0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Entrenamiento

Sobreentrenamiento | Signos, Síntomas y Prevención

Todos hemos experimentado alguna vez la sensación de estar sobreentrenados o, al menos, de haber entrenado demasiado. En mi opinión es imprescindible que el cuerpo descanse, sobre todo si lo das todo tanto dentro como fuera del gimnasio.

Vamos a adentrarnos en los signos y síntomas del sobreentrenamiento para dilucidar si necesitas descansar.

 


Signos y síntomas de estar sobreentrenado


sobreentrenamiento

Agotamiento

 

El signo más claro del sobreentrenamiento es el agotamiento. No obstante, hay una gran diferencia entre estar cansado y estar sobreentrenado, ¿quieres saber cuál?

En ocasiones puedes estar cansado y que esto haga que un día entrenes a una menor intensidad pero no quiere decir que estés sobreentrenado.

Los síntomas de la fatiga debida al sobreentrenamiento tienen lugar tanto dentro como fuera del gimnasio.

¿Te cansas con facilidad cuando estás en el gimnasio? ¿Te cansas más de lo habitual en el trabajo? Utiliza estos síntomas para saber si necesitas un merecido descanso.


 

Falta de motivación

 

Yo presto mucha atención al enfoque psicológico de mis clientes en el gimnasio y me aseguro de que lo usen para conseguir sus mejores resultados, ya que de esta manera puedo decirles si su mente está en su sesión de entrenamiento o no.

Cuando vas al gimnasio, ¿te sientes motivado y con ganas de entrenar? ¿O preferirías quedarte en casa tumbado en el sofá? Personalmente pienso que si mis clientes no disfrutan de sus sesiones de entrenamiento bien planeadas, entonces deben descansar.

La motivación es importantísima para mantener y superar tus objetivos en el gimnasio y si te falta muy a menudo o siempre, entonces definitivamente deberías tomarte un descanso.


 

 Agujetas inusuales

 

Tener agujetas es algo totalmente normal y no quiere decir que estés sobreentrenado.

El DOMPAT (Dolor Muscular Postesfuerzo de Aparición Tardía), del inglés DOMS (Delayed Onset Muscular Soreness) es el dolor que sientes uno o dos días después de tu entrenamiento y puede durar hasta una semana. No obstante, si ves que estas agujetas persisten o van a peor cuando entrenas (por ejemplo, si sientes alguna molestia o dolor interno) es un claro signo de sobreentrenamiento.

A veces tus músculos o articulaciones necesitan tiempo para descansar y recuperarse de la carga o resistencia a la que los has sometido. El descanso permite recuperar a las fibras, haciendo que estén más fuertes en un futuro.


 

Te pones enfermo más fácilmente

 

Todos nos ponemos enfermos alguna vez y no podemos atribuirlo únicamente al sobreentrenamiento, pero es cierto que puede ser una causa. Básicamente, si estás sobreentrenado, tu cuerpo no está al 100% y no tiene el tiempo suficiente para recuperarse.

Cuando tu cuerpo no está al 100% y no está fuerte física ni mentalmente, esto hace que te pongas malo con más facilidad. Esto se debe a que los niveles de cortisol (la hormona del estrés) son demasiado altos.

Cuando los niveles de cortisol son demasiado elevados, estos desactivan los mecanismos de auto reparación naturales del cuerpo y que seas más vulnerable ante cualquier enfermedad.

 


Efectos secundarios de sobreentrenar


 fatiga en el entrenamiento

 

Razones psicológicas

La manera más fácil de ver un sobreentrenamiento es cuando se está haciendo algo de manera excesiva. Por lo que si te encanta estar en forma pero no dejas que tu cuerpo descanse, es posible que hayas llegado al límite y que necesites unos días o incluso más para descansar.

En ocasiones puedes sentir que tus sesiones de entrenamiento no son tan efectivas como las anteriores y que, por tanto, pienses que no estás progresando y que no veas cambios. No obstante, la realidad es que necesitas descansar. Deja que tu cuerpo se recupere y entonces entrena a intensidad normal. De esta manera evitarás engañar a tu cerebro con lo que ve y lo que es realmente.

 

Internamente

Si estás entrenando en exceso corres el riesgo de lesionarte y, en el peor de los casos, sufrir un desgarro muscular. Esto ocurre cuando tu cuerpo empieza a volverse perezoso pero tú sigues entrenando a la misma intensidad.

Cuando ocurre esto, tu cuerpo no puede seguir rindiendo al nivel al que tu quieres entrenar. Es en este momento cuando tienen lugar las lesiones y los desgarros musculares, tu cuerpo hace todo lo posible por seguir el ritmo pero no puede más y entonces te hace retroceder y estar más lejos de alcanzar tu objetivo.

 


Cómo evitar el sobreentrenamiento


Para evitar tener épocas malas en tus sesiones de entrenamiento y acabar desmotivado, date unos días de descanso a la semana o al mes.

Esto hará que trabajes más y mejor, ya que sabrás que en breve tendrás un día de descanso. De esta manera, podrás entrenar a una intensidad elevada, descansar y entrenar al máximo nivel al día siguiente o a la semana siguiente.

Este esquema variará dependiendo de cada persona y de sus objetivos.


 

Conclusión

Tómate un tiempo para notar cómo se siente tu cuerpo después de un largo período de entrenamiento sin descanso. Te sugiero que siempre actúes de acuerdo a cómo se sienta tu cuerpo.

Si te falta motivación o tienes una actitud negativa en lo que al gimnasio se refiere, ¡descansa!

Si te pones enfermo con frecuencia, te lesionas o tienes agujetas fuera de lo normal, tómate un descanso.

Dale tiempo a tu cuerpo para que descanse y se recupere para evitar lesiones, estar motivado al 100% y tener un cuerpo más fuerte y en forma durante más tiempo.

 

Traducido por Marc Cuenca

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


Descubre las ofertas de hoy ¡Comprar!🔔