Recetas

Receta de Falafel de Garbanzos, Especias y Proteína Vegana

Me considero muy fan de la proteína y, si puedo, cambio los valores a las recetas y las hago más proteicas. Normalmente suelo reducir un poco el aporte de carbohidratos y aumentar algo más el de proteínas, eso sí, siempre bebiendo suficiente agua para que se realice el milagro, se eliminen bien los excesos de toxinas  y se reduzcan al máximo las posibles sobrecargas hepáticas. Y como no podía ser otra, esta exquisita receta de falafel es alta en proteínas, y muy tiene una relación muy balanceada entre hidratos de carbono y proteínas.


Receta de Falafel de Garbanzos


Sabemos que las legumbres son consideradas como ‘la carne de los pobres’ ya que son ricas en aminoácidos,  lo que ocurre es que no contienen todos los aminoácidos, y por este motivo resulta ideal combinarlas, siempre que se pueda, con un cereal, puesto que a las legumbres les falta el aminoácido metionina, y a los cereales el aminoácido lisina, de este modo conseguimos tener un plato de alto valor biológico (con proteínas completas).

Y yo, para restar carbohidratos, le añado proteína isolada de arroz integral.

También recordamos que las legumbres en general  aportan vitaminas del grupo B, potasio, hierro y magnesio, entro otros micro nutrientes más.

¡Pero atención! Las legumbres crudas contienen sustancias tóxicas, es por ello que, en la receta de hoy de falafel, uso garbanzos cocidos. Están igual de buenos y evitamos esas sustancias nocivas, puesto que la cocción y otros procedimientos con calor eliminan prácticamente la totalidad de los tóxicos.

¡Vamos a la cocina!
falafel


Ingredientes para 8 unidades


falafel2


Preparación


  1. Lavar y escurrir los garbanzos.
  2. Trocear o picar la cebolla, ajos y perejil.
  3. Mezclar todos los ingredientes juntos y triturarlos unos segundos, debe quedar una masa con grumos.
  4. Calentar una sartén y pintar con aceite de coco orgánico virgen.
  5. Formar las bolas (los falafels) y saltearlos unos minutos a fuego suave.
  6. Y listos para servir!

Nota

Los puedes tomar calientes o fríos, como aperitivo, entre ensalada o como plato principal.

Yo los acostumbro a  comer a temperatura ambiente (por el efecto retrógado de los azúcares/almidones) y los he acompañado con un poco de queso fresco desnatado y enriquecido con bífidus, y perejil fresco picado.

Están súper buenos, y son muy equilibrados!!!

¡Vive fit!

 

Escrito por Raqel Fit

Técnica de fitness y asesora en nutrición y suplementación deportiva.

Te recuerdo que puede seguirme en Facebook

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!