Nutrición

12 Nuevos hábitos mensuales saludables

¿Estás intentando mejorar tu salud? A continuación encontrarás 12 nuevos hábitos mensuales que puedes incorporar este mes

  1. Come verdura cruda

No es ningún secreto que la comida precocinada puede perder algunos de sus valores nutritivos. Por ejemplo, cuando cocemos la verdura, sus propiedades pueden perderse en el agua que utilizamos para cocerlas. Por esta razón, aconsejamos cocer las verduras al vapor. No obstante, nuestro primer consejo para conseguir unos hábitos saludables es consumir verdura cruda, ya que contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales que pueden ayudar tu sistema inmunológico y optimizar tus valores nutritivos. Las verduras como el apio, los pimientos y las zanahorias están riquísimas, incluso crudas, y puedes acompañarlas con una salsa.

 

zanahoria

 

 

  1. Elimina el azúcar añadido de tu dieta

El consumo de azúcar ha experimentado un boom en todo el mundo que ha hecho aumentar las caries dentales, la obesidad y las enfermedades crónicas, como la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. Esto no quiere decir que tengas que tirar todo el azúcar y que solo puedas comer alimentos sin azúcar, pero aliméntate sobre todo de alimentos naturales, pero el segundo paso para tener unos hábitos más saludables es prescindir de los alimentos con azúcares añadidos y reservarlos exclusivamente para las comidas trampa.

 

sugar12

 

 

  1. Bebe 8 vasos de agua TODOS LOS DÍAS

agua

 

 

Seguro que no es la primera vez que lo oyes. ¡Bebe más agua! El agua  nos aporta innumerables beneficios. No solo mantiene la piel y el pelo hidratados, sino que también aporta un efecto saciante que hace que comamos menos y, por tanto, perdamos peso. Lleva contigo una botella de agua a todas partes, así nunca te olvidarás de beber agua ni tendrás excusas para no hacerlo.

  1. Haz ejercicio como mínimo 4 días a la semana

estilo de vida

 

 

Si todavía no eres un asiduo del gimnasio (aunque es probable que sí porque estás leyendo este artículo), ¿a qué esperas? Asegúrate de que haces como mínimo 30 minutos de ejercicio 4 días a la semana. No importa el tipo de ejercicio que hagas. El ejercicio físico aporta beneficios tanto a tu cuerpo como a tu mente.

 

 

  1. Suprime de tu dieta las grasas hidrogenadas y las grasas trans

 

Este año, el azúcar ha sido la estrella de los anuncios publicitarios y quizá te fijaste que el año pasado las grasas salían de debajo de las piedras. Las grasas trans son de lejos el peor tipo de grasas que puedes tomar. ¿Cómo puede ser que existan? Si tomamos como ejemplo el aceite, este es una grasa no saturada, es decir, que posee un enlace doble  que hace que sea líquida. A excepción del aceite,  las grasas no saturadas no tienen un enlace doble, por lo que solo existen en estado sólido. Las grasas hidrogenadas, por su parte, son una cosa intermedia; son aceites que tienen átomos de hidrógeno que han sido añadidos a través de un doble enlace en una reacción química para crear un componente con las propiedades de un aceite líquido pero con el estado sólido propio de las grasas.

 

grasas-trans

 

 

No obstante, con este proceso se genera un isómero denominado grasa trans, que a pesar de que es muy útil para preparar deliciosos pasteles que pueden durar semanas, su consumo es perjudicial para la salud. Nuestro cuerpo no puede descomponer las grasas trans y, además, numerosos estudios científicos han demostrado que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y los factores de riesgo como el colesterol alto y la presión sanguínea alta. Por lo que te aconsejo que mires las etiquetas de los alimentos. Si ves que lo que vas comprar contiene aceites hidrogenados o grasas trans no lo compre. Suprime este tipo de grasas tan perjudiciales si quieres tener unos hábitos de vida saludables.

 

 

  1. Incrementa el consumo de alimentos con proteínas vegetales

CfdDWM5UMAE4XSt

 

Cuando pensamos en consumir proteína, automáticamente pensamos en carne, carne y más carne. No obstante, hay innumerables tipos de verduras que nos pueden aportar proteína. No olvides que para llevar a cabo una dieta equilibrada y, por tanto, saludable, tienes que comer de todo. El consumo de alimentos con proteínas vegetales, como la quinoa, las judías y las legumbres te aportarán, además de la proteína ya mencionada, vitaminas y minerales.

 

 

  1. Estira tus músculos y haz yoga

yoga

 

No hagas caso a aquellos que te digan que estirar no sirve para nada porque están equivocados. Si quieres cuidar tus músculos, asegúrate de estirar cada día antes y después de entrenar. ¡Haz yoga! De esta manera ganarás flexibilidad y además te ayudará a relajar no solo tus músculos sino también tu mente.

 

 

  1. Aumenta la intensidad de tus entrenamientos

Mejora la autoestima

 

 

Antes, en el hábito nº 4, hemos dicho que lo recomendable era ir 4 veces por semana al gimnasio, pero eso no quiere decir que tengas que hacer los mismos ejercicios cada día. Mezcla los diferentes ejercicios e incrementa su intensidad. Las actividades de cardio de alta intensidad aumentan tu capacidad aeróbica y tu salud cardiovascular. Además, te da la oportunidad de mejorar tu estado físico y de retarte a ti mismo.

 

 

  1. Consume más grasas saludables

 

perdida de peso nueces

 

 

Si realmente quieres conseguir unos hábitos saludables, necesitas empezar por los alimentos esenciales, entre los que se incluye la grasa. El omega 3 es un ácido graso esencial imprescindible para numerosas funciones de nuestro cuerpo. Además, también puede ayudar a quemar grasas, mejorar los niveles de colesterol y los niveles de azúcar en sangre, y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares. Cuida la salud de tu cuerpo y la de tu corazón y come más pescado azul, como el salmón, al menos una vez a la semana, y come también más frutos secos.

 

 

  1. Duerme un mínimo de 8 horas al día

dormirpoco-3

Asegúrate de que duermes entre 7 y 8 horas al día, ya que tu cuerpo necesita este tiempo de descanso  para recuperar los niveles de energía y que tus músculos se recuperen. A medida que aumentes la intensidad de tus ejercicios, necesitarás dormir más horas, ya que, si no lo haces, esto evitará que consigas tus objetivos y que ganes músculo, y además te llevará a un estrés mental añadido.

 

 

  1. Come más alimentos integrales

Close up of sectioned plate with bread, pasta, rice and cereal

 

¡No te olvides de la fibra! La cantidad diaria recomendada de fibra es de 19 g, pero la media es de solo 12,5 g al día. Por esta razón, el gobierno recomienda un mayor consumo de fibra, ya que se ha demostrado que mantiene el corazón sano, ayuda a la digestión, a perder peso, a la vez que reduce los niveles de azúcar en sangre, la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Ahora que conoces todos los beneficios de la fibra, que no son pocos, ya no tienes excusa para no incluirla en tu dieta.

 

 

  1. No te desmotives y mantén un estado mental saludable

actitud positiva

 

 

El último consejo radica única y exclusivamente en tu actitud. No te preocupes por los errores que cometiste ayer o los que cometerás hoy. Mantente motivado porque mañana es un nuevo día y una nueva oportunidad para hacer las cosas mejor. Céntrate en tus objetivos individuales y mantén una actitud saludable.

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!