Entrenamiento

Salud Mental | Rutina Diaria

Salud Mental | Rutina Diaria

Desde que aprendemos a andar y a hablar, nos enseñan la importancia de cuidar nuestro cuerpo. Comete las verduras y no olvides decir por favor y gracias. ¿Por qué no cuidamos nuestra salud mental al igual que nos cuidamos física y socialmente?

Como resultado, mucha gente solo se preocupa de su salud mental en los momentos de crisis. Por suerte, hay cosas que podemos hacer regularmente para ayudar a prevenir la depresión, el estrés y la ansiedad. Hay muchas maneras de las que podemos ayudar a nuestra salud mental en la vida diaria.


Top 9 formas de controlar la salud mental


1. Haz un diario

Al igual que tenemos en el baño analgésicos y medicamentos contra el resfriado, un buen ejercicio para ayudar a nuestra salud mental es escribir aquellos aspectos que nos hacen sentir bien. Gente que nos hace reír, alimentos o ejercicios (después de todo, está probado que el ejercicio libera endorfinas que mejoran nuestro humor). Igual que cuando te duele la cabeza te tomas un paracetamol, podemos tener ese diario como ayuda para nuestro estado mental.

la salud mental

2. Aprovecha el tiempo de sueño

¿A quién no le gusta una siesta? Nuestro cuerpo es como un coche, cuando apagas el contacto el motor se va enfriando y se prepara para el siguiente viaje. El sueño es algo que nuestro cuerpo necesitas para recuperarse, reabastecerse y recargarse para el siguiente día. La sobrecarga de trabajo y estrés puede conducir a un sueño inadecuado, que favorece los atracones de comida y el mal humor, lo cual hace más difícil nuestra vida. Por lo que asegúrate de tener un sueño adecuado y de calidad para comenzar el día fresco, limpio y saludable.

3. Entrena

Ya sea un paseo por el parque, un partido de fútbol o una rutina de HIIT en el gimnasio, entrenar y por consiguiente elevar tu frecuencia cardíaca es una gran manera de distraerte y llevar a tu mente a un estado más libre y placentero. Si no te gusta entrenar solo, puedes probar alguna clase dirigida, entrenamientos de circuitos, o incluso dar un paseo con tu perro. Los animales son muy buenos escuchando.

4. La hidratación es clave

¿Sabías que el cerebro se compone en un 75% de agua? Si este porcentaje se reduce, también disminuye la función cognitiva. La deshidratación afecta a nuestra manera de pensar, de sentir y de comportarnos.

A veces confundimos hambre con sed, así que antes de coger un paquete de cereales prueba a beber un vaso de agua y reducirás la sensación de letargo. Las bebidas con gas y de sabores no cuentan.

salud mental e hidratación

5. Somos lo que comemos

¿Te sientes estresado? Prueba a comer algo, y con ello nos referimos a algo limpio, nutritivo y saludable. Guardar una barrita de chocolate en el trabajo puede ser de mucha ayuda. Una dieta rica en vitaminas ayuda a reducir el estrés, no necesitas hincharte a pastillas, simplemente aumenta tu ingesta de frutas y verduras, te proporcionarán un impulso de buena energía.

6. Sé más animado (o simplemente socialízate)

No te preocupes, no te estamos diciendo que salgas de fiesta 5 días a la semana para reducir el estrés, eso sería muy pesado. Es muy fácil volverse un ermitaño actualmente debido a la influencia de internet, simplemente pasa una hora al día con alguien que te estimule mentalmente. Tomate un café, date un paseo o llama a algún amigo en tu descanso del trabajo.

7. Sé más paciente

No nos referimos a que te vayas a relajarte a Bali, ni que bebas te verde durante 7 días para aumentar tu sentimiento zen. Apoyarse en los malos pensamientos puede ser muy duro y desencadenar problemas sobre tu control mental. Tomate tu tiempo para dejar las cosas pasar, se mas positivo contigo mismo y con los demás y mantén tu mente libre y en calma.

salud mental y relajación

8. Sé amable (o por lo menos inténtalo)

Esto puede ser lo más difícil (por lo menos para mí). A medida que avanza nuestro día, si nos tratamos mejor entre nosotros puede ayudarnos a sobrellevar el día de mejor manera. El trafico, un servicio lento en el restaurante, el sonido de la gente mascando chicle o haciendo sonar el boli,…. Entiendo que pueden ser cosas MUY irritantes. Mantén toda esa negatividad a raya, no necesitas preocuparte ni molestarte por todo eso. Centrarte en lo positivo de la vida atraerá más positividad a la tuya. No olvides ser agradecido, proponte decir gracias por lo menos tres veces cada día, todos los días. Cuando lo malo se acerque, recuerda siempre lo bueno.

9. Relajación

Es tiempo de manejar, lo bueno, lo malo y lo peor. Si ves que estas estresado o con ansiedad, tómate un baño relajante, prepara unas sales de baño con espuma, pon música relajante (no hace falta que sean sonidos de ballena) y respira con tranquilidad.

Traducido por Aitor Ferrón

No hay etiquetas para el post



Aitor Ferrón

Aitor Ferrón

Escritor y Embajador Oficial

Soy entrenador personal y monitor de musculación. Apasionado y adicto a un estilo de vida saludable, donde la constancia, el esfuerzo y el sacrificio van unidos para alcanzar a cualquier objetivo. Los límites los ponemos nosotros y la pregunta que te hago yo es ¿Hasta donde estás dispuesto a llegar?