acuerdo y dejaran de estafarnos con dietas milagrosas.

La dieta mediterránea sienta sus bases en el consumo de alimentos predominantemente de origen vegetal, pero que aboga por las grasas y proteínas “saludables” de origen marino.

Hay un sinfín de datos que respaldan los beneficios de la dieta mediterránea para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, ciertos cánceres, el Alzheimer, la demencia y el Parkinson, e incluso puede ayudar a controlar el peso.

Otro protocolo de alimentación con beneficios similares a la dieta mediterránea sería la dieta DASH, que ayuda a reducir la hipertensión mediante el control del sodio y el aumento del consumo de vegetales. En general, es eficaz para su propósito y también podría ayudar a controlar el peso.

Conclusión

Parece que las dietas bajas en carbohidratos son las más populares en España en los dos últimos años, básicamente porque las búsquedas de la dieta keto en Google siguen aumentando.

Sin embargo, los beneficios de una dieta equilibrada y completa no se han perdido de vista, y la popularidad del ayuno intermitente también ha aumentado significativamente en los últimos años gracias a su flexibilidad y control.

Otras dietas como la mediterránea siguen resistiendo el paso del tiempo, gracias sobre todo al consumo abundante de frutas, verduras y otros alimentos integrales, mientras que otras dietas más “fijas” como la dieta de la piña, la dieta alcalina y la dieta detox pierden popularidad.

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro



Adele Halsall

Adele Halsall

Escritora y Experta

Adele es una bloguera y yogui apasionada por el estilo de vida vegano. Le encanta descubrir nuevos alimentos, cocinar y probar nuevas recetas, y siempre sabe apreciar una buena masa madre.


Descubre los descuentos del día + 35% DESCUENTO EN SUPLEMENTOS MÁS VENDIDOS | CÓDIGO: MYP35