Entrenamiento

Ejercicios para Fortalecer la Rodilla Después de una Operación

Tras una operación a nivel de la rodilla, se autoriza el apoyo total, pero el paciente puede utilizar muletas si el dolor es demasiado importante. Siempre se pide al paciente que ejecute ejercicios para fortalecer la rodilla varias veces al día, a pesar de que la artroscopia no conlleva ningún tipo de sideración muscular importante.

El terapeuta debe movilizar la rodilla de forma suave sin intentar aumentar la amplitud. Nunca se debe forzar una rodilla hinchada. Se deben efectuar ejercicios de levantamiento de tensión del gastrocnemio, del poplíteo y de los isquiofemorales que el paciente solicita permanentemente con el fin de bloquear la rodilla en su extensión. La crioterapia es importante y se debe aplicarse a diario.

Un masaje de las masas musculares del miembro inferior es muy beneficioso para la rodilla, sin embargo, masajear una articulación bajo presión es una aberración. La bicicleta sin resistencia permite que la rodilla se pliegue a 110 grados, pero sin forzarla.

ejercicios para fortalecer la rodilla


La Fase de Reacondicionamiento


El trabajo muscular del muslo y luego del conjunto del miembro inferior se intensifica progresivamente. Es ilusorio querer llevar cargas de entrada. Primeramente, porque se corre el riesgo de provocar una inflamación, y por tanto de perder tiempo creyendo que se va a ganar. En segundo lugar, porque el refuerzo actúa en primer lugar sobre los factores nerviosos.

O dicho de otra manera, si la orden no es correcta, será imposible que el músculo responda sin pedir ayuda, y el sujeto tendrá que compensar como pueda, y su trabajo no tendrá ningún interés cualitativo. En un primer tiempo conviene trabajar sobre los factores nerviosos a través de un trabajo analítico y después aumentar la cantidad del trabajo para actuar sobre la estructura del músculo.

El trabajo de carga debe reemplazar al trabajo sobre camilla, o sobre bicicleta, y las contracciones deben ser cada vez más explosivas. Es importante vigilar el estado de la rodilla y levantar el pie cuando una reacción inflamatoria aparezca.

La propiocepción se debe igualmente realizar de forma progresiva, acercándose lo máximo posible del gesto deportivo. Es el punto más importante de la reeducación. Sin una buena propiocepción, retomar el trabajo sobre el terreno no podrá contemplarse porque será demasiado arriesgado.

ejercicios para fortalecer la rodilla


La Fase de Atletización


Esta fase no debe contemplarse más que si el paciente dispone de una buena propiocepción y de una rodilla sin dolor. Las sesiones serán progresivas en cuanto al volumen, intensidad, y dificultad. Los ejercicios de apoyo y de pliometría son primordiales, pero se deben ejecutar con prudencia. Los trabajos de resistencia sobre bicicleta son una alternativa menos limitadora a nivel articular.

ejercicios para fortalecer la rodilla


La Cuestión de la Musculación


Es evidente que durante la primera parte de la reeducación, los ejercicios para fortalecer la rodilla, y particularmente de los cuádriceps, no puede realizarse en gimnasio. Tiene que realizarse con ayuda de un terapeuta. Por el contrario, cuando la movilidad comienza a volver, la musculación de los cuádriceps puede retomarse. Concretamente con esfuerzos ligeros y excéntricos de una parte, y con trabajo de equilibrio por otra parte.

Con relación a esta línea de conducta, una herramienta particularmente interesante para reducir la pérdida de masa muscular con relación a la reducción de actividad, es la electroestimulación. Simplemente porque permite mantener la actividad, a menor medida con relación a auténticos ejercicios, sin creación de movimiento, el problema precisamente tras una operación de rodilla.

ejercicios para fortalecer la rodilla


Ejercicios para Fortalecer la Rodilla | Conclusión


Estas ejercicios para fortalecer la rodilla intentan ofrecer los grandes principios y las grandes líneas en las que debe basar la reeducación. Siempre conviene fijarse en poder retomar la actividad deportiva, pero nunca antes de 45 días después de la operación, y adaptar la reeducación para conseguir progresivamente llegar a una rodilla perfectamente funcional.

 

Escrito por Fabián Aarón

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!