Entrenamiento

¿Qué Entrenamiento es Mejor: Running o Natación?

Running frente a natación: es un debate en el que los dos reclaman ser la mejor manera para tener una buena salud.

Vamos a empezar por ver sus puntos en común: los dos son fuertes en lo que se refiere a ejercicio cardiovascular y a pérdida de peso. Los dos trabajan muchos grupos musculares a la vez y aumentan tu frecuencia cardíaca, ayudando con tu salud cardiovascular. Además, está el efecto positivo que tienen en tu salud mental y, con una rutina, que pueden ayudarte a controlar tus niveles de estrés.


Diferencias entre Running y Natación


En lo que se refiere a equipamiento y disponibilidad, el running aumenta su ventaja. Es más difícil disponer de una piscina, un rió en condiciones, o incluso el mar, por lo que tus opciones son más limitadas. Y, seamos claros, si dispones de una piscina pública siempre te vas a encontrar con obstáculos como otros usuarios que no van a estar tan centrados en conseguir sus objetivos como tú.

Sin embargo, puedes correr en cualquier sitio, incluso en la ciudad, excepto por el hecho de cruzarte con otros peatones, cosa que no pasaría en el campo. Y cuando está lloviendo o el tiempo no acompaña siempre hay pistas interiores y zonas cubiertas.

diferencias entre running y natación

Como entrenamiento para tus músculos, los dos trabajan la parte inferior del cuerpo, el abdomen y los brazos. Para la parte superior del cuerpo, el running hace que los hombros y los abdominales trabajen con gran intensidad, pero en términos de resistencia, es mejor la natación para trabajar la fuerza de la parte superior del cuerpo.

Esto es porque, en lo que se refiere a entrenamiento de resistencia, moverte bajo el agua crea más resistencia que el viento cuando corres. Ese es uno de los factores que controla cuantas calorías quemas, y con la natación, la resistencia del agua es constante.

Debido al impacto que se produce cuando corres, tus glúteos, isquiotibiales, cuádriceps y gemelos trabajan más por la fuerza explosiva de cada paso. Tus piernas y parte baja del abdomen trabajan mejor cuando corres, pero la natación se considera mejor entrenamiento en general debido a que trabajas los grupos musculares más grandes a la vez sin el riesgo de lesiones que puede provocar el impacto del running.

Esto sobre los músculos, pero ¿Qué pasa con las articulaciones? Si te estás recuperando de algún problema como las rodillas débiles, problemas de cadera u otras articulaciones, sin duda gana la natación. Esto se debe al impacto que causa el salir a correr. Los corredores soportan mucha presión sobre las articulaciones, pero aunque hay más riesgo de romperte un hueso mientras correr por alguna caída, a la vez ayuda a mejorar la densidad de los huesos.


Running o Natación ¿Cuál es mejor?


Puedes quemar 350 calorías durante un fuerte entrenamiento de natación de una media hora. Si corres a unos 10-12 km por hora, puedes quemar unas 700 calorías, lo que significa que para perder peso es mejor el running. Puede que haya gente que no esté de acuerdo porque la natación requiere más esfuerzo de los músculos durante esos 30 minutos, pero con el running tienes más variables para entrenar y aprovechar esos 30 minutos al máximo, como la velocidad o el nivel de inclinación.

Sea cual sea el deporte que elijas, no olvides la suplementación para mejorar tu rendimiento. Puedes probar nuestros geles energéticos y nuestra amplia gama de barritas de proteínas que te ayudarán a hacer más llevaderos tus entrenamientos.

natación o running


Conclusión


Si buscas perder peso, aumentar fuerza en las piernas y mayor intensidad, el running es la respuesta. Si lo que quieres es evitar el impacto, entrenar sobre todo el tren superior o ya has levantado peso, la natación es tu mejor opción debido a su trabajo de cardio sin forzar las articulaciones.

Traducido por Aitor Ferrón

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta