0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Nutrición

Caída del Cabello | 10 Vitaminas y Alimentos para evitarla

Una alimentación equilibrada es uno de los secretos para preservar la salud y evitar la caída del cabello. Ciertos alimentos están desaconsejados con el fin de limitar o evitar esta caída.


El Impacto de la Alimentación sobre la Caída del Cabello


Una buena alimentación influye sobre el pelo y actúa en la base, es decir a nivel de las raíces. Lo que contienen los alimentos contribuye a la creación y al crecimiento del pelo. Estos elementos permiten al pelo conservar su vitalidad y evitar su caída. Los nutrientes tienen una procedencia múltiple, por eso es esencial variar la alimentación y comer de forma equilibrada.

Conviene precisar que una caída del pelo más o menos importante depende de varios parámetros, entre otros el patrimonio genético y la producción de hormonas.

Consumir proteínas para la caída del cabello

El cabello está formado en gran parte por queratina, cuyo aporte principal se realiza a través de las proteínas que contiene: cisteina y metionina. Estos dos elementos no pueden ser aportados más que por la comida, y no pueden ser sintetizados por el organismo.

Las proteínas tienen varias fuentes. Están por ejemplo contenidas en los pescados, como el atún o el lenguado. También es posible encontrarlas en diferentes tipos de queso, de charcutería, en la yema del huevo, el pollo, la carne de ternera. Los cacahuetes tostados, los pistachos, las judías, las almendras, la harina de soja y las lentejas también contienen proteínas.

coco-queso

Alimentos ricos en hierro para una oxigenación de los folículos pilosos

Cuando el aporte en hierro es insuficiente, la caída del pelo es inevitable. Este elemento debe ser aportado en cantidad suficiente. El hierro contribuye al metabolismo de los glóbulos rojos y es esencial para una buena oxigenación de los tejidos. Como el hierro contenido en las verduras es menos absorbido que el que se encuentra en la carne, se recomienda a los vegetarianos pensar en un aporte en hierro complementario.

Entre los alimentos que contienen hierro, se puede citar el perejil, los cereales enriquecidos para el desayuno, las espinacas, las almendras y las avellanas, las judías y los cacahuetes secos. El aporte en hierro puede igualmente proceder de ciertos mariscos, de los despojos de la vaca, y de la carne de bovino.

Para optimizar la acción del hierro, un aporte en vitamina C es aconsejable, por ejemplo zumo de limón o de naranja en el momento de las comidas. Por el contrario, la acción del té y del café inhibe el efecto de este aporte en hierro.

El hierro juega un papel importante en la nutrición y la oxigenación de las raíces capilares. Si hay una falta de hierro, el cabello se debilita, se vuelve más fino y termina cayéndose. Los alimentos que contienen hierro son los mejillones, la morcilla, el hígado de ternera, o de cordero, la yema de huevo, las ostras, la carne de ternera y de buey. El perejil, el cacao en polvo, harina de soja, los cereales, las almendras y avellanas, las espinacas, las judías blancas cocidas, y las lentejas cocidas.

tortilla de espinacas

Consumir alimentos con zinc y magnesio

Gracias a la acción del zinc y del magnesio, los radicales libres no pueden alcanzar los folículos pilosos. Estos elementos son igualmente indispensables para la síntesis de las proteínas de la queratina. Finalmente, juegan el papel de regulador de tensiones nerviosas. Concretamente, ayudan a combatir el estrés, uno de los parámetros que provoca la caída del cabello.

Los mariscos presentan una tasa importante de zinc y de magnesio. Estos elementos se encuentran igualmente en los quesos, la carne de ternera, la yema de huevo, el cacao, los cereales integrales, los plátanos y el pan integral.

La combinación de azufre con zinc juega un papel clave en la formación del pelo. El zinc se encuentra en los granos de trigo de los cereales de la mañana, las lentejas, las judías, las espinacas, el pan integral, los garbanzos, las ostras, la ternera y el cerdo.

receta gambas

Alimentos ricos en vitaminas B

Aquí es cuestión de vitaminas del grupo B, a saber las vitaminas B3, B5, B6 y B8. Estas juegan diferentes papeles como la optimización de la microcirculación sanguínea, concretamente a nivel de las raíces, contribuyen a la producción de energía, a la síntesis de la queratina, al saneamiento de los folículos pilosos, al crecimiento sano del cabello.

Estas vitaminas para la caída del cabello se encuentran en los mariscos, en la leche en polvo desnatada, en el pavo y la yema de huevo, y en el pollo. Los piñones, los cereales integrales, las espinacas, los plátanos, la coliflor, los higos secos también son excelentes fuentes de vitaminas B.

Estas son muy importantes porque participan en la renovación de las células del folículo piloso. Comer cada día frutas y verduras frescas permite hacer el lleno de vitaminas B. El atún, el huevo, el plátano, los champiñones aportan buenas cantidades de vitaminas del grupo B. También conviene consumir peras, manzanas, ciruelas, nectarinas. Sin olvidarse de los cereales y del pan integral, de las legumbres, y de las aves.

leche

Los hábitos alimenticios que se deben evitar

Ciertos alimentos y hábitos alimenticios provocan o aceleran la caída del cabello. Es el caso de los regímenes líquidos que tienen un bajo contenido en calorías. Las bacterias contenidas en la yema de huevo crudo favorecen igualmente la caída del cabello, bloqueando la acción de la biotina, una vitamina del grupo B.

Los azúcares refinados, cuyo índice glicémico es muy alto, son enemigos del cabello. Es el caso del pan blanco, de las patatas fritas, de la pasta demasiado cocida, y de las sodas. Cuanto menos transformaciones ha sufrido un producto, mejor es para la salud del cabello. Lo ideal es tomar pasta al dente, en vez de cocerla demasiado, consumir pan integral en vez de pan blanco, etcétera.

Rosquillas de proteína

La vitamina C

La vitamina C favorece la asimilación del hierro. Un zumo de naranja tomado durante la comida multiplica por 3 la absorción de hierro contenido en los alimentos consumidos. Por tanto hay que evitar asociar el hierro con el té, los taninos del té impiden la absorción del hierro.

El azufre

El azufre es indispensable para la síntesis de la queratina que fortalece el cabello. El azufre se encuentra en el ajo, el huevo, la carne, la cebolla, el pescado, etcétera.

cebolla

Los aminoácidos sulfurados

Los aminoácidos sulfurados entran en la composición del cabello y evitan la aparición de la calvicie. Para no sufrir una carencia de estos aminoácidos particulares, conviene consumir lenguado, atún, queso, jamón cocido, pollo, carne de buey, yema de huevo. Y en el aspecto de los alimentos vegetales conviene consumir harina de soja, lentejas, judías, pistachos y almendras.

 

Escrito por Fabián Aaron

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta