Entrenamiento

¿Cómo Adaptar tu Entrenamiento al Horario de la Uni?

Ser un estudiante puede parecer lo último que vaya ligado a entrenar regularmente sin ser un académico del deporte. Pero resulta que hay muchos puntos positivos relacionados con el ejercicio que afectarán de forma directa a los estudios, como la eficiencia y la perspectiva de los factores más estresantes de ser un estudiante. Ahora bien, encontrar el tiempo para tu entrenamiento diario dentro de la ajetreada agenda de un estudiante ya es otra cosa.


¿Cómo Adaptar tu Entrenamiento al Horario de la Uni?


1. Márcate objetivos realistas

No se trata de aumentar tu masa muscular a niveles desorbitados o de prepararte para las olimpiadas, se trata de saber que esperas de tus entrenamientos y ver como conseguirlo.

2. Dale la misma prioridad que a tus clases

Añade unas cuantas casillas más a tu horario de clases para ver donde puedes encajar los entrenamientos. En un día ajetreado, un entrenamiento rápido puede mantenerte emocionalmente estable y te permitirá desahogarte fuera de la clase, mejorando tu estado de ánimo para lo que la noche te tiene preparado.

Hablando de la noche, es probable que quieras programarte un entrenamiento intenso para la mañana siguiente de tus clases nocturnas de baile y así quemar las toxinas y evitar la resaca.

adapta tu entrenamiento

3. Encuentra el equilibrio

Hay muchas cosas que puedes encontrar mucho más apetecibles que entrenar cuando eres estudiante y la vida de universitario no es como las demás. En lugar de ir eligiendo sobre la marcha, hazte una lista mental y márcate unas prioridades (siempre después de lo relativo a tus estudios). El ejercicio siempre tiene cabida dentro de cualquier horario, ya que conseguirás un cuerpo y mente más saludables que te permitirán realizar el resto de cosas de tu lista. Por lo tanto, se trata de averiguar donde y cuando encaja, en lugar de dejar que te impida hacer otras cosas.

4. Piensa en hacer ejercicio, no en el gimnasio

La falta de fondos puede ser un inconveniente importante para apuntarte a cualquier gimnasio o a las clases de yoga a las que tenías pensado apuntarte, y haciendo más horas en un trabajo a media jornada no te dejará el tiempo que necesitas para entrenar entre tus trabajos y proyectos de carrera. Cuando es un precio razonable en base a tu presupuesto, hacerte socio de un gimnasio puede ser una inversión interesante que hay que analizar, pero no tiene que ser todo o nada.

Si tu bajo presupuesto es lo único que no te permite entrenar, es hora de cambiar el chip y entrenar en base a tus posibilidades. Puedes ponerte tus zapatillas y salir a hacer cardio y tus ejercicios de resistencia, mucha más gente de la que crees ha conseguido resultados impresionantes sin tener acceso a un gimnasio. Si necesitas más ideas, echa un vistazo a nuestros artículos sobre entrenamientos sin presupuesto y hacer ejercicio sin material deportivo.

5. Haz que sea algo positivo, no una carga

Bien, entonces no quieres ser un cachas musculoso que no tenga ningún título del que presumir al final de la carrera. Los bíceps no te ayudarán precisamente en tu examen final de carrera, las sentadillas no te ayudarán con tu tesis de sociología y el HIIT no te hará despuntar en un seminario.. o si?

Bueno, en un sentido literal, si priorizas el gimnasio ante tus estudios, obviamente tu cuerpo mejorará pero tu educación no. Pero si priorizas el entrenamiento por encima del resto de cosas a parte de los estudios, se ha demostrado que los efectos que producen los entrenamientos tiene un gran impacto a la hora de afrontar las decisiones como estudiante.

entrenamiento hiit

La primera razón es el estrés. Está demostrado que el ejercicio cardiovascular regular ayuda a controlar las situaciones de estrés, esto resulta muy práctico cuando te queda poco tiempo para entregar un trabajo y te sientes desbordado. Las endorfinas que producen los entrenamientos te ayudarán a mantener el equilibrio general de tu cuerpo. Con menos estrés distrayendo tu mente, serás capaz de llenarla con los conocimientos que necesitas para tus estudios.

Otra buena razón para mantener el ejercicio como parte de tu rutina diaria es la disciplina que adquirirás, lo que te permitirá gestionar mejor tus cargas universitarias.

Traducido por Rubén Del Toro

No hay etiquetas para el post



Ruben del Toro

Ruben del Toro

Editor y Escritor

Amante del deporte y de la vida en general. Me gusta escribir, la mantequilla de cacahuete, los cheat meals y mantenerme en forma de la única forma que sé.. ¡¡Entrenando!!