Nutrición

¿Qué pasa Cuando Tenemos Exceso de Hierro en el Organismo?

¿Qué pasa Cuando Tenemos Exceso de Hierro en el Organismo?

Una alimentación sana, equilibrada y completa, es la base de una buena salud y de una buena calidad de vida, pero siempre hay que conocer nuestras necesidades para saber qué debemos proporcionarle a nuestro cuerpo. Tanto las carencias nutricionales como los excesos, nunca son buenos, y por eso vamos a ver qué pasa cuando tenemos exceso de hierro en el organismo.

Siempre hablamos de las consecuencias de las carencias nutricionales, de los daños que produce en nuestro organismo cualquier tipo de carencia, como la carencia de vitaminas y minerales, la carencia de hidratos de carbono, la carencia de proteínas o grasas, etc.


Cuidado con los excesos de nutrientes


¿Pero alguien se ha parado a pensar en qué pasa si hay un exceso de algún nutriente? ¿Has pensado alguna vez qué pasa si sufres un exceso de vitaminas o de minerales? Es más, ¿creías que se podía dar la situación de sufrir un exceso de minerales?

exceso de hierro en el organismo

Pues si, aunque parezca raro, se puede dar el caso de sufrir excesos de prácticamente todo. Se puede sufrir un exceso de vitaminas, de minerales, se puede sufrir un exceso de proteínas (aunque sean las reinas del fitness), exceso de agua, exceso de hidratos de carbono (no diré esto muy alto para que nadie se asuste), y un largo etc de excesos nutricionalmente hablando.

Como todo en esta vida, hay que tratar de encontrar un equilibrio para que la balanza esté igualada en todos los aspectos, tanto nutricional como física o mentalmente. Personalmente, me gusta decir que los extremos nunca son buenos, y lo mismo ocurre con los excesos. Las cosas son buenas en su justa medida, ni más ni menos.

Pues bien, como he sugerido al principio del artículo, un exceso de hierro en el organismo puede acarrear graves problemas de salud. Por eso, vamos a conocer un poco mejor este problema y a saber cómo tratarlo para evitar males mayores.


¿Qué pasa si hay un exceso de hierro?


Es cierto que lo normal sería preocuparse por tener unos niveles bajos de hierro en la sangre, de hecho, es una de las grandes preocupaciones en la actualidad, debido sobre todo a los malos hábitos alimenticios. Con tan solo unos clics podemos encontrar todo tipo de información sobre la falta de hierro, pero, ¿qué pasa con el exceso de hierro?

Conocido científicamente como hemocromatosis, el exceso de hierro suele darse principalmente por un trastorno genético que pasa de padres a hijos (gracias papá y mamá por este regalo) o por ciertas enfermedades asociadas con la sangre. También se pueden dar casos de exceso de hierro debido a problemas de hígado o alcoholismo.

causas del exceso de hierro

Es muy poco común que se den situaciones de exceso de hierro por medio de la alimentación, es decir, es muy raro sufrir un exceso de este mineral por culpa de la comida. Otro punto importante, es que suele darse más en hombres que en mujeres.


Consecuencias del exceso de hierro


Cuando se origina un exceso de hierro en el organismo, el principal problema es que este mineral se acumula de forma excesiva en algunos órganos vitales como el hígado, el páncreas, el cerebro o el corazón, ocasionando graves problemas de salud.

  • Como norma general, el primer órgano afectado por este exceso suele ser el hígado, el cual, debido a esta acumulación, crece exponencialmente y puede llegar a provocar fallo hepático, cirrosis e incluso cáncer de hígado.
  • Si se acumula demasiado hierro en el páncreas, esto puede acarrear que aparezca la enfermedad de la diabetes.
  • Si se acumula mucho hierro en el corazón, se pueden sufrir problemas de corazón.
  • La acumulación de hierro en las articulaciones, puede ocasionar la artritis.
  • También se pueden sufrir modificaciones en el pigmento de la piel, debido a la acumulación de hierro en la piel.
  • El cansancio crónico es otro de los síntomas del exceso de hierro en el organismo.

Síntomas del exceso de hierro


síntomas de exceso de hierro

Después de ver cuáles son las consecuencias de sufrir un exceso de este mineral, también es importante repasar cuáles son los síntomas más comunes que se manifiestan para estar atentos y poder prevenir este problema.

  • Dolor estomacal
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Cansancio crónico
  • Disminución de la energía
  • Falta de deseo sexual
  • Reducción de los testículos
  • Pérdida de bello corporal
  • Picor en la piel
  • Cambio de color de la piel
  • Infecciones frecuentes
  • Micciones demasiado frecuentes
  • Pérdida del apetito

Diagnóstico del exceso de hierro


Si sufres algunos de estos síntomas y crees que puede estar relacionado con el exceso de este mineral, debes acudir a tu médico y comentarle lo que opinas. El médico te observará, te hará las pruebas que crea oportunas como exploración física o análisis de sangre, y te dará un diagnóstico profesional seguido de unas pautas para erradicar o minimizar el problema en la medida de lo posible.

diagnóstico del exceso de hierro

Bajo ningún concepto te automediques o llegues a este tipo de conclusiones por ti mismo sin conocer previamente la opinión de un experto, en este caso un médico. Un diagnóstico erróneo puede ser igual de perjudicial que un no diagnóstico, por lo tanto, ante la mínima sospecha, visita a tu médico.


Para acabar…


Si sufres un exceso de hierro, deberás tomar algunas precauciones como dejar de tomar suplementos de hierro (en el caso de que los tomes) y otras pautas importantes que te recomendará tu médico. Recuerda que la salud es lo primero y lo más importante a tener en cuenta, por eso debemos cuidarnos y ponernos en manos de expertos siempre que sea necesario.

Escrito por Rubén Del Toro

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!