Nutrición

¿Cómo Mantenerte Saludable con un Presupuesto Estudiantil?

Aunque no te interesen el deporte y el fitness, puedes mantenerte saludable siguiendo algunas sencillas reglas alimenticias. No, eso no significa que tengas que seguir una dieta, significa que debes asegurarte de comer de forma regular y de consumir las dosis diarias recomendadas de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y agua.


¿Cómo Mantenerte Saludable con un Presupuesto Estudiantil?


Para cualquier persona que se preocupe por perder peso, dejar de comer no es la forma de hacerlo. Si no comes no tendrás energía, te puedes deshidratar, sufrir dolores de cabeza, sentir nauseas y debilidad. Si todavía piensas que estás haciendo lo correcto o demostrando que puedes hacerlo, recapacita, ya que esa forma de ver las cosas no sólo te hará más vulnerable cuando te hagan una pregunta en clase y no sepas la respuesta, o cuando no tengas la suficiente energía para hacer la gracia de turno en el descanso.

También ralentizará tu metabolismo para que engordes más rápido aún después de haber estado ayunando. Por ejemplo, si estás intentando comer menos durante toda la semana para darte un capricho el fin de semana, eso hará que digieras la comida más despacio de como debería ser y te sentirás mas hinchado.

mantente saludable

De los peores alimentos que puedes comer son los carbohidratos refinados. Estos alimentos también son conocidos como carbohidratos vacíos, ya que tiene muy poco valor nutricional y no sacian, lo que significa que tendrás hambre en muy poco tiempo y tendrás que comer más cantidad que si fuera otro tipo de alimento más saludable.

Las ventajas de una alimentación saludable, incluso si te da igual el no ir al gimnasio y ser un atleta, es que estarás protegido ante otros muchos factores de la vida estudiantil. El número uno son las noches de estudiantes. la bebida y los insectos, combinados con una habitación poco higiénica te dejarán susceptible a sufrir la gripe. Con una alimentación saludable tu sistema inmunológico será mas fuerte que el de la mayoría, dejándote en buen lugar para dar tus conferencias, en las noches de fiesta y las mañanas después de una gran fiesta.


1. Prepara varias comidas a la vez

Además de un bajo presupuesto, también tienes poco tiempo como estudiante. Entre conferencias, seminarios, clubes extra escolares, revisiones, ensayos y tu vida social, no te queda mucho tiempo para cocinar. El primer consejo, en ese caso, es aprender algunos trucos para preparar muchas comidas en poco tiempo. Haz que las cosas sean sencillas y cíñete a un ratio 2:1 de proteínas/carbohidratos para recibir el aporte necesario de ambos nutrientes. Esto significa que puedes comprar carne o alimentos proteicos a granel para poder congelarlos y o gastar más tiempo en volver a comprar.

Si inviertes un poco de tiempo una o dos veces a la semana para preparar tus comidas, tu alimentación no será tan variada como la de aquellos que comen en la cafetería todos los días, pero habrás ahorrado mucho tiempo y dinero al haber preparado una gran olla y congelando la comida en cómodos tuppers.


2. Antojos nocturnos

Es algo muy común, y sobre todo cuando no has estado comiendo correctamente sentirás la necesidad de comer algo por la noche. Afortunadamente para ti y tu bajo presupuesto, los mejores aperitivos y los más saludables son los más asequibles. Y lo bueno de los cereales y los carbohidratos de asimilación lenta es que te saciarán evitando que tengas que ir a media noche a la tienda a comprar comida.

alimentación saludable

Los alimentos de digestión rápida son lo primero que te apetece, por lo que no te saciará durante mucho tiempo. Evita las grasas trans y los carbohidratos refinados, en otras palabras, cíñete a una pequeña cantidad de alimentos naturales, sin procesar y que sean granos enteros si es posible. Esto es así porque este tipo de alimentos se digieren más lentamente y te mantendrán saciado durante más tiempo alejando el hambre de tu puerta. Obviamente, es mejor que los consumas antes de media noche para evitar despertarte por la noche. Estas son algunas ideas:


3. Busca alternativas para llevar

La vida de un estudiante nunca ha destacado por la abstinencia, y te puedes perder toda la diversión si te andas preocupando por lo que debes o no debes hacer. Cuando se trata de comida, la comida para llevar está al alcance de cualquiera y la puedes comprar siempre que quieras, los locales siempre están estratégicamente ubicados a las puertas de los locales de fiesta de los estudiantes. Después de una noche en la que puede que incluso no seas muy consciente de los efectos que produce en tu cuerpo a largo plazo la comida para llevar, si puedes, piensa en una opción más saludable.

Te mantienes despierto hasta tarde, tus niveles de combustible son más bajos de lo normal y seguramente con los niveles de azúcar muy bajos después de beber alcohol, tu cuerpo te pedirá a gritos una dosis de azúcar y carbohidratos rápidamente y el olor de kebab parecerá la respuesta correcta. La comida para llevar y la comida basura está procesada, alta en carbohidratos refinados, con muy poco valor nutricional y además cuestan lo mismo que una alternativa más saludable.

Este es un buen momento para analizar tus snacks nocturnos y la comida para llevar procesada que acabamos de mencionar, así que escoge alimentos que te beneficien en lugar de malgastar tu dinero en alimentos vacíos.

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Rubén Del Toro

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!