Entrenamiento

Diabetes y ejercicio físico | ¿Cómo hacerlo?

Diabetes y ejercicio físico | ¿Cómo hacerlo?

Decir que el ejercicio físico regular es bueno para la salud puede parecer muy obvio, pero todavía hay personas que no acaban de concienciarse con ello. Todo el mundo debería hacer ejercicio (obvio también) pero en especial las personas con diabetes, ya que está más que comprobado el hecho que diabetes y ejercicio son una combinación ganadora.

Antes de hablar sobre la relación entre diabetes y ejercicio, vamos a ver de forma resumida qué es la diabetes para ir entrando en materia.


¿Qué es la diabetes?


La diabetes es una enfermedad crónica, excepto la diabetes gestacional que se desarrolla solo durante el embarazo. En teoría, después del parto los niveles de azúcar en sangre vuelven a la normalidad, pero también se dan casos en los que pasa a ser crónica. En la diabetes, el metabolismo produce un exceso de azúcar en la sangre y orina debido al mal funcionamiento de la hormona insulina, la cual puede o bien reducir su trabajo, o directamente quedar anulada.

Los enfermos de diabetes deben literalmente cambiar de hábitos para poder controlar la enfermedad y reducir así el daño que esta pueda ir causando de forma progresiva en el organismo. Entre estos cambios de hábitos, los más importantes son a nivel nutrición, ya que se debe llevar un estilo de vida saludable cuidando mucho la alimentación.

diabetes y alimentación

Para evitar subidas bruscas de azúcar en la sangre, se debe reducir la ingesta de hidratos de carbono como arroz, pasta, patata, cereales, etc. Pero ojo, se deben reducir las cantidades, no eliminar estos alimentos de la dieta. Esto se debe a la alta cantidad de hidratos de carbono/azúcares que contienen estos alimentos, por lo que será mejor optar por fuentes de hidratos de carbono fibrosos y acuosos como las verduras y hortalizas.

Entonces, ¿qué relación hay entre diabetes y ejercicio? ¿Cómo puede beneficiar la práctica de ejercicio a las personas que padecen diabetes? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!


Relación entre diabetes y ejercicio


Cuando se realiza algún tipo de ejercicio físico, el cuerpo utiliza el glucógeno como fuente principal de energía. El glucógeno es la forma en la que el organismo almacena los hidratos de carbono que ingerimos, y los puede almacenar tanto en el hígado (glucógeno hepático) como en los músculos (glucógeno muscular). De esta forma, resulta mucho más sencillo acceder a las reservas de energía para ser utilizadas durante el ejercicio.

Puesto que el organismo recurre a las reservas de glucógeno como fuente principal de energía durante la práctica de ejercicio físico, se reducen los niveles de azúcar en la sangre, reduciendo así los efectos de la diabetes.

Pero todavía hay más, ya que la práctica de ejercicio, además de reducir los niveles de azúcar en la sangre, mejora el funcionamiento de la hormona insulina. Esto hace que se puedan controlar mucho más y mejor los niveles de glucosa en la sangre, mejorando considerablemente la salud del diabético.

Hasta 24 horas después de la práctica de ejercicio físico, la hormona insulina sigue funcionando a pleno rendimiento para rellenar los depósitos de glucógeno hepático vaciados durante el ejercicio físico, por lo que los niveles de azúcar en la sangre seguirán siendo estables. Precisamente por este punto es tan importante realizar algún tipo de ejercicio físico todos los días, para que la hormona insulina se mantenga activa y se mantengan niveles adecuados de azúcar en la sangre.

diabetes y ejercicio físico

Además de todo esto, realizar ejercicio físico a diario te permite eliminar grasa acumulada y adelgazar mientras mantienes un estilo de vida saludable. También mejora la circulación de la sangre y aumenta la capacidad pulmonar, ya no solo de los diabéticos, sino de todo el mundo que lo practique.

El ejercicio es una de las mejores terapias que existen hoy en día, ya que son tantos sus beneficios para nuestra salud que podemos llegar a sentir que lo necesitamos para sentirnos mejor. Sus beneficios son tanto a nivel físico como mental, incluso mejora nuestras relaciones sociales ayudando a conocer gente nueva muy frecuentemente.


Pautas a seguir al hacer ejercicio con diabetes


  • El mejor tipo de ejercicio que se puede realizar cuando se tiene diabetes, es el ejercicio aeróbico como por ejemplo andar, trotar, correr, nadar o ir en bicicleta.
  • La intensidad del ejercicio debe ser moderada y sin grandes esfuerzos físicos que lleven a la persona al límite.
  • La duración de cada sesión de ejercicio deberá ser de al menos 30 minutos al día, siendo lo más recomendado alrededor de una hora.
  • A ser posible, se recomienda realizar el ejercicio a la misma hora cada día para llevar un mejor control del azúcar en la sangre.
  • Las personas diabéticas deberán llevar un distintivo que indique que son diabéticas, como una pulsera o una chapa en la ropa.
  • Siempre lleva contigo una botella de agua para mantenerte bien hidratado antes, durante y después de cada entrenamiento, y lleva contigo también alguna fuente de azúcar de asimilación rápida como fruta, zumo o caramelos azucarados.
  • Ante el menor síntoma de una bajada de azúcar (hipoglucemia) detén la actividad física y consume alguna de las fuentes de azúcar que lleves contigo cada 10 minutos hasta que desaparezcan los síntomas.

Conclusión


Como hemos podido comprobar, la relación entre diabetes y ejercicio físico es muy directa. De hecho, todo son ventajas cuando se trata de hacer ejercicio. Así que ya sabes, ponte tu ropa deportiva y ¡a entrenar!

Escrito por Rubén Del Toro

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!