0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Embajadores

Descubre cómo Max Whitlock ha sido campeón olímpico 5 veces

Este mes de mayo es el cumpleaños de Myprotein y estamos celebrando 15 maravillosos años apoyando vuestros objetivos.

Como parte de esta celebración, queremos romper una lanza a favor del progreso, pero no solo del nuestro, sino del progreso de todas esas personas que habéis formado parte de este maravilloso viaje, esas personas de las que tan orgullosos nos sentimos de poder apoyar.

Una de estas personas tan especiales es Max Whitlock.

Max es un gimnasta artístico británico y, con tan solo 26 años ya ha sido medallista olímpico cinco veces y medallista mundial seis veces.

Pasó a la historia por ser el primer gimnasta británico en ganar el oro olímpico tanto en el piso masculino como en el potro con arcos en los Juegos Olímpicos de Verano 2016

Con una carrera tan impresionante a sus espaldas, queríamos saber un poco más sobre los logros y fracasos que forjaron a Max para convertirse en un auténtico icono de la gimnasia artística británica.

Esto es lo que nos ha contado.

Max Whitlock campeón olímpico

Hace 15 años, tomó una de las decisiones más importantes de su vida

“Hace 15 años, era un niño de tan solo 11 años que acababa de empezar su carrera como gimnasta. Lo que no me imaginaba por aquel entonces era que tendría que tomar una de las decisiones más importantes de mi vida.

Mi entrenador se fue de vuelta a su ciudad natal, Eslovenia, y yo tenía que decidir si me iba con él para seguir con mi carrera de gimnasta alejándome de mi familia, o abandonar mi sueño.

Puesto que no quería abandonar la gimnasia, decidí con tan solo 12 años seguir a mi entrenador y mudarme a Eslovenia para seguir entrenando allí.

Fue algo muy difícil para mí, seguramente porque era muy joven y no sabía cuándo iba a volver. Pero no solo fue difícil para mí, también lo fue para mi familia. Ahora sé que fue la decisión correcta”.

Su pasión por el deporte empezó cuando tenía tan solo 7 años

“La gimnasia artística es increíble, me ha dado muy buenos momentos y, personalmente, creo que es uno de los mejores deportes del mundo. Me siento realmente orgulloso de formar parte de este deporte.

Empecé cuando era muy pequeño (tan solo 7 años) y, quizá por eso, mi pasión por la gimnasia fue creciendo hasta día de hoy, que lo sigue siendo todo para mí.

La gimnasia me ha regalado tantas y tantas oportunidades para hacer cosas que antes eran impensables para mí, que me siento realmente privilegiado de estar donde estoy”.

Max no cree en el sacrificio

“Me hago esa pregunta a mí mismo muchas veces: ¿Qué sacrificios he tenido que hacer para llegar a lo más alto? Muchos deportistas lo ven como un sacrificio, pero, si realmente lo ves como un sacrificio, es evidente que no lo estás disfrutando.

Personalmente, hago gimnasia para disfrutar de cada día que paso haciéndolo. De hecho, he disfrutado de cada día durante mi carrera y, si lo haces así, el éxito está asegurado.

Pienso que si te gusta lo que haces, siempre tienes ganas de hacerlo y eso te hace ser mejor en ello. Ese es mi lema”.

Mucha gente ha dudado de su capacidad

“Para mí, la ambición es un factor muy importante. Debes marcarte unos objetivos personales que, a veces, pueden parecer inalcanzables para muchas otras personas.

Puede que no confíen en ti e incluso puede que se rían o te critiquen, pero si crees en ti mismo, conseguirás todo lo que te propongas”.

Max ha cometido errores, pero ha aprendido de ellos

“El año 2018 fue un año muy duro para mí. Para los demás, ganar una medalla de plata en una competición importante es un fracaso, y como deportista, eso fue un golpe muy duro para mí.

Vivir sabiendo que para los demás solo eres el mejor si ganas la medalla de oro es algo muy difícil de llevar, porque la presión es máxima en todo momento.

Pero, personalmente, creo que el año 2018 fue un muy buen año para mí, ya que me ayudó mucho a ser mejor gimnasta y mejor persona. Me arriesgaba al máximo en cada entrenamiento y el propio factor riesgo superaba a todo lo demás.

Me motiva mucho saber que puedo superar mis propios límites y eso me puede ayudar en el futuro.

Lo que pasó en la final de 2018 me ha motivado a volver al gimnasio con más ganas para perfeccionar mis entrenamientos y centrarme en los pequeños detalles, lo que me permitirá perfeccionar mi técnica al máximo.

Sé en qué tengo que trabajar para que este año 2019 sea mucho más fructífero. Mi objetivo a largo plazo es, sin duda, Tokio”.

Max siempre está luchando para mejorar

“Justo después de mis segundos Juegos Olímpicos en Río, tomé la decisión de enfocar mis entrenamientos en la barra horizontal para aumentar la dificultad, mejorar mis habilidades y mejorar como deportista. Hoy sé que esa fue la decisión correcta.

Ahora he decidido pasar al potro con arcos para ayudar a mi equipo, creo que puedo ayudarles con este cambio.

Eso también me ayuda a mantener mi físico en óptimas condiciones, lo que me hará volver a mis mejores años como deportista (21-22 años).

Ahora mismo, ese es mi objetivo y puede ayudarme a estirar mi carrera y, sobre todo, a mejorar mi calidad de vida.

Su mayor victoria no tiene nada que ver con la gimnasia

“Ser padre es lo mejor que me ha podido pasar. Es curioso cómo pueden cambiar tus prioridades en un instante. Es una experiencia increíble y maravillosa que, además, lo puedo compaginar perfectamente con el deporte.

Me apasiona lo que hago y me apasiona poder demostrarlo a todo el país. Representar a tu país es una sensación increíble, pero ser padre está por encima de todo”.

Dentro de 15 años, la gimnasia seguirá siendo parte de su vida

“Nunca se sabe qué puede pasar en el futuro: podría abandonar o seguir compitiendo. Si todavía me siento en forma y sigo dando la talla, seguiré adelante. Sería algo épico, ya que sería un hombre mayor para el deporte de competición, pero, ¿quién sabe?

Me gustaría seguir siendo un ejemplo de inspiración para esta generación, abrir este deporte a nuevas fronteras y darlo a conocer en todo el mundo para que siga creciendo.

Me siento muy orgulloso de formar parte de un equipo tan relevante y que ayudó a dar a conocer la gimnasia. De hecho, en los últimos 10 años se ha avanzado a pasos de gigante y es un deporte totalmente diferente a cuando empecé.

Entonces, dentro de 15 años, ¿quién sabe qué será de la gimnasia? No lo sé, pero me encantaría formar parte de ese futuro”.

¿Quieres conocer un poco más a Max? Síguelo en su Instagram @maxwhitlock

Traducido por Rubén Del Toro

No hay etiquetas para el post



Lauren Dawes

Lauren Dawes

Escritora y Experta

Lauren es licenciada en Literatura Inglesa. Siempre le ha gustado nadar, hace unos años descubrió la magia de entrenar con pesas y le gusta esforzarse al máximo en sus clases de Hot Yoga.

Generalmente, los fines de semana le gusta disfrutar de un buen almuerzo y probar recetas nuevas con sus compañeros de piso, cualquier cosa para evitar la pasta en todas sus comidas. Lo más importante de todo es que es una fiel creyente de la teoría de mantener un perfecto equilibrio entre el gimnasio y la fiesta.

Descubre más sobre la vida de Lauren aquí.


Descubre las ofertas de hoy ¡Comprar!🔔