Entrenamiento

Baile y dieta para perder peso

Baile y dieta para perder peso

 


 

Las innegables virtudes de la piña hicieron que desde comienzos de los años 70 del siglo pasado, varias dietas basadas en esta fruta se pusieran de moda. Una de estas dietas es a base de piña y de pomelo, que cuando se combinan con otros alimentos, permite bajar entre 2 y 3 kilos en una semana.

Adelgazar con la dieta de la piña, que como el resto de regímenes rigurosos para perder peso debe ser evaluado por el médico, no puede realizarse más que durante siete días, porque de otra manera el organismo se debilitaría.

Perder peso con la piña

 

Durante los primeros 3 días, tan sólo se debe comer pomelo o piña, zumo o fruta. Para los 4 otros días, está permitido seguir una alimentación variada, con carne, pescado, huevos, y ensalada. La piña formará parte del postre.

 

Está prohibido tocar el azúcar, el alcohol y las bebidas con gas. Dado que se trata de una dieta con pocas calorías, el peso perdido se retoma fácilmente, por esta razón es necesario mantenerse alejado de los alimentos que engordan. Las propiedades de la piña, tanto a nivel de diuresis como para quemar grasas, hacen de esta fruta el alimento ideal para comenzar a perder peso.

Cabe destacar que esta dieta a base de piña y de otras frutas no se recomienda para personas que sufren infecciones urinarias o diabetes.

 

Además de la piña, el baile para perder peso

 

Bailar es uno de los métodos más alegres para perder esos kilos de más. Se ha demostrado que independientemente del estilo del baile, se pueden quemar entre 300 y 700 calorías cada hora, conjugando al mismo tiempo el placer con la necesidad, lo que no siempre es posible en los gimnasios o cuando se siguen una serie de dietas de moda.

De hecho, bailar reduce el estrés, puesto que nos hace olvidar momentáneamente los problemas cotidianos.

 

Bailar para adelgazar

 

Además, el baile hace que se trabajen ciertos músculos menos utilizados en la vida cotidiana, y refuerzan las articulaciones, manteniendo las posturas correctas, incluidas las de la espalda, que normalmente se suelen descuidar.

 

El baile suele ir asociado a la fiesta, y por esta razón disfraza la atención de la intensidad del ejercicio y el cansancio que puede provocar. Además de exigir una gran dosis de creatividad, con la danza se aleja la pereza y el aburrimiento que ciertas rutinas físicas despiertan en las personas.

 

Una sesión de baile dura una hora y ayuda a perder, en función del ritmo, entre 600 y 1000 calorías. Con dos o tres sesiones a la semana, el resultado en la pérdida de peso se ve rápido. Cuando se baila, se trabajan muchos músculos, pero sobre todo se entrena el corazón. Finalmente, con el baile se mejora la flexibilidad, el sentido del equilibrio, el dinamismo, el estado de humor y el sueño.

Si tuviera que decantarme por un estilo de baile concreto, diría que el mejor es la Salsa Latina, puesto que gracias a su riqueza musical ofrece un estilo de danza creativa, que ayuda a sudar, bien en solitario, en pareja o en grupo.

 

Al combinar ambas cosas, el baile y una dieta de ataque como la de la piña, potenciamos la pérdida de peso pero es necesario tener en cuenta que al realizar este tipo de dietas nos estamos sometiendo a un régimen restrictivo y por tanto la actividad física debe ser moderada, bailar sí pero sin abusar y mejor si en todo momento nos divertimos.

 

Fausto Ramírez

No hay etiquetas para el post



Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!