Entrenamiento

Significado del Mano a Mano en el Fútbol

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión mano a mano con el portero? Lo encontramos en miles de crónicas o retransmisiones deportivas. Pero, ¿por qué ese nombre? En el artículo de hoy, daremos una vuelta al origen de dicha frase además de explicar algunos consejos de cómo afrontar uno desde los dos puntos de vista.


¿Qué es un mano a mano?


Si nos basamos en su significado literal, fuera del ámbito deportivo, hablamos de una situación con cierto desequilibrio o ajustar cuentas. Sin embargo, si lo usamos en una conversación o en el deporte, hablamos de estar frente a frente.

En el fútbol, conocemos como un “mano a mano” a la acción en la que un jugador del equipo atacante se queda en posesión del balón frente al portero. Es decir, se trata de un uno contra uno, en el que sólo se encuentra ese atacante y un defensor, en este caso el portero, sin disponer de ayuda ninguno de los dos. Puede ocurrir, que al no finalizar el mano a mano con la mayor celeridad, se incorpore a dicha jugada algún defensor, convirtiéndose en una jugada de superioridad defensiva; o que el delantero la haya temporizado para que un compañero se una y así encontrarse en superioridad ofensiva. Sin embargo, en estos dos supuestos ya estaríamos hablando de un dos contra uno, por lo que no sería un mano a mano al uso.

el mano a mano

Un “mano a mano” en el fútbol es una ocasión manifiesta de gol, casi similar a un penalti. Siempre que se da esta jugada, se considera que debe acabar en gol, lo que supone más presión para el delantero, dado a que si no lo consigue, se suele pensar más que es demérito de él, más que acierto del delantero. Para cualquiera de las dos opciones, analizaremos distintos elementos que los jugadores deben tener en cuenta.


¿Qué debe hacer el delantero?


1. Mantener la calma

Es muy fácil decirlo pero muy difícil hacerlo. Es una ocasión clara, todo el mundo espera que acabe en gol, pero si los nervios te invaden, tendrás menos posibilidades de hacerlo. Así que conviene no acelerarse y analizar la situación para tomar la decisión correcta.

2. Analiza el contexto

Aunque sea un uno contra uno, puede incorporarse tanto un compañero como un oponente. Debe interpretar si debe acabar la jugada con la mayor celeridad porque se aproxima un defensor o si puede temporizar porque se puede incorporar a la jugada un compañero. Normalmente, en estas jugadas el análisis debe ser rápido, dado a que tardar más tiempo puede complicar el desarrollo de la acción.

3. Elegir el momento adecuado

Va unido al consejo anterior. El atacante debe saber dónde están tanto el contrario como el compañero más cercano, para asir decidir cómo y cuándo finalizar la acción.

4. Conocer la situación

La jugada suele darse en el área del portero, pero puede venir de diferentes sitios. Desde el lateral, frontal, cerca de portería o fuera del área. Dependiendo de la zona, deberá definir de una manera u otra.

el mano a mano en el fútbol

5. Tiro raso más difícil para el portero

Un tiro raso siempre supondrá más dificultad para el portero que un tiro a media altura en estas situaciones, debido a que en cortas distancia es más complicado atajar el balón abajo.

6. No mostrar tus intenciones

En esta situación, el portero intentará descubrir cuál es la intención del delantero. Si es capaz de esconder su idea hasta el último momento, el atacante tendrá más posibilidades de salir victorioso en el mano a mano. Incluso puede intentar fintar para engañar al portero.

7. Tener en cuenta recursos: vaselina, regatear al portero, entre las piernas

Después de todo esto, hay varios recursos para salir victorioso. Regatear al portero si hay suficiente espacio, aprovechar una salida a destiempo para batirlo por arriba o definir entre las piernas, son algunas de las opciones que tiene el delantero si lee bien la situación.


¿Qué debe hacer el portero?


1. Mantener la calma

Al igual que el delantero, es una situación en el que toda la responsabilidad defensiva recae sobre él. Hay que pensar que sólo es una acción del juego, y debe responder como a cualquier otra.

2. Analiza el contexto

Debe analizar tanto la situación como al contrario. Qué pierna es la dominante, de donde viene, la situación de los compañeros, etc.

mano a mano con el portero

3. Bajar el centro de gravedad

Al adoptar la posición básica del portero, se baja el centro de gravedad. Esta posición le permitirá reaccionar con más celeridad ante tiros rasos.

4. No precipitarse en la elección

Si el portero deja al descubierto algún lado, el delantero lo aprovechará. Por lo que el portero debe aguantar, analizar el movimiento del contrario para intentar descubrir cuál es su intención para tener tiempo de realizar la parada, pero siempre en el momento justo.

5. Valentía

Es una cualidad del portero, no sólo en el mano a mano. Pero en estas situaciones de tanta cercanía, el portero debe ser valiente para no eludir el contacto en ninguna situación. Si el balón está a distancia de ser desviado o atrapado, el portero.

Espero que tanto si debes enfrentarte a esta situación, tanto como portero como atacante, estos consejos te ayuden a tener éxito en la jugada. Si no puedes seguir entrenando y usar nuestros geles energéticos para ver si un aporte más de energía te ayuda la próxima vez; o nuestro pack de vitaminas para competir al máximo nivel.

Escrito por Jose Antonio Corbeto

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!