0
Cesta

No hay artículos en tu cesta actualmente

Entrenamiento

9 Consejos para Llevar un Estilo de Vida Saludable

Cuando nos fijamos el propósito de cambiar de hábitos para llevar un estilo de vida saludable, apuntarlo en una hoja es muy fácil, pero llevarlo a la práctica y mantenerlo es mucho más complicado. De hecho, todos tenemos algún momento en nuestras vidas en el que nos cuesta más hacer las cosas, y nos resulta más complicado controlar lo que comemos y/o cumplir con nuestra rutina de entrenamiento diaria.

Los sencillos consejos que veremos a continuación, te ayudarán a superar esa depresión pasajera y a seguir por el buen camino.


Consejos para llevar un estilo de vida saludable


1. Concreta tus objetivos

Si sientes que realmente necesitas un cambio drástico en tu vida, tendrás que dividir todos esos cambios importantes en categorías más pequeñas para poder gestionarlos mejor. Por ejemplo: Entrenamiento, alimentación y salud, son 3  categorías muy ligadas entre sí, que te ayudarán a dar el primer paso con mayor facilidad.

A partir de ahí, puedes empezar a pensar qué es lo que quieres conseguir dentro de cada una de esas categorías.

  • Ir al gimnasio de forma regular es una buena forma de empezar, pero proponerte que quieres ir 3 veces a la semana es mucho mejor.
  • Comer limpio puede parecer demasiado genérico, pero proponerte que quieres comer 6 raciones de frutas y verduras al día, y tan solo disponer de una comida trampa a la semana, es mucho mejor.

¡Empieza por estos pequeños cambios y ya tendrás un comienzo!

llevar un estilo de vida saludable

2. Busca un compañero de entrenamientos

Es mucho menos probable que faltes un día al gimnasio, si sabes que tu compañero o compañera te estará esperando allí con ganas de entrenar. Si además entrenáis juntos y realizáis el mismo entrenamiento, se creará un fuerte vínculo entre vosotros que hará que las ganas de ir al gimnasio a entrenar crezcan exponencialmente. Seguramente, habrá días que no te apetecerá nada ir a entrenar, pero a veces esos días son los mejores.

  • Si entrenas con un compañero/a, no te aburrirás tu solo y faltarás menos a los entrenamientos.
  • Entrenar con un compañero/a es digno de admiración y los demás valorarán vuestro esfuerzo y dedicación.

3. Recompensas

Sabemos que a menudo las tentaciones son fuertes, pero si sabes darte un capricho inteligentemente cuando sea necesario, mantendrás a raya las tentaciones y los antojos. Si planeas con antelación tu “premio” y sabes que hay una barrita de proteínas de chocolate esperándote en la despensa, cuando llegue ese día te sabrá a pura gloria y la disfrutarás como nunca antes lo habías hecho. Eso también te impedirá comer lo que te apetezca cuanto te apetezca.

  • Muy poca gente puede mantener una dieta realmente estricta durante mucho tiempo, así que simplemente procura controlar tus impulsos y nunca te rindas.
  • Una copita o dos a la semana no mermarán tus resultados, siempre y cuando cumplas con todo el resto de semana. Eso además te dará fuerzas para evitar tentaciones mayores de fiesta y descontrol.

alimentos para un estilo de vida saludable

4. Empieza de forma progresiva

Seguro que tienes una enorme lista de propósitos pegada en la puerta de la nevera, en la que algunos de esos propósitos son: Dejar de beber alcohol, dejar de fumar, comer más frutas y verduras, apuntarte al gimnasio, etc.

Luego, a los pocos días vuelves al trabajo después de las vacaciones, te vuelves a sentir estresado y te das cuenta de que has pasado olímpicamente de todos esos propósitos que te marcaste a principio de año. Pero, ¿por qué has fallado? Porque quisiste hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, y no tienes que ser tan duro contigo mismo.

  • Márcate tan solo un objetivo para empezar, y dedícale unas semanas para conseguirlo. Tómatelo con calma y haz las cosas bien, así conseguirás cosas importantes y de verdad cambiarás de hábitos. Se llega más lejos dando pasitos pequeños que dando pasos de gigante, recuérdalo.

5. Aprende a reconocer un fracaso y un retraso

Si de forma inesperada tienes que hacer horas extra en el trabajo, te sientes mal físicamente, o además no tienes suficiente tiempo para cocinar tu plato de pollo con arroz, estas situaciones pueden conducir a la locura hasta al más fuerte y preparado mentalmente. De hecho, si te desvías de tu rutina debido a estas situaciones, puede ser muy tentador dejarse llevar y pensar que has desperdiciado todo el día entero. Eso puede conllevar que pierdas la motivación y al día siguiente te quedes un poco más en la cama, que no vayas a entrenar… ¿entiendes a lo que me refiero?

  • Tener la típica actitud de “todo o nada” te conducirá estrepitosamente hacia el fracaso. No quieras abarcar demasiado para intentar aparentar que tu vida es perfecta y maravillosa, porque, aunque sientas que tienes el control absoluto sobre ti mismo, rara vez eso será cierto.
  • Un retraso es algo que se recupera con mucha facilidad y los tendrás muy a menudo. Solo será un fracaso cuando te niegues a volver a intentarlo para recuperar el tiempo perdido.

cómo llevar un estilo de vida saludable

6. Sé consciente

Por desgracia, muchos de nosotros no tenemos horarios fijos en los que poder basarnos para planificar nuestra rutina diaria. Pero siempre hay tiempo para las cosas, y si eres consecuente de tus actos, al final se convertirá en un nuevo hábito. La consistencia es la clave que marca la diferencia entre los que se aferran a sus objetivos y a los que no.

  • Todos nos podemos tomar en serio algo durante unos días, pero enseguida nos distraemos, bajamos la guardia y damos esa importancia a otras cosas. Si dejas de ir una semana entera al gimnasio, la vuelta será mucho más difícil y realmente te arrepentirás de haberlo hecho, así que haz el esfuerzo y mantén la constancia. ¡Créeme que te alegrarás de haberlo hecho!

7. Haz la lista de la compra y sé organizado

Si te preocupas de organizarte y prepararte antes de cualquier actividad, te resultará menos estresante y será mucho más productiva. Es muy fácil y común olvidarte de las verduras que tenías que comprar, y dejarte llevar por una súper oferta que has visto en el pasillo de las galletas. Pero eso no te pasará si llevas contigo la lista de la compra.

  • Disponer de una dieta perfectamente planificada es una magnífica forma de saber lo que tienes que comprar cada semana, y además te ayudará a reducir gastos innecesarios. También te ayudará a saber en qué gastabas antes tu dinero y aprenderás a ahorrar a fin de mes.
  • Además de todo esto, apuntar todos tus progresos por pequeños que sean, y dedicar un tiempo cada día a reflexionar sobre tus actos, te ayudará a mejorar. Es una práctica terapéutica y te ayudará a mantener la motivación y la perspectiva de las cosas.
  • Dedica un tiempo antes de acostarte cada noche para anotar unos pequeños objetivos para el día siguiente, así te levantarás por la mañana sabiendo todo lo que tendrás que hacer ese día.

consejos para un estilo de vida saludable

8. Crea un horario que se adapte a ti

Una buena forma de mantenerte activo es madrugar y entrenar a primera hora de la mañana, pero eso no siempre tiene que ser así. Mucha gente trabaja desde bien temprano hasta pasada la tarde, y no hay nada malo en ir a entrenar después de trabajar, o incluso a media noche si es lo que te gusta. Pero esto no significa que no intentes sacarle el mayor provecho a cada día.

  • Cada persona somos diferentes del resto, y nuestros objetivos y horarios deben ser también diferentes. Tú eres quien debe marcar tus horarios y aprovechar al máximo tu tiempo.

9. Recuerda que no hay atajos

El ser humano cada vez quiere conseguir resultados más rápidos en menos tiempo. Si, puedes estar muy motivado a la hora de marcarte objetivos, pero es conveniente recordar que renunciar a algo o trabajar muy duro y convertirte el mejor en algo, no necesariamente solucionará todos tus problemas.

  • Se trata de pulir tu actitud y visión hacia la vida en general.
  • Lo mejor de estar en forma y llevar un estilo de vida saludable es que te demuestras a ti mismo la capacidad de llevar las riendas de tu vida. Al cambiar tu estado físico, te demuestras que eres el dueño de tu propio destino.

pautas para un estilo de vida saludable


Conclusión


No es necesario correr maratones o levantar coches para conseguir grandes cambios, pero recuerda que debes planificar tus objetivos, empezar poco a poco y llevar un registro de tus entrenamientos y comidas para llevar un control total de tu transformación.

Todos somos capaces de realizar estos pequeños cambios en nuestras vidas para mejorar y conseguir llevar un estilo de vida saludable. Ahora depende de ti que lo pongas todo en práctica, ¡porque en el fondo sabes que puedes hacerlo!

Nuestros artículos están redactados con fines educativos e informativos, jamás deberán tomarse como una consulta médica. Si fuera necesario, en su lugar visite a su médico o a un profesional antes de comenzar a utilizar suplementos o hacer cambios en su dieta.

Traducido por Vanessa Ricarte, FitChef de Myprotein

No hay etiquetas para el post



Vanessa Ricarte

Vanessa Ricarte

Escritora y FitChef

Soñadora, divertida y algo trasto, pero con las ideas claras. Amante de la vida (sana) y el fitness. Apasionada de la fotografía. ¡Me divierto inventando recetas y disfruto comiéndolas!


Descubre las ofertas de hoy ¡Comprar!🔔