Entrenamiento

Carreras Populares en Sevilla | Doñana Trail Marathon


Información General de Doñana Trail Marathon


Lugar de comienzo Sevilla, España
Fechas para este año 2016 Sábado 5 de Noviembre
Km Recorridos 73 Km
Precio 35-65€ (Dependiendo de la antelación de la compra)
¿Qué incluye? Camiseta, Almuerzo, agua, Bebidas Hidratantes, Trofeo, Tiquete de Bus para bajar de la Cima, bajada de meta a zona pradollano, fotografías y video de salida de meta

 


Pistoletazo de salida 


 

Sonó el pistoletazo de salida y el ritmo inicial era incómodamente lento. Había un coche de temporización delante, que parecía orquestar la velocidad así que traté de adelantarlo pero los otros corredores me gritaron. Estaba confundido, pero me explicaron que los primeros 5 km por la ciudad estaban controlados y por eso teníamos que correr juntos. Estaba sufriendo corriendo a ese ritmo de unos 6 min/ km. El récord estaba establecido en 5 horas 22 minutos, a una media de 4.20/km, así que pasé los siguientes cinco minutos recalculando el ritmo al que tenía que correr.

Doñana Trail Marathon

Esos 5 kilómetros se convirtieron al final en unos 7, y en cuanto unas banderas salieron del coche, uno de los corredores salió disparado. ¡La verdadera carrera había comenzado! No estaba seguro de si su ritmo parecía tan rápido por haber estado 7 km casi dormidos, así que le eché un ojo a mi GPS y  estaba en torno a los 4.15 / 4.20. Ese aumento en la velocidad era como despertarse de un inusual sueño.

Formamos un grupo y pasamos la marca de 10 km y 15 km cómodamente, sin problemas. Uno de los ciclistas de la organización vino hacia nosotros y nos dio información sobre el corredor que iba por delante. “Está 2 minutos por delante…3, 4”. Creo en el 18km la ventaja que nos sacaba era de 5 minutos. Eso es nada fácil de hacer y me preocupaba que se le dejábamos aumentar esa diferencia se convertiría en el margen de la victoria. Me sentía bien y estaba concentrado así que pregunté:

“El hombre de delante, ¿es rápido o está loco?”

“No sé” fue la respuesta.

Corríamos a un ritmo de 4.20 / 4.15 lo que significaba que en el 18 km, teniendo en cuenta los  primeros 7 kms controlados, llevaba un ritmo de 3.50. Pensé que era un ritmo factible en una carrera llana de 73 kms así que aumenté el ritmo y dejé el grupo.

Empecé a recibir mejores noticias de, ahora, dos ciclistas, que venían de vez en cuando. Me sentía bien corriendo solo de nuevo, reencontrándome con mis pensamientos

¿Cómo siento mi cuerpo? ¿Cuándo me tomé el último gel? ¿Estoy bebiendo lo suficiente?

y por supuesto, mis cuentas: 7 x 6 minutos = 42 minutos. 5 horas 22 menos 42 = 4 horas 40 minutos, dividido entre 66 km restantes = 4.15/km de media.

En ese momento estaba corriendo a un ritmo de 4 mins, y tenía la sensación de que podía aguantarlo durante 5 horas. Justo después del 30km me tomé el último gel que llevaba y en cada punto de control llenaba mi botella con agua ya que no había ninguna bebida deportiva. Esa misma mañana dejé una bolsa con mis cosas que se llevaría al puesto de control del 35km. Contenía otros 5 geles, suficientes para durar hasta el final al ritmo de carrera que tenía planeado más otro para ” un caso de emergencia”. ¡Sabes que tienes problemas cuando tu plan de emergencia es una bolsita con 32 gramos de azúcar!


A medio camino


El punto de control del 35 km me deparaba muchas sorpresas. En primer lugar, por fin alcancé  “al corredor de delante”, quien para mi sorpresa, estaba haciendo la primera parte de una carrera de relevos. Me pareció muy gracioso que nadie lo hubiese mencionado y más gracioso aún, el hecho de haber estado persiguiendo a un fantasma durante prácticamente las 3 últimas horas.

Doñana Trail Marathon

La siguiente sorpresa fue que mi bolsa no había llegado. Tras 2 o 3 minutos de una búsqueda volví a salir, sabiendo que podría ser un problema muy pronto. Seguí el mismo ritmo, ahora acompañado por los dos ciclistas que me ofrecían buena compañía y conversación.

Mi mayor preocupación era no tener azúcar o electrolitos suficientes para terminar el trabajo, pero en ese momento la única solución era llegar a la meta lo más rápido posible. Recuerdo pasar la marca de 52km cuando llevaba poco más de 3 horas y 30 minutos corriendo y pensé:

“Queda solo media maratón para acabar”

Siendo una locura viéndolo ya con perspectiva, continué al mismo ritmo. Los dos ciclistas me informaron de que tenía una sólida ventaja de 15 minutos, pero yo continué manteniendo el ritmo, pensando que podría correr esa media maratón en 90 minutos y conseguir una marca por debajo de las 5 horas.

Llevaba 60 kilómetros en 3 horas 58 minutos pero durante esos 20-30 minutos habían aparecido unos molestos calambres en ambos cuádriceps. Estaba claro que estaba sufriendo. Uno de los ciclistas de montaña me ofreció un gel.

Pensé, “¿de dónde demonios ha sacado eso?”

Demasiado tarde. Recordaba que había un puesto de control a 11km de la meta, en la marca 62km con bebidas isotónicas, agua y médicos. Me eché agua en los cuádriceps para tratar de enfriarlos y un médico me ofreció spray frio. Me sentía como un drogadicto desesperado sin dosis a las 5 de la mañana de un domingo. Cogí todo lo que pude. No funcionó. En menos de 500 metros ya estaba andando, frustrado conmigo mismo por los errores que había cometido.

Había fracasado, pero me centré en el lado positivo. “Una tirada larga de 60 kilómetros a un ritmo 4 minutos”. Tiré la toalla ante la incredulidad de la organización. Tenía aún una gran ventaja, ¿por qué no seguir? Abandonar no me molesta. Escucho a la gente teme la temida DNF (No terminó) y se preguntan por qué. Vine para correr una carrera y no lo hice, ya fuese el primero o el último, a pesar de los obstáculos, etc, mi plan había fracasado.

Me metí en el coche, me llevaron hasta la meta, vi a los ganadores cruzar la meta, comí lo que pude y luego busqué durante horas el autobús para volver a punto de salida de la carrera.


Lecciones que aprendí


Doñana Trail Marathon

  1. Lee las normas, directrices e información exhaustivamente sobre el inicio, la carrera, lo que sucede en el día. Si están en otro idioma, consigue a alguien para que las traduzca de manera adecuada.
  2. No dependas de tu bolsa de avituallamiento. Entrenas para un evento durante semanas y luego confías en una persona o personas que no conoces para que entreguen algo tan crucial para que tu plan salga según lo previsto. No hay necesidad de culpar a la organización, más del 90% de las bolsas llegan. Tuve mala suerte, pero no debería haberme expuesto así.
  3. Podría decir, “sigue siempre tu plan para la carrera” pero yo no creo en eso. Si te sientes bien, genial; ve más rápido pero ten en cuenta los km y horas que vas a estar ahí fuera. Sigo contento por intentar ganar pero sí, actuaré de forma más inteligente la próxima vez.

Doñana Trail MarathonAprende de tus errores y sigue adelante. ¡Más rápido, más fuerte, más en forma!

Escrito por Lee Grantham

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!