0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Nutrición

¿Conoces los alimentos cancerígenos?

En los últimos años se ha investigado mucho acerca de los alimentos que pueden promover la aparición del cáncer de alguna forma posible.. Pero, ¿Qué opina la ciencia sobre estos alimentos catalogados como alimentos cancerígenos?

El primer punto que se debe tener en cuenta es que a menudo “la dosis es la causante“. Por ejemplo, necesitamos agua para vivir, y nuestro cuerpo no tardaría mucho tiempo en sufrir daños si pasamos un periodo largo de tiempo sin beber agua. Sin embargo, si bebemos una cantidad excesiva de agua, podríamos incluso morir a causa de una hiponatremia (excesiva dilución del sodio en la sangre).


Alimentos Cancerígenos


Este es un ejemplo perfecto a tener en cuenta al analizar algunos de los que han sido catalogados como alimentos cancerígenos.

Afortunadamente, la mayoría de los alimentos peligrosos conocidos y los aditivos que se ha demostrado que causan graves problemas de salud, están prohibidos en nuestra cadena alimentaria.

Carne roja

Alguna vez se han visto titulares en los que dice que “la carne roja produce cáncer”. Esto causa mucha preocupación e incluso pánico entre las personas consumidoras habituales de este tipo de carne. Este tipo de declaraciones tan extremistas son muy difíciles de controlar, ya que el cáncer no es causado por un alimento en concreto, especialmente en el caso de la carne roja.

alimentos cancerígenos

Como hemos podido comprobar un poco más arriba con la metáfora del agua, casi todo lo que comemos y bebemos tiene el potencial de hacernos daño de alguna manera u otra, especialmente si lo hacemos en exceso. Incluso los antioxidantes en exceso tienen la capacidad de fomentar e inhibir el crecimiento del cáncer, especialmente en forma de suplementación.

Sin embargo, se ha descubierto que hay algunos compuestos presentes en algunas carnes procesadas (como por ejemplo las carnes ahumadas) conocidos como hidrocarburos poliaromáticos, aminas heterocíclicas y nitrosaminas que se ha demostrado que tienen un efecto negativo sobre el genoma, lo que aumenta el riesgo de cáncer. La mayoría de estudios consideran que las carnes procesadas son aquellas con nitratos añadidos, como por ejemplo las salchichas de los perritos calientes o el bacon.

Realmente, la cantidad de estos compuestos presente en la carne roja tiene más que ver con el método de procesado de la carne que el tipo de carne en sí. Las nitrosaminas tienden a asociarse más con carnes rojas procesadas como el bacon y el jamón y se utilizan para conservar la carne.

Es importante señalar que con respecto al vínculo entra la carne roja y el cáncer, el riesgo parece ser mayor entre aquellos que llevan un estilo de vida inadecuado y una dieta pobre. Una persona que hace ejercicio frecuentemente y lleva una dieta sana y equilibrada sin una ingesta excesiva de carne roja, especialmente las muy procesadas, no tiene que preocuparse por disfrutar de forma esporádica de un perrito caliente o un poco de pepperoni en la pizza.

alimentos cancerígenos procesados

Es más importante llevar una dieta equilibrada y saludable rica en frutas y verduras y no fumar ni beber alcohol para prevenir el cáncer, que comer carne roja.

Las investigaciones han demostrado que hay un mayor riesgo de padecer cáncer de intestino en particular, cuando una dieta es pobre en frutas y verduras y el nivel de ejercicio es bajo. Sin embargo, cuando una persona lleva una dieta rica en frutas y verduras, a diferencia de lo que ocurre con el agua, parece que produce un efecto protector incluso mayor que algunos medicamentos.

Los medios de comunicación suelen lanzar a menudo advertencias sobre los alimentos cancerígenos que la ciencia demuestra que causan cáncer. Por desgracia, el mensaje que la ciencia nos manda, a menudo es mal interpretado y alterado de cara al consumidor, lo que asusta y aleja de algunos tipos de alimentos.

Por supuesto, la dieta tiene un efecto directo en cuanto al riesgo de ciertos tipos de cáncer, y realmente se puede reducir ese riesgo al tomar medidas en cuanto a problemas como la obesidad y asegurarse de llevar un estilo de vida saludable y activo físicamente.

Asegúrate de llevar una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y abundante en otras fuentes de fibra. Al seguir este tipo de estilo de vida, no solo reducirás el riesgo de cáncer, si no otras enfermedades crónicas como el síndrome metabólico, diabetes y enfermedades del corazón. Aquí una lista de los alimentos que si contribuyen a prevenir el cáncer para que incluyas en tu dieta.

 

 

Escrito por: Sarah Curran, MSC Health and Nutrition

Traducido por: Rubén Del Toro.

 

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


Resaca Cyber Week: 35% en TODO ¡Comprar!🔔