Entrenamiento

Diarios de Sierra Nevada Límite en Granada, España


¿Qué es Sierra Nevada Límite?


Sierra Nevada Límite es un clásico que encabeza la lista de deseos de cualquier ciclista ávido.


¿Dónde se realiza?


El evento tiene lugar en Sierra Nevada en Granada, al sur de España en junio. En un fin de semana se realizan tres carreras de montaña de larga distancia: el sábado se puede elegir entre dos distancias, 92km y 180km, y el domingo se realiza una subida constante de 40km con una pendiente media del 6% que acaba en el Pico Veleta, ¡a 3398m de altitud!

Ya me advirtieron que si no me la jugaba el calor lo haría la altitud, pero sin pensarlo dos veces, me inscribí en la carrera de 180km con 4500m de desnivel impulsado por mi instinto de aventurero.

Cuando miré el perfil, a pesar de que las subidas parecían enormes, pensé que al menos la mitad de la carrera sería en llano o bajada, y pensé: “Estoy preparado para hacer 90km duros”. Mirándolo con perspectiva, ¡este fue mi primer combate en el mundo del ciclismo!

Sierra Nevada Limite


Línea de Salida


Hora de salida: La carrera comenzó a las 7am en Pradollano a 2200m.

Los primeros 30km se controlan con un coche de seguridad por la carretera antes de empezar con el primer gran ascenso. La carrera cuenta con cuatro subidas considerables, pero la primera (“El Purche”) y la última (“El Duque”) son especialmente duras, unas habituales en las etapas de la Vuelta Ciclista a España.

Sierra Nevada Limite 1

El miedo del pelotón se podía sentir a medida que nos acercamos al primer ascenso, El Purche, situado a 7km con una pendiente de 9% de media. El récord de esta subida lo sustenta el holandés Laurens ten Dam,  que corre para el equipo profesional Giant-Alpecin, pero ni yo ni los que estaban a mi alrededor, aunque ellos sí estaban preparados, íbamos a batir ningún record ese día. Conocíamos el ascenso y sabíamos que sólo era inicio de un día largo.

Lo sensato era conservar energía y no “darlo todo”. Subíamos poco a poco con curvas pronunciadas al 15-20%. Al igual que con todas las subidas asesinas en el Tour de Francia o la Vuelta, el ascenso tiene la generosidad de mostrarte la cumbre casi desde el principio, esa que parece que nunca se acerca.


Consejos durante la carrera Sierra Nevada Límite


Dos lecciones rápidas que aprendí y que sin duda me ayudaron ese día:

1) No mires hacia el pico, ¡al final llegarás!

2) No mires el GPS / velocímetro, ¡duele ver que vas a 6/ 8kph cuando estás esforzándote tanto!

NOTA |Como con cualquier deporte de resistencia de más de una hora de duración, mantener el ritmo es importante. Para conseguir un nivel de energía constante es clave comer, beber y reemplazar los electrolitos perdidos a través del sudor; así que me puse una alarma en mi Garmin para tomar un gel cada 40 minutos y luego para tomar mis barritas energéticas.

Sierra Nevada Limite 2

Finalmente llegamos a la cima y allí estaba el primer punto de avituallamiento. Rellené mi única botella, otro error de principiantes puesto que debería haber llevado dos.

Pensé que me iría bien con una botella pero a medida que avanzaba la carrera, la deshidratación era una amenaza real. Rellenamos las botellas y nos fuimos, con la recompensa de una larga y rápida bajada. Ese tramo lo conozco muy bien y pude adelantarme un poco, sabiendo además que la siguiente sección era de las duras.

Quedaba un largo esfuerzo hasta La Peza y luego, en Guadix, lo que llevaba rato esperando. En el perfil de la carrera se veía como “una subida y listo” y luego vuelta al inicio, pero en realidad se trata una subida mortal con pendientes que rondan el 3-8% y varios “falsos llanos” que te machacan las piernas.

En estas situaciones es fácil engancharse en un grupo y compartir entre todos la carga de trabajo, pero con un perfil tan montañoso, mi único objetivo era llegar a la meta de una pieza, a mi ritmo.

Traje-trialon

Lo peor estaba aún por venir: el gran reto del día era una subida más pronunciada que la primera pero con 160km recorridos en las piernas. Giramos a la izquierda hacia el río de un pequeño pueblo, Pinos Genil, y luego otra vez a la izquierda hacia Güéjar Sierra, donde se encuentra uno de los embalses más impresionantes de España.

Incluso cuando estás concentrado en la carrera es difícil no mirar a tu alrededor y apreciar el entorno. ¡El paisaje es increíble, rodeado de montañas, lagos y vegetación!

¡Hay 23 picos de más de 3.000m en Sierra Nevada Límite!

Había estado codo a codo con un ciclista que llevaba el kit del equipo Sky y cuando lo pasé dije “Nice shirt”, preguntándome si era inglés. Los españoles parece que están obligados a llevar solamente camisetas de los mejores ciclistas del país, ¡básicamente de Movistar y Tinkoff! Hablé un rato con el corredor y me advirtió: “todo es cuesta arriba desde aquí. Ten cuidado con la subida de El Duque”. No podía tener más razón…

A pesar de que estaba emocionado de ver el 150km, no podía imaginarme lo que suponía el puerto de El Duque en el 160km.

La llegada es dañina: una bajada corta y empinada desde Güéjar Sierra sobre un bonito puente que da directamente al precioso embalse turquesa y luego ¡BANGGG!…Un desnivel del 15%. No podía más, por lo que mentalmente me repetía que se trataba solo una milla. ¡Una milla que parecía no acabar nunca! La temperatura sobrepasaba los 40 grados.

Como estaba de pie dándole duro a los pedales y empecé a sufrir calambres en los cuádriceps, me senté y empujé con fuerza y los calambres se pasaron a los isquiotibiales. No podía parar de reírme de la situación: a 20km de la meta,  intercambiando estar sentado y de pie, luchando por llegar a la meta.

La subida es de 7km en total, con un promedio del 10%, aunque en las curvas oscila entre el 18 y el 22% y está marcado con señales, ¡para añadirle tortura al asunto! Nadie me adelantó, así que supuse que todo el mundo estaba sufriendo lo mismo que yo.

A mitad de camino en la subida hay una fuente de agua natural. Me paré, me quité el casco y metí la cabeza en el agua. Llené la botella varias veces y me comí 2 barritas energéticas. Me dije a mi mismo: “estás a 15km de la meta y sólo a 3 de acabar con esta subida”. Cuando estaba intentando ponerme en marcha otra vez (no era fácil con esa pendiente), un corredor pasó, con los dientes apretados y sin la energía necesaria para sonreír. Me encanta la sensación de saber que estoy pasando por todo eso simplemente para contestar a la pregunta: “¿Puedo hacer esto?”


Coronar “El Duque”


Por fin coronamos “El Duque” y nos volvieron a premiar con un punto de avituallamiento y un amplio surtido de frutas. A 12km de la meta, vacié mis bolsillos de envoltorios de gel y los llené con plátanos.

Pronto alcancé a otro ciclista. Era la 3ª vez que hacía la carrera y me explicó la parte final al detalle. “Si somos capaces de aguantar el ritmo, haremos una buena marca”. Ni siquiera había pensado en el tiempo hasta ese momento. Siguiendo así, podíamos terminar en menos de 7 horas, una buena marca para la prueba supuestamente. Los calambres habían desaparecido y nos estábamos ayudando mutuamente. Terminé en 6 horas y 55 minutos en el puesto 56. Nunca me había sentido tan feliz de ver una línea de meta.

Como en todas las carreras en España, el final no es el final. Luego viene la “fiesta” con paella, frutas de la zona e incluso helado, ¡la combinación perfecta para mi barrita de avena y proteína!

Sierra Nevada Limite 3


Lecciones aprendidas en Sierra Nevada Límite:


  1. Lleva lo esencial: 1 o 2 cámaras de aire y herramientas para cambiar una rueda desinflada, incluyendo una bomba.
  2. Lleva comida suficiente para toda la carrera y una o dos horas extra por si las cosas no salen como habías planeado. Los geles y las barritas son la forma más cómoda y más ligera de llevar tu dosis de energía.
  3. Dos botellas y bolsa de sillín es la opción más inteligente. Lleva tus herramientas/cámaras de aire en un bolsillo o en la bolsa y comienza la carrera con las dos botellas llenas.
  4. Ve a tu ritmo. Es una carrera y puedes caer en el error de dejarte llevar por la emoción. En las carreras de larga distancia, unos segundos arriba o abajo no importan mucho y se pueden recuperar en los últimos kilómetros.
  5. ¡Disfruta de la carrera y del entorno! Cuanto más disfrutes estos eventos, mayor será el impulso de participar y hacerlo en mejor tiempo.  Aprecia y observa lo que te rodea, sobre todo si vas al extranjero o a un sitio en el que nunca has estado.Sierra Nevada Limite 4

Escrito por Lee Grantham

 



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta