Entrenamiento

6 Consejos para Sobrellevar una Lesión Deportiva

La mayoría de personas involucradas en el deporte suelen sufrir una lesión deportiva de diversos grados en algún momento de su vida deportiva. A menudo es sólo una pequeña tontería que desaparece en unos días, pero ¿qué pasa si es más que eso?
Ya se trate de correr o levantar pesas, tu deporte se convierte en una piedra angular de tu vida y cuando se padece una lesión deportiva significa que estás fuera de juego de unas semanas a algunos meses y es fácil frustrarse.

Hay dos aspectos a tratar con una lesión deportiva seria, lo primero es el lado físico. Sin una salida para toda esa energía, muchos atletas encuentran que están inquietos, irritables y no pueden dormir. Esto también incluye preocuparse por la pérdida de aptitud física, un aumento de peso significativo y la preocupación por si será capaz de volver al mismo nivel que antes. Hay rehabilitación física a considerar también.

En segundo lugar es el lado mental. Un individuo puede sentirse solo o aislado sin el apoyo de los compañeros de entrenamiento. Para muchos, el ejercicio es un mecanismo de afrontamiento para el estrés y la ansiedad.

Ya se trate de un hueso roto o una lesión grave de los tejidos blandos, he aquí algunos consejos que te ayudarán a mantener intacta tu salud física y mental durante una lesión deportiva.

entrenamiento hombro


6 Consejos para Sobrellevar una Lesión Deportiva


# 1 Tómate la rehabilitación como un programa de entrenamiento

No debes tener prisas a la hora de recuperarte de una lesión deportiva, por lo que la clave para asegurarte de que te recuperas correctamente es tomar el tiempo necesario para la rehabilitación.

Si estuvieras entrenando para tu primera maratón no saltarías directamente a los 30 km de entrenamiento… pues lo mismo en la rehabilitación. Sigue tu programa tal como está escrito, paso a paso.

✓ Tómalo con calma y toma conciencia de lo que te dice tu cuerpo. Mantén un “diario de entrenamiento” donde puedas registrar mejoras cada semana y establecer pequeñas metas alcanzables.

# 2 Encuentra otra salida

Sólo porque estás herido, no significa que no hay nada que puedas hacer. Estarás fuera de las actividades de alto impacto durante varias semanas, pero no sin poder hacer nada completamente. A continuación, debes verlo como una oportunidad para trabajar en otras áreas de tu condición física.

✓ Encuentra programas de Yoga que no afecten tu lesión para trabajar tu equilibrio y fuerza.

✓ Trata de nadar o montar en bicicleta como actividades de menor impacto para mantener tus niveles de condición física.

Si tu lesión no te permitiera ni estas actividades de menor impacto entonces es tu oportunidad de canalizar tus energías en otra actividad diferente por completo. ¿Siempre quisiste aprender a tejer? ¡Ahora es tu oportunidad!

entrenamiento quemar grasa

# 3 Involúcrate

No te aísles porque estés lesionado. Si tu deporte es tu red de apoyo, asegúrate de permanecer involucrado.

✓ Date una vuelta por el entreno y ayuda al entrenador, o si echas en falta una gran carrera, ves y anima a los demás.

✓ Mantente en contacto con eventos sociales de tu equipo o club y asegúrate de asistir a las reuniones; para un café, etc.

✓ Recuerda que todo lo que consumía tu deporte era antes de que te lesionaras y recuerda que aunque la gente puede que no haya estado en contacto contigo, eso no significa que no les importe o que no quieran ayudar. Toma la iniciativa y mantén el contacto.

# 4 Mantente positivo

Es fácil perder el entusiasmo por tu recuperación. Recuerda que esto es probablemente algo temporal, unas pocas semanas fuera de todos los años que todavía tienes por delante.

Las técnicas de visualización que pueden ser tan útiles en deportes también pueden ser útiles para ayudar a la recuperación de una lesión.

✓ Visualízate volviendo más fuerte y mejor, imagina que esos huesos se tejen de nuevo y que tus ligamentos se curan. Esto puede sonar absurdo para ti pero te sorprenderá los efectos físicos que puede tener tu fuerza mental.

entrenamiento de abdominales

# 5 Tu dieta

Si el aumento de peso es una preocupación al tener poca actividad física, entonces ten en cuenta que es posible que tengas que controlar más tu dieta que antes.

✓ Mantén un diario de alimentos y concentrarte en comer alimentos que podrían ayudar a tu recuperación.

✓ Asegúrate de que estás recibiendo suficiente proteína para la reparación de tejidos y trata de no recurrir a la comida basura para alegrarte. Alternativamente, podrás crear tus propios caprichos con algunas recetas saludables.

# 6 Sé realista

Cuando sea el momento de comenzar a regresar después de tu lesión es importante mantener la paciencia utilizada durante todo tu plan de rehabilitación, ya que no podrás volver inmediatamente al mismo nivel que antes.

Recuerda, si conseguiste llegar a ese punto una vez, lo conseguirás de nuevo, pero sin tener prisa, ya que tu cuerpo necesitará adaptarse poco a poco de nuevo al entreno.

✓ Acércate lentamente a tu regreso. Planifica cuidadosamente tus ejercicios y construye lentamente tu nivel anterior.

¡Con todo el trabajo que has estado haciendo en tu fuerza y ​​equilibrio básicos mientras estabas lesionado, no tardarás mucho en estar mejor que antes!

entrenamiento-con-pesas-2

¡Toma Nota!

Recuerda que aunque una lesión pueda parecer devastadora y algunos meses de descanso puedan parecer como media vida, la realidad es que la mayoría de las lesiones deportivas son a corto plazo y las lecciones aprendidas de ese periodo de lesión pueden hacerte regresar como un mejor atleta.

 

Escrito por Gemma Seager

Traducido por Patricia Rosa

 

Obtenga mejores resultados con estos productos Myprotein:


Myprotein

Myprotein

Escritora y Experta


¿Quieres enterarte de las ofertas más exclusivas? Únete al grupo de Whatsapp 📲 de Myprotein ✅ ¡Suscríbete!