Entrenamiento

Hot Yoga Vs Yoga Frío | Beneficios y Diferencias

El yoga es una disciplina que se encuentra en auge en la actualidad gracias a sus múltiples beneficios para la salud, tanto físicos como psicológicos. De hecho podemos encontrar una gran variedad de modalidades, como por ejemplo las dos que vamos a comparar en esta ocasión, el Hot Yoga o yoga caliente y el Cold Yoga o yoga frío.

Pero antes de ver en que consisten estas dos variantes, vamos a dar un breve repaso al Yoga en general:


¿Qué es el Yoga?


hot yoga asanas

El yoga se podría definir como una disciplina o un estilo de vida y no como un deporte, ya que no solo se basa en ejercitar el cuerpo en el plano físico, si no que también se trabaja en el plano mental y espiritual.

El yoga es una disciplina originaria de la India que se remonta miles de años atrás en el tiempo, y en la actualidad es una de las actividades más demandadas por aquellas personas que buscan la paz interior y una conexión entre cuerpo y mente.


¿Qué es el Hot Yoga?


El Hot Yoga, también conocido como yoga caliente, es quizá una de las ramas más duras y exigentes dentro del yoga. Consiste en realizar las diferentes posturas del yoga (conocidas como asanas) en una sala adecuada a altas temperaturas que oscilan entre los 40ºC en sesiones de unos 90 minutos. Debido a las altas temperaturas de la sala, es conveniente asistir con “poca ropa” y que esta sea ligera para soportar mejor el calor.


Beneficios del Hot yoga


hot yoga en casa

Uno de los objetivos principales de practicar el Hot Yoga es sudar para eliminar la mayor cantidad posible de toxinas de tu cuerpo, y realmente funciona.

Algo también positivo del Hot Yoga es que debido a las altas temperaturas entras en calor rápidamente y tus músculos y tendones se calientan antes, permitiendo una mayor flexibilidad y comodidad a la hora de hacer las diferentes posturas (asanas) del yoga.

Un dato curioso es que el Hot Yoga se practica a esas temperaturas para coincidir con la temperatura natural de la India, que es de donde proviene el yoga.

Practicar el yoga a temperaturas tan altas es todo un reto digno de las personas más valientes y preparadas tanto física como mentalmente, ya que no es nada fácil. Por si esto fuera poco, en el Hot Yoga se realiza cada postura 2 veces a diferencia del yoga normal que se realizan tan solo una vez.


Precauciones


Nos se recomienda la practica de Hot Yoga a mujeres embarazadas.

Es muy importante mantenerse bien hidratados antes, durante y después de una clase de yoga caliente, pero según la intensidad y nivel de la clase, es posible que algunos instructores prefieran parar lo mínimo para hidratarse, por eso hay que estar muy bien preparados para practicarlo.

Otra precaución que hay que tomar es que existen más posibilidades de lesión debido a las altas temperaturas y a las posturas más forzadas.


¿Qué es el Yoga Frío?


cold yoga o hot yoga

Como bien indica su nombre, el Cold Yoga o yoga frío es todo lo contrario al Hot Yoga. El yoga frío se practica en salas específicas a bajas temperaturas que oscilan los 2ºC (conocidas como neveras o congeladores), con el fin de familiarizar a sus asistentes a las bajas temperaturas de las montañas nevadas de los alpes.

A diferencia del yoga caliente, la indumentaria adecuada para practicar el yoga frío es básicamente la misma que en los deportes de nieve. Tu ropa para esquiar o hacer snowboarding será tu mejor aliada en una clase de cold yoga, eso si, los esquís o la tabla de snow no te servirán de mucho en una clase de yoga frío..

El yoga frío o cold yoga está inspirado en el hot yoga, pero evidentemente no es igual ni tiene la misma finalidad.

Una clase de cold yoga da comienzo con unos cinco minutos de calentamiento para aclimatarse a la sala, y a continuación se realizan unas asanas específicas con el fin de fortalecer y estirar el cuerpo en general. La sesión termina con otros cinco minutos de enfriamiento en el exterior de la sala/congelador para recuperar la temperatura ambiente del exterior progresivamente.


Beneficios del Cold Yoga o Yoga Frio


 El yoga frío conserva los beneficios del yoga tradicional de fortalecer y estirar los músculos y tendones, reforzar las articulaciones y sobre todo reforzar la parte central del cuerpo (core) y las piernas. También ayuda a mejorar el equilibrio.

Sus posturas o asanas están más enfocadas a los deportes de nieve como el esquí o el snowboard, trabajando con más énfasis el núcleo el cuerpo estirando y reforzando la columna vertebral y las piernas en su totalidad. También ayuda a aumentar la flexibilidad de las piernas.

hot yoga vs cold yoga

Algunos expertos aseguran que practicar ejercicio a altas temperaturas puede ser contraproducente, ya que puede llegar a sobre calentar el cuerpo y reducir la intensidad del ejercicio. En cambio, cuando se realiza ejercicio a bajas temperaturas, el exceso de calor se elimina del cuerpo y eso nos permite controlar más y mejor nuestra temperatura corporal.

Para vivir esta experiencia, te recomendamos nuestra gama de ropa para yoga con la que disfrutarás cómodamente de todos los beneficios del yoga en estado puro.

Esto es precisamente lo que recomienda uno de los practicantes más famosos del mundo de Cold Yoga el señor Wim Hof “The Iceman”, del que ya hablamos en este otro artículo que habla sobre su historia y su método para soportar las bajas temperaturas.


Conclusión


asanas de hot yoga

Después de ver en que consiste cada una de estas variantes del Yoga, cual es tu preferida o cual te ves capaz de realizar? La decisión es complicada, pero el resultado de ambas es impresionante.

Escrito por Rubén Del Toro

Sitio web: www.musculacionparaprincipiantes.com

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta